¿Qué hay de nuevo este verano?

No se si habéis tenido esa sensación pero… cuando llega el verano siempre aparece esta pregunta.

 

Pexels

Pexels

Recuerdo el verano del 2002. Durante mis relajadas vacaciones, alguien comentó ¿os acordáis cuando veíamos películas?  Fuera de contexto puede chocar, pero en el ámbito laboral en el que me encontraba en aquel momento, las ocasiones para ver películas habían quedado olvidadas en la noche de los tiempos. Vamos que no recordábamos la última vez que lo hicimos. Cuando me reúno con algunas de las amigas que protagonizaron aquellos comentarios, nos reímos muchísimo recordándolos.

Pues la misma sensación me provoca la pregunta con la que he titulado este post. No hay verano que no salga esa cuestión. El afán de novedad nos consume. Posiblemente por una necesidad de huida ante un presente que no nos gusta. Precisamente, comentaba con una amiga que uno de los problemas del mundo de hoy es ese miedo para afrontar el presente. Cuando el presente es la realidad más apasionante con la que disfrutar.

 

Nuestra vida debería ser un continuo paso adelante. Mirar al futuro, sin parar en los obstáculos.

En el libro que acabo de publicar no me canso de explicar que Vestir un Mundo Sostenible, conlleva en primer lugar, vestir personalmente las ideas que el mundo necesita para ser sostenible, es decir, activar las neuronas para afrontar los retos que la cultura sostenible exige. Y, en segundo lugar, vestir al mundo de forma sostenible a través de una moda con valores humanos, ya que de lo contrario faltaría el elemento clave para poder ser llamada sostenible.

 ian dooley @nativemello

ian dooley @nativemello from Unspla

Vivimos en  un entorno lleno de incertidumbre y volatilidad, donde – como dice el dicho popular. “lo más seguro es que quién sabe”. El sistema de la moda está sediento de propuestas que sean capaces de marcar un norte en el panorama de la estética y de la belleza. Por eso estoy convencida del poder creativo del consumidor y de su capacidad de inspiración  sin tener que depender de las tendencias. Y, por eso, cuando escucho la pregunta ¿Y este verano , qué hay de nuevo?, pero como esperando la respuesta de los oráculos de la moda, especialmente de los medios de comunicación. La verdad es que me siento bastante mal.

Y me pregunto ¿para cuándo vamos a dejar el pensamiento crítico?

¿Cuándo vamos a dar paso al humanismo creativo que favorece el consumo inteligente?

Ahmed Carter @ahmedcarter from Unsplash

Ahmed Carter @ahmedcarter From Unsplash

 

Y, como a este mundo lo siguen moviendo las ideas, la moda se muestra como canal privilegiado a través del cual se están trasmitiendo estas.

En este libro encontrarás respuestas a la moda como herramienta de diálogo, comunicación y pacificación; analiza el papel de la moda en los procesos de civilización y desarrollo de los pueblos. Pero, principalmente provoca que pongamos la vista en los valores y en las personas, como artífices de la auténtica sostenibilidad.

 

Lecturas de moda para el verano:

Gardetti, M. Á. & Delgado Luque, M. L. (2018). Vestir un mundo sostenible. Buenos Aires:LID Editorial Empresarial, S.R.L.

Rosillo, B. (2018). La moda en la sociedad sevillana del siglo XVIII. Sevilla: Diputación de Sevilla.

Gardetti, M. Á. (2017). Textiles y moda ¿Qué es ser sustentable? Buenos Aires: LID Editorial Empresarial, S.R.L.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*