Tendencias: Precaución, ¡bichos!

Revolotean, ondean al aire, se posan y pican… se dice que no hay jardín sin flores pero tampoco sin insectos, y si la delicada primavera se instauraba en los joyeros, no iba a dejar a atrás a sus característicos bichitos. Esta tendencia no apta para entomofóbicas se ha vuelto un auténtico reclamo en el mundo de la bisutería. Podría deciros que pequeños insectos se han colado en nuestro vestidor, pero lo cierto es que el tamaño de los susodichos ha alcanzado una escala considerable en su versión deluxe, ¿el responsable? Cómo no, Lanvin.

 entree

Libélulas, abejas y cucarachas plagadas de detalles suponían el colofón a la estética años veinte y cincuenta que reinaba en el desfile de Alber Elbaz para Lanvin. Parecía que un campo hubiese estallado y, de forma delicada y totalmente deliberada, los insectos imperantes se hubiesen posado premeditadamente sobre las piezas de destacado carácter minimalista.

 LanvinPasarela bichos 1Pasarela bichos 2Pasarela bichos 3

Tal era el contraste y la oda que supuso a la naturaleza que, lejos de asustar a los allí presentes, se convirtieron en un auténtico reclamo inerte que atraía por su brillo metalizado y su desenfadada figura. No tardaron las firmas low-cost en hacerse con la copla y sacar a relucir y revolotear las versiones más comedidas de este objeto de deseo.

 

EN PEQUEÑAS DOSIS

taylortomasiinvite-620x406Bichos street 1Bichos dedosBichos variospariscouture19

Pocas se atreven a dejarse cubrir de arriba abajo por un auténtico enjambre de avispas inanimado, o una bandada de libélulas inamovible. Sin embargo, pequeños escarabajos, delicadas mariposas o curiosas arañas sí han sabido conquistar los collares, plagar nuestros dedos de anillos o titilar bajo las orejas. Otras, como Blake Lively, podrían decir que están con el bicho al cuello”, siendo el broche perfecto a una camisa impoluta o incluso a un vestido digno de la alfombra roja. Los escotes no se le resistirán, pero las muñecas tampoco se quedan atrás. En forma de brazalete, se asen firmemente a los brazos de las viandantes convirtiéndose en el accesorio rey sobre las aceras. ¿Si tuviese que elegir un favorito? Sin duda, me quedo con los finísimos anillos de nudillo.

 

CON LA CABEZA LLENA DE MARIPOSAS

Cabeza mariposa 1mariposas1Cabeza mariposas 2

Si la ropa es un campo de cultivo perfecto para que proliferen los insectos, no digamos el pelo. Las reinas de la pasarela y los rostros más bellos de gran pantalla se decantan por la delicadeza de las mariposas para coronar moños pulidos, sujetar flequillos o, simplemente, aportar brillo y un toque diferencial a su imagen. Las más atrevidas se decantarán por diademas y tocados plagados de color, naturalismo, fantasía y un encanto sin parangón, como es el caso de los creados por la firma Suma Cruz. Y es que, en los tiempos que corren, ¿quién no quiere tener alguna vez la cabeza llena de mariposas?

 

¡DE COMPRAS!

 Shopping 1Shopping 2Shopping 3

1.Collar mixto en plata y dorado (29€) de Topshop   2.Brazalete chapado en oro (280€) de IAM by Ileana Makri   3.Pendientes Animal Atraction (52€) de Bimba & Lola   4.Anillo ciempiés (cpv) de Daniela Villegas   5.Collar aderezado con mariquitas (88€) de Bimba & Lola   6.Brazalete con escarabajo (cpv) de Diane Kordas   7.Collar Bichitos (9,99€) de Pull & Bear   8.Collar con abejas y libélulas de cadenas plateadas (17,95€) de Zara   9.Brazalete Fly (57,30€) de Barbarella   10.Collar con insecto a contraste (cpv) de Lanvin  

Espero que os haya gustado este repaso y la selección final. Sólo me queda desearos un buen fin de semana, y despedirme hasta el próximo post : )

1 comentario sobre: “Tendencias: Precaución, ¡bichos!”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*