Especial tendencias: ¡Mangas a la cadera!

¡No renuncies a tu camisa de cuadros este verano! Te damos tres trucos para vestirla en clave estival.

Las camisas a cuadros llegaron dispuestas a solventar la difícil tarea de completar nuestros armarios de entretiempo. Las vestimos en clave setentera junto a vaqueros de pata elefante, al más puro estilo grunge contrastando con botas ‘biker’, o sobre faldas de piel haciendo un guiño al estilo ‘effortless’…  nos hicimos a ellas, les abrimos las puertas de nuestros vestidores de par en par, algunas como yo incluso les tenemos un apego inmenso, pero ¿y ahora? ¿Qué hago con ella en verano?

Entree

Pocas veces os cuento mi rutina diaria, pero la ocasión lo merece. Este post es fruto de que soy una adicta a camisas y sobrecamisas. Tengo un modelo a cuadros que visto siempre que puedo sobre camisetas estampadas o bien abrochado y perfectamente enjoyado. Ayer, en uno de esos impases que nos da el tiempo, vi asomarse las nubes en el cielo y me dije… ¡Ángela, es tu momento! ¡Saca la camisa del armario porque hace fresco! Lo que no sabía yo es que las nubes no evitaban un bochorno de órdago, que consiguió que llegase a casa cocida literalmente y con un bajón de tensión que más que andar hacía que me arrastrase… Cuando vi a mi gata con mirada compasiva nada más entrar por la puerta, ojeé mi camisa de soslayo y me pregunté, ¿y ahora qué hago yo contigo? ¿Se acabó nuestro idilio? ¡Pues no, en el ‘street style’ encontré la clave! ; )

 Joan smalls a la cadera 2 a la cadera 1 a la cadera 3 a la cadera 4 A la cadera 5

Son muchas las que han encontrado la solución perfecta para poder sacar su camisa de cuadros a pasear sin morir en el intento: atarla a la cadera o a la cintura. La opción predilecta a pie de acera es vestirla sobre shorts ‘denim’ y bajo una camiseta casual con un toque grunge de lo más adictivo. Tampoco se le escapan los looks en cuero, convirtiéndose en ese aderezo perfecto que da a nuestro outfit un toque diferencial. Como si de un complemento más se tratase, no tienes por qué desprenderte de ella con la llegada de las altas temperaturas, átatela y deja que ondee libremente. Además, en el caso de que refresque, siempre podrá hacerte un favor.

 Anudada

Otra solución será arremangarla bien y, en lugar de abrocharla hasta el último botón, anudarla a la cintura a modo de ‘cropped top’. Son muchos los modelos de corte masculino que se anudan sobre faldas de cuero, modelos lápiz y, sobre todo, faldas ‘midi’ y ‘A-line’. Estas prendas serán  capaces de aportarles ese halo de sofisticación del que, por naturaleza, carecen.

 Camisa vestida 1 Camisa vestida 2 Camisa vestida 4 camisa vestida 6 camisa vestida 5

Si, al igual que hice yo, optas por vestírtela abrochada o a modo de sobrecamisa, arremángate bien y no saques del armario un modelo de entretiempo cuyo tejido te asfixie. Hazte con camisas de materiales ligeros que te permitan respirar y no ahogarte bajo el sol estival. No dudes acompañarlas de prendas frescas como faldas ‘midi’, shorts, minifaldas de piel o modelos de altos vuelos.

¿Aún no has encontrado tu modelo ideal? Aquí te dejo diez nuevas opciones que podrás localizar en tiendas.

Shopping 1 Shopping camisas 3 Shopping camisas 2

1.Camisa fluida de Mango (29,99€)   2.Camisa oversize de Zara (29,95€)   3.Con cuadros confrontados de Topshop (40€)   4.Modelo guingán de DKNY (175€)   5.Camisa de tejido ligero y cuadro vichy de Mango (9,99€)   6.Modelo de cuadros vichy de TRF (22,95€)    7.‘Cropped top’ de Topshop (20€)   8.Camisa de algodón de TRF (22,95€)   9.Modelo oversize de Topshop (44€)    10.Camisa oversize con bolsillo de cuero de Maje (145€)

 

Imágenes por cortesía de Diego Zuko y Phil Oh.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*