Los 8 pasos para una (correcta) rutina de belleza

Pexels

Pexels

Sérum, mascarillas, hidratante de día o de noche, contorno de ojos, agua micelar, desmaquillante, jabón limpiador, tónico, exfoliante…

¿Sabes qué productos tienes que usar cada día en tu rutina de belleza dependiendo de tu tipo de piel? ¿No sabes para qué sirven la mitad de los cosméticos que encuentras en las tiendas? No te preocupes, vas a conocer paso a paso qué cuidados diarios tienes que darle a tu piel y cuáles son los productos “extra” con los que debes contar en tu neceser.

 

1.- Limpieza. 

Sí o sí. Tu piel acumula impurezas durante el día y la noche y el paso más importante para tener una piel luminosa y joven es realizar una limpieza diaria. A lo largo del día, la polución, el polvo y los restos de maquillaje obstruyen los poros de tu piel y apagan el tono dando la sensación de una tez envejecida. Durante la noche, el sebo y las células muertas se acumulan en la capa más superficial de tu piel creando una capa que no permite a tu cara “respirar”.

Puedes realizar la limpieza con un jabón específico para tu piel o con un agua micelar que, además, te aportará frescura inmediata. Realiza este paso antes de comenzar con tu rutina de belleza por la mañana, y después de desmaquillar tu piel por la noche. Ahora ya tienes la piel preparada para continuar con tu rutina.

Para limpiar el rostro, yo utilizo un jabón específico para pieles secas de Clinique, pero cualquiera que cumpla con los estándares cosméticos te puede servir.

jabon facial clinique

2.- Tónico.

¿Nunca has usado un tónico? Pues ya va siendo hora de que lo incorpores a tu neceser porque es un producto clave para que la limpieza sea total. Después del jabón pueden quedar restos de maquillaje o bacterias en la piel, por lo que el tónico te ayudará a limpiar más a fondo y cerrar los poros para que la piel quede luminosa y revitalizada. Además, se trata de un producto astringente y equilibra el PH de la piel.

Existen diferentes tipos de tónicos, por lo que es importante que (al igual que con el resto de productos), elijas el que sea específico para tu tipo de piel. Para aplicarlo basta con humedecer un algodón con el producto y pasarlo suavemente por tu piel. ¡Importante! Deja secarlo completamente antes de continuar con tu rutina de belleza.

 

3.- Sérum.

Lleva el momento de aplicar un tratamiento que te aporte los nutrientes necesarios para tu piel. Ahora que has limpiado la cara, cualquier producto que apliques a continuación penetrará con eficacia y el efecto que produzca será mucho mayor.

La diferencia entre el sérum y la crema hidratante se encuentra en que el primero concentra una mayor cantidad de activos y penetra hasta las capas más profundas de la piel, dejándola hidratada y rejuvenecida.

Existen diferentes tipos de sérum: con propiedades antiedad, otros que crean una barrera protectora para proteger a la piel de los agentes externos, exfoliante, hidratante, regenerador de la piel durante la noche… ¿con cuál te quedas?

En estos momentos yo estoy utilizando el Hydro-Plumping Re-Texturizing Serum Concentrate de Kiehl´s:

serum kielhs

 

4.-  BONUS EXTRA

El siguiente paso de tu rutina facial debe ser aplicar una crema hidratante, pero en este caso te quiero dar un tip que yo utilizo a diario para mejorar todavía más la piel. Se trata del producto antimanchas estrella de la prestigiosa marca Bella-Aurora. Es un tratamiento de choque que ayuda a reducir las manchas de la piel causadas por el sol, cambios hormonales, embarazo… y además previene para que no aparezcan nuevas. Cuando lo pruebes no podrás vivir sin él.

bio10

 

 

5.- Crema hidratante (de día o de noche)

¿Utilizas la misma crema hidratante para el día y para la noche? Estás cometiendo un error muy común. La crema de día suele ser más ligera y con una menor cantidad de porcentaje de principios activos, mientras que la de noche más untuosa ayuda a que sus componentes actúen de forma más profunda durante la regeneración que la piel realiza mientras dormimos.

¿Qué pasa si utilizamos la misma crema para el día y la noche? Realmente no pasa nada, pero no vamos a conseguir los mismos resultados que si utilizamos el producto adecuado en cada momento. Así que no te lo pienses y hazte con una crema específica para cada momento.

 

6.- Contorno de ojos.

Otro de los grandes olvidados en nuestro neceser es el contorno de ojos. ¿Por qué es necesario? Porque la piel de esta zona es mucho más fina que la del resto de la cara, y la hidratación que necesitamos debe ser específica para ello. Igual que no utilizas una crema corporal para la cara, tampoco debes utilizar la crema del rostro para el contorno.

Uno de mis últimos descubrimientos ha sido el contorno de Alma Secret, con propiedades antiedad y aguacate, té verde y cafeína. Un truco: guárdalo en la nevera para reducir las ojeras y las bolsas de los ojos cuando te lo apliques.

contorno ojos alma secret

 

7.- Protector solar.

La exposición solar es uno de los factores que más envejecen la piel, por lo que utilizar un protector solar a diario es no sólo necesario, sino obligatorio. El error que muchas veces cometemos (yo incluída) es utilizarlo sólo durante el verano. Durante los meses de invierno no somos conscientes de que los rayos ultravioleta inciden sobre nuestra piel, por lo que saltamos este paso y exponemos nuestra piel a un envejecimiento prematuro.

 

8.- Exfoliante y mascarilla.

Hasta ahora te he contado cómo es una rutina de belleza diaria, a realizar tanto por la mañana como por la noche. Ahora es el momento de hablar de los cuidados específicos que nuestra piel necesita de manera semanal.

El exfoliante, para eliminar las impurezas de la piel. La regeneración cutánea se lleva a cabo cada día. Nuevas células aparecen en nuestro rostro y otras mueren para dejar paso a una piel nueva. La función del exfoliante es “arrastrar” estas células para ayudar a nuestra piel a regenerarse y conseguir que los activos de los productos penetren de forma eficaz en la piel.

La mascarilla, un momento de relax. Hablar de mascarillas es un empezar y no acabar. Hay tantas como gustos, y cada una de ellas cubre una necesidad. Elige la que más te guste, busca un momento tranquilo y disfruta de este ritual que dejará tu piel como nueva.

 

Captura de pantalla 2019-08-09 a las 12.30.43

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*