Del esplendor al ocaso

Según Antonia Fraser autora de una de las mejores biografías de Mª Antonieta, las pertenencias que Mª Antonieta dejó al subir al cadalso fueron unas cuantas camisas blancas y algunos corsés de lino, así como ligne à  blanchir, dos pares de medias negras, un tocado de nansú, alguna pieza de crespón negro, pañuelos de batista, ligas y dos pares de bolsillos en los que solía guardar sus pertenencias dentro del vestido. También dejó una caja de polvos, <una esponja grande y fina> y una cajita de pomada”.

No le permitieron ir de negro por el luto de su esposo. Sus ejecutores no intuyeron  que el blanco es señal de luto para las reinas de Francia.

En todos los momentos de la vida y a lo largo de la historia nuestra imagen y pertenencias  hablan de nosotros.

¿Estilo “juego de tronos”? Posiblemente. Hoy como ayer la realeza sigue marcando tendencia.

Nombró a Rosa Bertín  “Ministra de Moda”.

Lo que está claro es que Mª Antonieta fue precursora de lo que hoy  denominamos  estilista personal o   “personal shopper”.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*