‘Yo soy Lola’

Llegaba el lunes y, en el marco de la Mercedes-Benz Fashion Week, la expectación era máxima. El murmullo era incesante, todos habíamos oído hablar de ella. Desde el backstage se filtraba su respiración, pero nadie se la había encontrado delante, ¿o tal vez sí? Sale la primera modelo y una bocanada parecía gritar: “Yo soy la Lola señores, la Lola que usted espera”. No tenía traje ni bata de cola, pero desde luego sus brazos eran dos monumentos y, a pesar de carecer de mantón, por supuesto se llevaba enredao entre sus costuras “un suspiro de pasión”, como bien cantaba La Faraona.

entree

Moisés Nieto se plantaba por segunda vez sobre la consagrada pasarela, blandiendo rotundidad, ultrafemineidad, elegancia y un plus de sensualidad. Su Lola bebe del vestidor de su madre, de quien “robó” el nombre y lo convirtió en buque insignia de su colección. A medida que camina sobre la pasarela nos percatamos de que Lola ya no es un alias, es una mirada retadora, un sonido rítmico que embriaga al caminar, un plañido desgarrado de guitarra española… ella es todos aquello que conforma el sentido que tiene la moda para el diseñador de Úbeda.

Favss

En un canto nostálgico a las década de los setenta, Moisés Nieto se hace valer de tejidos como el crepe, el mikado, popelines o el algodón para configurar vestidos de un blanco rotundo, con concesiones a tonalidades como el amarillo, el rojo o el celeste. Siluetas limpias, volantes fugaces y líneas arquitectónicas se hacían con la admiración de todos los presentes.

Concesiones

De un plumazo, nos trasladamos a los patios jiennenses de la mano del estampado costilla de Adán sobre reja. Un juego de verdes sobre un fondo blanquinegro con el que pudimos descubrir superposiciones de vestidos, modelos camiseros, ligeros escotes en V y magnéticos palabras de honor.

Costilla de Adán 2Costilla Adán 1

Desde luego, como mujer pasional que se precie, Lola no puede dejar atrás el rojo, aunado a la pulcritud y la luminosidad de un blanco impoluto. Llegan los volúmenes, shorts que semejan faldas, cascadas de volantes y crop tops para una fémina que cuando pisa, evidentemente, lo hace con más garbo que ninguna.

Rojo 1Rojo 2

La noche envuelve de negro las siluetas femeninas, dejando destellos fugaces que dibujan la estela de un caminar sobrio, gracias a la presencia de paillettes y diferentes apliques. “Una mujer luchadora, divertida y muy viva”, diría de ella el diseñador andaluz, pero también sutil y elegante en cuanto cae el sol, como bien nos demuestra con sus vestidos palabra de honor y pantalones fluidos bajo tops de estrechísimos tirantes.

Noche

Cabe destacar la aportación de More & More, aunando tradición y vanguardia traídas desde el corazón de La Andalucía Renacentista. La firma fue la encargada de diseñar los preciosos collares, así como pendientes XXL que bien recuerdan a la tradición folklórica andaluza. Coloristas donde los haya, sus piezas abrazan diferentes reminiscencias a la fauna y la flora, llegando a presentar pequeños canarios artesanales titilando bajo los cuellos de las modelos. Señalar también la presencia de carteras y shopping bags bajo la frase “Amor de madre”, así como divertidos zapatos de tacón conformados por una suerte de bloques de color.

Complementos IComplementos

Os puedo asegurar que, mientras contemplaba el desfile en directo, se me puso la piel de gallina, de ahí que se haya convertido en mi predilecto de esta edición. Y, si éste ha sido un homenaje a la figura de su madre, no dudo que ha de sentirse infinitamente orgullosa, porque Lola inspira, Lola respira, Lola roba exclamaciones, Lola es un principio sin finales y, entre sus puntos suspensivos, un torbellino de colores, que quieran o que no, podría gritar bien alto “como yo no hay más que una, una que soy yo”.

Como siempre, dejo que seal el diseñador quien se despida por mí : )

moises_nieto_pasarela_517465468_683x

Imágenes: Pablo Latorre/Estrop

1 comentario sobre: “‘Yo soy Lola’”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*