Hablemos de moda sostenible

Pexels

Pexels

 Un paso adelante

 

Eso es lo que se ha producido el pasado 25 y 26 de abril en Buenos Aires. Junto a Miguel Ángel Gardetti, director del Centro Textil Sustentable, tuve la oportunidad de asistir a la reunión anual de los firmantes del Pacto Mundial para los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En el vídeo que sigue podréis obtener una idea sobre el desarrollo del evento.

¿Cómo pueden influir las compañías a la hora de favorecer los objetivos de desarrollo sostenible en la cadena de valor de los productos de moda?

  • A través de la formación de las propias marcas.
  • A través de la comunicación que realizan las marcas: etiquetado, packaging, marketing, publicidad o imagen de marca.
  • A través de los actores que intervienen directamente en la formación de las personas con independencia de la etapa de la vida en la que se encuentran: familia, escuela, medios de comunicación, universidad, gobiernos, instituciones y plataformas.
  • A través de la acción individual off line u online. Estamos demasiado influidos por la cultura del impacto (Rana Plaza), y esto puede deslumbrarnos e invisibilizar los pequeños Ranas Plazas con los que convivimos cada día, y ante los que no nos sorprendemos: mientras que el cambio no se opere en nuestro día a día con acciones visibles concretas, estamos muy lejos de alcanzar los SDG.

Ahora es el tiempo de actuar: a nivel colectivo e individual. La educación tiene un papel preponderante, el ser humano es social. La educación tiene la misión de acompañar en el camino para hacer realidad los principios y objetivos de desarrollo del milenio. Formar personas con valores acordes con la  sostenibilidad y los ODS:

  • ¿Me quejo cuando me falta algo? ¿incluso cuando es necesario?
  • ¿Busco necesidades “no necesarias”?
  • ¿Hago gastos superfluos?
  • Modelos de sobriedad, templanza, moderación: Madres, padres, profesores, políticos, representantes de las instituciones. Esto choca con “el consumo aspiracional”.

La escuela y la universidad tiene en sus manos a los futuros emprendedores, y también la posibilidad de cambiar las tipologías de modelos de negocio no sostenibles.Por este motivo, todos los principios del Pacto Mundial tienen una repercusión en la educación. Y los actores que la protagonizan tienen una especial responsabilidad en implicarse en ellos.

Desde aquí quiero resaltar la tarea que ha realizado durante veinte años Miguel Ángel Gardetti desde el Centro Textil Sustentable, una tarea que ha quedado puesta de manifiesto en este evento con el que he tenido el honor de compartir. El Dr. Gardetti ha logrado poner la sostenibilidad en el ámbito de la moda en el lugar que se merece y con la relevancia académica que tiene. La sostenibilidad no es una moda, es una necesidad, como él mismo afirma.

El próximo mes estará visitando nuestro país, y tendremos la oportunidad de entrevistarlo.

Imágenes: Pacto Global Argentina @PactoGlobalArgentina Organización no gubernamental (ONG) · Buenos Aires, Argentina

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*