Look and Fashion

diciembre, 2013

15dic 13

Kristen Wiig o cómo lucir piernas

Habitual del programa de humor Saturday Night Live, Kristen Wiig se ha hecho imprescindible también como cómica en películas, la última, La vida secreta de Walter Mitty, protagonizada y dirigida por Ben Stiller.

Kristen-Wiig

En La vida secreta de Walter Mitty, Walter (Ben Stiller) es un empleado algo tímido de la revista Life. Su trabajo consiste en positivar los negativos de los fotógrafos, pero en la era digital cada vez es menos habitual y cuando la empresa comunica que Life deja de hacerse en papel para pasar a ser una .com, su trabajo es uno de los que se ven afectados.

Walter está enamorado secretamente del personaje interpretado por Kristen Wigg, una divorciada con un hijo, que también trabaja en la revista. A la actriz le han teñido el pelo y la diseñadora de vestuario, Sara Edwards, ha elegido para sus diferentes looks camisas de manga larga de seda, de colores naturales, sin estridencias, con faldas por encima de la rodilla y zapato plano. Esta mujer no destaca por sus looks, pero tiene buen gusto y sabe combinar con acierto sus prendas.

kristen-wiig-ben-stiller-secret-life-of-walter-mitty

Durante la promoción de esta divertidísima comedia, con poso agridulce, que se estrena en España el 25 de diciembre, Kristen Wiig optó por esos mismos tonos pero con una gran diferencia: le encanta presumir de piernas. Y no nos extraña. ¡Si en La boda de mi mejor amiga se camelaba a Jon Hamm! Bromas aparte, la actriz se sabe sacar partido, como con el outfit con el que apareció en Sidney en tonos beige, camiseta sport, shorts y taconazo.

Excepcionalmente, se apuntó a la tendencia lencera con este vestido de Marchesa de primavera 2014 que lució en Nueva York, con un top y falda larga en tono champán, muy elegante, con unos zapatos de Jimmy Choo.

En la premiere en Berlín también optó por un largo con este Martin Grant geométrico en blanco y negro primavera 2014, en el que destaca la falda abullonada con unos tacones de Manolo Blahnik.

Para la premiere en Sidney se atrevió con este vestido con transparencias de J. Mendel primavera 2014 en tonos blancos y amarillos, con remate en negro que acompañó con unos Louboutin negros.

 

Igual de corto, que es el tipo de vestido estilo 60s que a ella parece gustarle tanto,  apareció en Los Ángeles, con un vestido mini en color nude de Balenciaga, que conjuntó con unos Loubotin en gris (el mismo modelo que lució en negro arriba).

En otras ocasiones, como en 2012, hemos visto a Kristen Wiig con sus vestidos minis, como éste de Theyskens’ Theory, y con la melena suelta y luciendo unos zapatos con plataforma muy divertidos en tonos tropicales de Nicholas Kirkwood.

Hace años de rubia y con la melena más corta era aún más atrevida, con este modelo en negro con sandalia de tacón y media lencera.

En las producciones de moda opta por un estilo más rockero y juvenil

Pero siempre divertido…

Pronto veremos a Kristen Wiig también en la secuela de la comedia El reportero: la leyenda de Ron Burgundy, junto a Will Ferrell.

Seguir leyendo
02dic 13

Estilo Naomi Watts como Lady Di

Naomi Watts protagoniza Diana donde se mete en la piel de Diana de Gales en sus dos últimos años de vida. Una de las bazas de este drama romántico es la transformación de la australiana en Lady Di.

diana-watts

Naomi Watts ha confesado que para interpretar a Diana de Gales se ha preparado más que para ningún otro papel. Hasta utilizó el mismo perfume que usaba Lady Di. Además de su característica voz, que la actriz tuvo que modular, se fijó al detalle en cómo movía las manos, la cabeza y se tocaba el pelo. Pero, entre otras cosas, lo más atractivo de la película del alemán Oliver Hirschbiegel que la actriz presentó en Londres y que se estrena en España el 13 de diciembre, es la caracterización de la actriz australiana y su vestuario.

El diseñador Julian Day (Rush, Nowhere Boy) usó una paleta de colores en azul marino, negro y crema en el vestuario de la película. En los dos últimos años que retrata la película, Diana de Gales iba vestida de forma sencilla, pero elegante. Era un estilo clásico en el que predominaban los vestidos y los pantalones capri con chaquetas y mocasines.

Varios diseñadores han participado en la película. De la casa Versace, uno de sus modistos favoritos, se reprodujo el vestido azul que la princesa lució en la gala benéfica en Sidney de Victor Chang.

Jacques Azagury prestó dos de los vestidos que usó la propia princesa.Pero, en realidad, la idea era reproducir más el estilo que copiar sus outfits, ya que no se trata de un documental. Sólo se clavaron los conjuntos en las escenas que el espectador puede recordar (la cena de Victor Chang, la famosa entrevista, cuando apareció contra el uso de las minas…).

Noriko Watanabe (Memorias de una geisha, Retrato de una dama) se encargó del peinado y del maquillaje, gracias a numerosas fotografías de Diana tomadas entre los años 1996 y 1997. Como explicaron los productores de la película no querían hacer una caricatura de la princesa.

Para el peinado se utilizaron cuatro pelucas, de varios colores y largos de melena. Según comentó la actriz en un día de rodaje podía cambiarse varias veces de peinado, dependiendo del año en el que transcurría la trama. No sólo el pelo fue importante en la transformación de la actriz de Lo imposible, también su nariz. Después de probar varias opciones optaron por colocarle una pequeña prótesis en el caballete.

El pelo y la nariz se unían a la mirada tan particular de la princesa, por lo que Naomi Watts tuvo que usar bastante rímel y un eyeliner fuerte, además de depilarse las cejas. Todos estos son detalles que no te pasaran desapercibidos cuando veas la película.

Seguir leyendo

Newsletter ¡HOLA! Fashion

Tu e-mail:

Twitter

Facebook

Pinterest

Follow Me on Pinterest