PFW: el efecto mariposa de Amaya Arzuaga

El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo. Así reza un proverbio chino y ésta debe de ser también la máxima de la diseñadora Amaya Arzuaga, quien se inspiró en estos ligeros y caleidoscópicos insectos para crear una innovadora colección que lograba hacerse con la Ciudad del Sena. Ayer, a las seis de la tarde, la diseñadora burgalesa presentaba en el Instituto Cervantes de París sus diseños Prêt-à-porter destinados a la venidera primavera, apostando por un desfile atípico que permitía apreciar sus propuestas desde todos los ángulos posibles.

 entree

Romper con los patrones establecidos fue una de las máximas de una propuesta que tuvo como trasfondo la naturaleza, conformando la colección más orgánica de la diseñadora. Caracolas, el arte de la papiroflexia, miradas furtivas a través de un caleidoscopio y formas pixeladas fueron las responsables de una inspiración que nos acercaba a volúmenes inimaginables y formas arquitectónicas que sorprendían por ser tan armadas como livianas.

 Volúmenes IVolúmenes 2Volúmenes 3Volúmenes 4

El resultado fue una apuesta tridimensional en la que era importante apreciar el relieve de los modelos, pero de los que no sólo cabía destacar su silueta. Quien conozca el trabajo del escultor y pintor abstracto Ellsworth Kelly, descubrirá la magnífica huella que ha dejado en el Universo Arzuaga, con refulgentes colores explosionando sobre fondos neutros. Así pudimos ver tonalidades como el coral, el verde esmeralda o el amarillo sobresaliendo, a modo de visionarias pecheras, de vestidos blancos de corte rectilíneo. Del mismo modo, es importante destacar la presencia del confetti print’ en vestidos y conjuntos de dos piezas. Pura experimentación cromática al servicio de la moda.

 Collage ColorCollage Confetti

El dinamismo de esta colección se completaba con asimetrías imposibles, cortes estratégicos, sisas abiertas, largos que se desgarraban hasta acabar en afilados picos, cropped tops y una suerte de alas de mariposa que se instalaban a modo de capa en la parte trasera de sus modelos.

 Mural 3Mural 1Mural 2Mural 4

Los múltiples vestidos que se sucedían a lo largo del desfile, no restaron importancia a otra de las piezas clave: los pantalones balón con pinzas. De nuevo, verde, amarillo, negro y coral hacían acto de presencia entre gazar, seda tramada, crepé y un neopreno ligero. La sensación era la de un dinamismo absoluto y total libertad de movimiento, bajo prendas que semejaban tan ligeras como etéreas.

 Pantalones Collage

Así dejaba su impronta en París la diseñadora Amaya Arzuaga, como única representación española aparte del showroom de la firma Loewe. El efecto mariposa de la diseñadora se ha extendido en menos de un mes desde Madrid hasta la Ciudad de la Luz, y es que, como dijo Frida Kahlo: Pies, para qué los quiero, si tengo alas para volar.

2 comentarios sobre:
“PFW: el efecto mariposa de Amaya Arzuaga”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*