Cómo escoger brochas de maquillaje con éxito

Foto istockphoto

Foto istockphoto.com

Las brochas son un accesorio esencial para maquillarse. El uso de determinados productos como la base de maquillaje, el colorete o las sombras de ojo, precisa de una herramienta concreta y adecuada, y por este motivo existen tantos tipos de brochas de maquillaje diferentes en el mercado.

El gran dilema aparece cuando no conocemos el uso determinado de cada brocha, para qué producto de maquillaje funciona mejor, o qué materiales son los más adecuados para obtener los mejores resultados. No te preocupes, no necesitas ser una experta en maquillaje para escoger tus brochas.

Basta con conocer los trucos de los profesionales para invertir en las mejores brochas de maquillaje, fáciles de usar y también de mantener como nuevas durante más tiempo.

Trucos para elegir tus brochas de maquillaje

Tipo de brocha

El primer aspecto a tener en cuenta es el tipo de brocha que necesitas. Hay brochas con diferentes formas que se adaptan al uso de un producto de maquillaje concreto, facilitándote la elección según tus requerimientos.

Comienza haciendo un análisis de las brochas básicas que necesitas según los productos que vas a aplicar. Los pinceles más pequeños son para aplicar la sombra de ojos, mientras que las brochas más grandes son para los productos del resto del rostro. Las brochas más compactas están diseñadas para los productos líquidos como el corrector o la base, mientras que las más suaves y redondeadas son para aplicar polvos. ¡Es muy fácil!

como elegir una brocha de maquillaje

Foto de Istockphoto.com

 

Cerdas naturales o sintéticas

Las cerdas son los pelitos que componen la brocha. Estas pueden estar fabricadas de diferentes materiales sintéticos o naturales. Según el tipo de pelo, el mantenimiento y lavado de las brochas puede variar considerablemente.

Las brochas de pelo natural son más duraderas, pero también más difíciles de mantener. En cambio, limpiar brochas de maquillaje de cerdas sintéticas es más sencillo. Estas últimas son brochas más económicas, y además tienen la ventaja de que absorben menos producto que el pelo natural.

Calidad de los materiales

Además de las cerdas, el resto de materiales y acabados de la brocha deben ser de calidad para asegurarte una mayor durabilidad. Ten en cuenta la composición de los mangos, la estabilidad de la virola, y la sujeción que ofrece durante su uso y su limpieza.

Las brochas de calidad deben ser ligeras, con un mango que no pese demasiado, ni tampoco sea demasiado ligero. La sujeción del pelo de la brocha se hace a través de la virola, usando un pegamento lo suficientemente fuerte como para no deshacerse al contacto con los productos ni con el agua durante la limpieza de las brochas.

mejores brochas de maquillaje

Foto de Istockphoto.com

Tamaño

El último de los detalles a destacar es el tamaño de las brochas. No solo por la comodidad que precisa a la hora de manejar la brocha, si no también en el momento de guardarlos o incluso llevarlas en el neceser de maquillaje cuando vas de viaje.

Unos 13 cm es la medida habitual para escoger brochas de maquillaje que sean cómodas. Hay modelos que son un poco más alargados, sobre todo cuando se trata de pinceles de maquillaje para ojos. Si necesitas una brochas más prácticas para llevarlas en tu bolso o neceser, apuesta por unas que tengan el mango más corto para que ocupen el mínimo espacio posible.

Invertir en brochas de calidad no tiene por qué ser excesivamente caro. Comienza haciéndote con las brochas básicas a las que darás más uso, para ir ampliando poco a tu colección de brochas de maquillaje con aquellas que sean más precisas. No te olvides de tener en la recámara algún recambio extra, para usar en caso de que no hayas tenido tiempo de limpiar las brochas y pinceles.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*