Look and Fashion

noviembre, 2012

30nov 12

Nene Leakes, fuera complejos

Fuera complejos! Nene Leakes hace lo que le da la real gana cuando pisa la alfombra roja. Altos Louboutin y vestidos ceñidísimos. Tener actitud es lo que cuenta.

Nene Leakes se hizo popular por el reality The Real Housewives de Atlanta; luego apareció en la serie Glee y ahora triunfa con otra serie de Ryan Murphy, The New Normal.

Si en esta serie “lo normal nuevo” es que una pareja de gays contrate a una madre de alquiler, en el caso de esta curvilínea actriz y showwoman “lo normal nuevo” es que se puede ser negra, trabajar para un gay y decir las cosas muy claritas sin despeinarse.

Con el pelo muy corto y teñido de rubio, Nene Leakes siempre va impecable, pero no sólo en la serie, donde no se priva de caprichos, también en la vida real. Es un ejemplo para las chicas que se sientan frustradas por sus kilos de más. Sabe sacar lo mejor de sí ya vaya ajustadísima o lleve minifalda. Y tiene 45 años! Está genial.

Estas mules son un diseño propio junto al artista pop Robert Pruitt, mezcla de leopardo, cebra en los tacones, con ángeles y demonios panda en la suela.

 

Vestido rojo de ALC Landry con unos tacones Louboutin.

 

Espectaculares los botines leopardo de Jimmy Choo.

Se atreve con este Hervé Léger de diseño geométrico, tal vez lo menos afortunado que se podría poner.

Seguir leyendo
29nov 12

Pelirrojas al poder!

Deborah Ann Wol es una de las muchas actrices que presume de melena rojiza. ¿Quién dijo que los pelirrojos estaban en peligro de extinción?

La broma la escuché el otro día en los extras del dvd de la tercera temporada de Glee, en la que Emma, la profesora pelirroja, cenaba con sus padres y su novio, el profesor del coro de Glee. La pareja escucha con preocupación cómo los padres de ella están convencidos de que si entre los pelirrojos no se cuidan se extinguirán en 30 años. Pues en Hollywood nada más lejos de la realidad. Hay muchas actrices cuyo tono de pelo es pelirrojo y es más, muchas de ellas, cansadas del rubio, se han pasado a este tono mucho más sexy. ¡Es el color del fuego! Debajo, algunas de ellas: Christina Hendricks, Blake Lively, Alicia Witt, Marcia Cross, Lauren Ambrose, Cynthia Nixon, Alyson Hannigan, Jane Levy, Coco Rocha, Laura Prepon, Angie Everhart, Jennifer Morrison, Isla Fisher, Nicole Kidman, Bryce Dallas Howard y Emma Stone.

 

Como en todo, la melena pelirroja tiene un peligro: pasarse, como en el color llama ardiente de Rihanna o el decolorado raruno de Cher (¿peluca?). A Tilda Swinton le queda genial su rapado en rojo, y a actrices pecosas como Lindsay Lohan (o Julianne Moore) les sienta de lo más natural. Hasta la Barbie ha tomado nota de las últimas tendencias, un estilo que hizo muy popular en los 60 la genial actriz Lucille Ball.

¿Te teñirías de pelirrojo? ¿Eres pelirroja y presumes de color?

Seguir leyendo
26nov 12

Vestidos geométricos en blanco y negro

Ana de Armas se apunta al Stella McCartney de la temporada. El vestido en blanco y negro con formas geométricas hace furor entre las celebs.

Alicia Keys también se ha enamorado de este vestido de Stella McCartney. No es para menos, disimula las curvas como ninguno. No es el único diseño que triunfa: también lo hace en blanco y negro de Dior Marion Cotillard, con un vestido mini por delante y largo por detrás con bolsillos.

De corte muy parecido al de Stella McCartney tenemos estos dos modelos de Kim Kardashian más ancho y que conjunta con sus famosas botas altas y el de Olivia Wilde que se arriesga dando una nota de color (rojo) en sus tacones.

El blanco y negro también se lleva en modelos más clásicos, con la falda larga en negro y el top en blanco, ya sea con lazo enorme en el pecho como el Valentino de Jennifer Aniston o con cuello halfter como en el caso de Laura Dern.

Cameron Diaz lo conjunta al contrario: con el top en negro y la falda en blanco con este modelo también de Stella McCartney. En el caso de Kristen Stewart, Balenciaga apuesta por la misma combinación pero con el top en blanco y con pantalones en negro.

Mi favorito es el Chanel de Michelle Williams en blanco, con toques en negro en los hombros y en el bajo del vestido, y con cinturón. El peor es el Miu Miu de Rihanna con un top que le hace aire, una falda arrugada y unos tacones grises que no pegan nada.

Seguir leyendo
23nov 12

Las curvas de Kim Kardashian

Kim Kardashian es de esas mujeres voluptuosas que intenta sacarse partido de sus curvas. Hay veces que las tendencias se lo ponen difícil.

Que el negro sea su color favorito es obvio. Es ideal para las mujeres con curvas, porque disimula y obliga a desviar la mirada a otras zonas del cuerpo como las piernas con una minifalda o el pecho al descubierto. Las marcas favoritas de Kim Kardashian hay que buscarlas en sus accesorios, bolsos y zapatos (es adicta a Tom Ford). La mayoría de sus vestidos son de Dorothy Perkins. Otras marcas de la casa: pelo suelto y taconazo.Una bota alta como estas de Tom Ford y un trench de cuero sujeto a la cintura son geniales para estilizar la figura (el bolso es de Hermes). También una minifalda como este vestido de Dorothy Perkins con sandalias de Tom Ford.

Arriesgando con vaqueros pitillo de R13 y escotado top de tirantes, con tacones plateados de Jimmy Choo. Tampoco le favorece recargar las caderas con este top de cuero peplum de Christian Dior que conjunta con sus sandalias de Tom Ford, bolsito y falda floreada de Dolce & Gabbana.

Si Kim Kardashian apuesta por el cuero negro es porque se ajusta más y mejor al cuerpo. A la izquierda, lo conjunta con un cinturón dorado de Balmain y tacones sujetos al tobillo de Tom Ford. A la derecha, marca demasiado escote y caderas con este Dorothy Perkins de tela más fina.

Aquí varios ejemplos de Kim Kardashian conjuntando sus prendas fetiche: top peplum, pantalones pitillo, cuero, minifaldas, tacones sujetos al tobillo y excepcionalmente algún toque de color en una falda tubo con camisa o en blanco.

Seguir leyendo
19nov 12

Greta Gerwig en ‘Damiselas en apuros’

Uno de los detalles más curiosos de esta película es el vestuario que lucen sus protagonistas, entre ellas Greta Gerwig, una estudiante que cree que lo más importante en la vida es oler bien.

A Greta Gerwig la hemos visto en películas como la estupenda Greenberg con Ben Stiller, en Sin compromiso con Ashton Kutcher y Natalie Portman y en la última de Woody Allen, A Roma con amor. Pero en Damiselas en apuros, de Whit Stillman nos sorprende con una protagonista, líder de un grupo de estudiantes que tiene sus propias reglas a la hora de vestir.

Esta comedia que parece una mezcla entre la serie Girls y aquella comedia de 1989 protagonizada por Winona Ryder y Christian Slater llamada Escuela de jóvenes asesinos sigue las andanzas de cuatro estudiantes para las que las apariencias es lo primordial. Nada que ver con las pijas del Upper East Side de Gossip Girls: estas niñas son más como las Pequeñas mentirosas pero con un punto más retro.

Un poco mojigatas, el personaje de Greta Gerwig, siempre luce vestiditos color pastel a lo Zooey Deschanel en New Girl, con sus rebecas y sus calcetines con zapatos y falda. Y el pelo siempre repeinado, con una horquilla bien puesta.

El estilo naif de su personaje, con jerseys de rayas con camisas blancas sobre faldas de gran vuelo, la hace parecer responsable y muy cuidadosa, pero en el fondo es una mujer insegura y propensa a prejuzgar sin conocer.

Damiselas en apuros se estrena en España el 5 de diciembre.

 

Seguir leyendo
16nov 12

Las gafas sí se llevan

¿Que no necesitas gafas? ¡Qué más da! Mira que mona Amanda Seyfried con las suyas. Las gafas de ver se han convertido en el complemento ideal.

Y no lo digo en broma. En el siguiente collage hasta 16 actrices llevan las gafas de ver. Algunas las necesitarán, pero la mayoría se las pone por puro placer. A veces, quedan genales y dan al rostro un toque intelectual muy aparecente. Aunque la tendencia más apabullante es la hipster, con la pasta de la gafa más gruesa de lo normal. Debajo, Alysa Milano, Debra Messing, Julia Roberts, Alicia Keys, Demi Moore, Christina Hendricks, Jennifer Aniston, Victoria Beckham, Anne Hathaway, Cate Blanchett, Jennifer Garner, Keira Knightley, Leighton Meester, Mandy Moore, Leona Lewis y Zooey Deschanel.

Si echamos la mirada atrás, descubrimos a una jovencísima Marilyn Monroe con unas gafas de mariposa, un modelo que causa furor entras la hipsters. Las actrices de Bollywood las llevan como algo muy normalizado y hasta sex symbols como Megan Fox. La más veterana, Iris Apfel, una de las últimas imágenes de MAC.

Geniales las gafas. ¿Llevarías o llevas gafas aunque no las necesites?

Seguir leyendo
15nov 12

Mujeres desesperadas… y con estilo

El 14 de noviembre salió en dvd el pack con todas las temporadas de Mujeres desesperadas. En estos ocho años el estilo de sus protagonistas ha cambiado.

Disney lanza el pack con 50 discos y una hora de extras inéditos de Mujeres desesperadas. La serie que vino a cubrir el hueco que había dejado Sexo en Nueva York (1998-2004). Se estrenó en 2004 (en España, en 2005) y se había estado emitiendo hasta este año (en mayo acabó en su octava temporada). Su creador Marc Cherry, que fue guionista de Las chicas de oro, eligió a la diseñadora de vestuario Catherine Adair, conocida por su trabajo en varias películas (entre ellas, Sé lo que hicísteis el último verano o El chico de tu vida).

Sus cuatro protagonistas, Gaby, Bree, Lynette y Susan, compartían vecindario, pero su forma de vestirse y entender la moda eran muy diferentes. No sólo entre ellas, sino que, a medida que evolucionaban sus personajes, lo hizo también su armario.

Gaby (Eva Longoria)

Gabriel Solís nos enseñó que su baja estatura no fue un impedimento para ser top model en su juventud y codearse con modelos de la talla de Heidi Klum. Su habitación preferida de la mansión que compartía con Carlos, su marido, era su inmenso vestuario, un lugar en el que cuando se sentía insegura se refugiaba y que a pesar de los malos momentos nunca vació. La vimos comenzar, insegura, como ayudante de unos grandes almacenes. Ocho temporadas después, Gaby se hacía indispensable como personal shopper de las grandes firmas. De hecho, terminaría reinventándose y creando una web relacionada con la moda y hasta un programa de televisión. Nunca supimos si su sobrina, aspirante a modelo, lo consiguió.

Su gran apoyo en Wisteria Lane fueron sus vecinos gays, con mejor gusto que algunas de sus amigas. Egoísta como ninguna pero con un gran corazón, Eva Longoria le aportó a este personaje frescura y mucho humor, con un toque latino, anterior al boom de Sofía Vergara en Modern Family. A Gaby la hemos visto en salto de cama de lencería cara o en chándal para practicar yoga. Siempre con altos tacones, no salía de casa sin su vestido ceñido y su bolso a juego. La más coqueta de las Mujeres desesperadas era también la más frivolona, el relevo de la Carrie de Sexo en Nueva York.

Bree (Marcia Cross)

Si hubiese votado en las últimas elecciones en EE UU Bree Van De Camp lo habría hecho al partido republicano. Amante de las buenas formas y reina indiscutible en guardar las apariencias, Bree es uno de los personajes que más ha evolucionado en su forma de vestir a lo largo de estos ocho años. Inseparable de los collares de perlas, pañuelos al cuello, rebecas sobre los hombros y las faldas color pastel fue mutando hacia un estilo menos encorsetado, menos pijo, aunque sin traicionar sus principios de pulcritud y discreción.

Marcia Cross cambió sus faldas tubo por vaqueros y sus jerseys de punto ajustados por camisas y jerseys de pico, más informales. De tener el pelo relamido o sujeto con una coleta a soltarse el pelo presumiendo de una de las mejores melenas de la televisión. Como Gaby no le quedó otra que reinventarse y entre otras empresas escribió un popular libro de recetas y demostró grandes dotes para la cocina. El descubrimiento de un hijo gay, su adicción a la bebida y sus numerosos amantes nos hicieron casi olvidar que una vez, Bree fue una cursi y beata, la perfecta ama de casa. La más elegante de las Mujeres desesperadas era la más mojigata, el relevo de la Charlotte de Sexo en Nueva York.

Lynette (Felicity Huffman)

De todas las amas de casa de Wisteria Lane, Lynette era la más maternal. En cada temporada ha luchado por sacar adelante su casa, o bien cuidando a sus bebés o bien como alta ejecutiva de una empresa o bien apoyando la carrera de su marido. Como madre, esposa y ama de casa, a Lynette le ha tocado con la peor parte del vestuario, menos lucido, ya que el personaje optaba por la comodidad ante todo. El uniforme básico de Felicity Huffman fue el de alguien que no se preocupa por su armario: vaqueros, camisetas, camisas enormes, zapatillas, siempre el pelo recogido sin apenas maquillaje. Lynette ha seguido la tendencia del estilo boyfriend sin saberlo ni ella misma.

Pero como todas sus amigas, algo cambió en la vida de Lynette. Los niños se hicieron mayores y surgió de nuevo esa mujer ambiciosa que quería regresar al mercado laboral. La vimos entonces arreglarse, subirse a unos tacones, resultar sexy con el traje chaqueta de ejecutiva. Pero aún había más, porque en la última entrega, Lynette se enfrentó a la separación y decididó volver a sentirse atractiva, deseada por los hombres. Aprendió a soltarse la melena como Bree, aunque no llegó a la coquetería de Gaby, pero nos dio una imagen más dulce, de estilo romántico. La más combativa de las Mujeres desesperadas era sin embargo la más hogareña, el relevo de la Miranda de Sexo en Nueva York.

Susan (Teri Hatcher)

Madre soltera, Susan Delfino nunca aspiró a conseguir un buen estatus social, no tenía la misma ambición que sus amigas, por eso se casó por amor, con un fontanero y tuvo otro hijo cuando ya nadie lo esperaba. Si en la vida real Teri Hatcher  parece haber firmado un pacto con el diablo (hasta lanzó una web de moda donde daba consejos), en la serie la actriz se empeñó en demostrarnos que podía ser igual de sexy que Eva Longoria. Así su personaje siempre ha contado con alguna escena en lencería, sobre el escenario cuando emuló a una stripper o en casa grabándose con una cámara para sacarse un sobresueldo.

Con muy mala suerte en la vida y con algunos de los momentos más ridículos e hilarantes de la serie, Susan comenzó exhibiendo su cuerpo con jerseys cortos que mostraban el ombligo (y su piercing) y terminó con vaqueros pitillos y leggins, camisetas superpuestas y, en ocasiones, pareciéndose a aquella Bree de los primeros años, con sus rebecas y pelo liso. Su momentazo fashionista fue en una escena en la que sacó la basura con un traje de alta costura para seducir a su fontanero. La más idealista y torpe de las Mujeres desesperadas era la más presumida, aunque siguiendo con la comparación con las chicas de Sexo en Nueva York no fue el relevo de Samantha. Ese papel lo retomó otra de las primeras desperates, Edie, que  flirteaba hasta con las macetas.

Personalmente, las echaré mucho de menos. Nos dieron algunos de los mejores momentos, tanto emotivos como divertidos, de la historia de la televisión.

Y vosotros, ¿con qué mujer desesperada os identificábais más?

Seguir leyendo
12nov 12

Los tres actores con más estilo

Ellos impusieron su propio estilo en sus películas. Crearon tendencia en su época y se siguen considerando hoy día auténticos iconos de la moda.

Cary Grant es mi actor favorito de todos los tiempos. Siempre impecable, con su pelo repeinado y sus maneras de gentleman, cualquiera de sus películas, sobre todo las que rodó con su maestro Hitchcock son auténticos libros de estilo. En cualquiera de sus biografías leeréis que le gustaba la buena vida, que se intentó rodear de lujo siempre, que se cuidaba, no sólo por fuera, también por dentro. Verle del brazo de estrellas como Grace Kelly o Ingrid Bergman, amigas en la vida personal del actor, te hacía imaginar cómo era este tipo fuera de los focos. Un buen relevo lo tenemos en otro divertido actor, George Clooney, el Cary Grant del siglo XXI.

Steve McQueen definió al tipo duro pero que huía de la rebeldía de un James Dean o un Marlon Brando. Si hablamos de estilo, era de esos hombres que cualquier cosa les sentaba bien, que sabía lo que más le favorecía. Sus facciones no eran tan definidas como las de Cary Grant, por ejemplo, no tenía el porte clásico de un gentleman y aún así supo ganarse un hueco entre las listas de los mejores vestidos. En la actualidad un digno sucesor sería Daniel Craig, un actor que de buenas a primeras nadie habría apostado porque fuera el digno sucesor de Sean Connery como James Bond. Nos ha seducido como lo hace el agente 007.

Paul Newman ha sido el actor más guapo que hemos visto en pantalla. Y, tal vez, por eso mismo era de esos hombres que no se creía guapo a no ser que lo afirmase el guión. De un gusto tradicional, el actor mostraba en su propia indumentaria exterior como era interiormente, un tipo hogareño y práctico, fiel a su mujer y a sus marcas y sin intención de cambiar lo que más quería y lo que más le gustaba. Un actor de principios, humanitario también, que podría ver reflejada su carrera en la de Brad Pitt, el más atractivo y mediático de su generación, con su propio estilo natural y con una familia con la que parece haber asentado también su carrera.

Seguir leyendo
09nov 12

El ‘must’ del invierno: vestido de cuero

Es uno de los must entre las actrices esta temporada: el vestido de cuero negro. ¿Te atreves?

 

Es un vestido que lo mismo te sirve para una alfombra roja como para llevarlo de noche. Es sexy, sugerente y tiene un punto rebelde, rockero. Esta temporada encontrarás el vestido de cuero en muchos colores, pero soy muy fan del negro. Un clásico.

 

Ayer comentaba en otra entrada la afición de Halle Berry por los tejidos en cuero. Esta temporada estará muy feliz. No es la única que marca curvas. El de la derecha con sugerentes transparencias es de Catherine Malandrino.

De día y de noche. Kristen Stewart lleva un vestido negro de la firma A.L.C. con zapatos de Barbara Bui. Le sobra el maquillaje. Fergie combina su vestido con una chaqueta de flecos de Ann Demeulemeester y unos botines de su propio diseño.

Las hermanas Kardashian siempre acentúan sus curvas. No les queda otra. A la izquierda, vestido de Emilio Pucci y tacones de Louboutin. Kim Kardashian marca la cintura con un cinturón en dorado de Balmain.

En corto como con Jennifer Aniston y Khloe Kardashian.

Tres estilos diferentes en Alicia Keys, Jennifer Lopez y Jessica Alba

El vestido de cuero minifaldero puede resultar muy sexy, como con Leighton Meester de Gossip Girl y Miley Cyrus.

Más sofisticado como con Olivia Palermo y Nicole Richie.

Angelina Jolie siempre ha sido muy fan del cuero por su look femme fatale.

Pero hay que tener cuidado con el pecho, puede apretarlo como en Kate Moss o desbordarlo como le pasó a Marion Cotillard.

Lo mejor es que no tiene edad: Sharon Stone espectacular.

 

Seguir leyendo
08nov 12

Halle Berry, en cueros

A Halle Berry le encanta el cuero negro y no sólo el que llevó en Catwoman. Vestidos ajustados, cazadoras, botas y abrigos de cuero son sus must.

Con este sugerente vestido apareció Halle Berry en la presentación de la película Cloud Atlas, que en España se llamará El atlas de las nubes, y que se estrena en febrero. El vestido de Catherine Malandrino dejaba ver estratégicas partes del cuerpo de la actriz y volvía a poner de relieve lo que le gusta a la Berry un vestido de cuero.

¿Nacerá su pasión por su personaje de Catwoman? Cierto es que odia esta película, con la que ganó en 2004 un Razzie, esos galardones que premian lo peor del año. Llegó a decir sobre el escenario que la película era “asquerosa”. No le faltaba razón, máxime cuando años antes, en 2001, había ganado un Oscar por Monster Ball. Pero a Halle Berry pareció, en el fondo, gustarle interpretar a esta heroína gatuna, ya que ha seguido llevando modelitos de cuero.

En estas imágenes en chaquetas de cuero estilo Perfecto, que suele combinar con vaqueros o con leggins.

O casi, casi, como la misma Catwoman, con pantalones de pitillo de cuero negro, chaqueta (de estilo borrego por dentro con mangas de cuero) o abrigo a juego y unas botas altísimas de tacón (las de la derecha, además son botas con cordones, muy rollo fetichista).

Parte de la culpa de que Halle Berry adore el cuero es su afición por las motos, hobby que comparte con su actual pareja, el actor Olivier Martínez.

No sólo viste de cuero en sus salidas más casual, también se siente cómoda con este sugerente estilo delante de las cámaras, como en el programa de entrevistas de Jay Leno.

Y, por supuesto, con ajustados vestidos minifalda con transparencias, que conjunta con tacones y largos pendientes de Sutra.

Seguir leyendo

Newsletter ¡HOLA! Fashion

Tu e-mail:

Twitter

Facebook

Pinterest

Follow Me on Pinterest