‘Boho’ Rocks!

Desde el pistoletazo de salida de Coachella nos vemos inmersos en época de festivales musicales y en la estética que éstos conllevan. En esta vorágine es imposible no echar la vista atrás, al Festival de Glastonbury del año 2004, y encontrarnos con una Sienna Miller que reivindicaba, con su minivestido aderezado con volantes en los bajos y su maxicinturón, las vibraciones de los looks relajados, con algo de hippies, un tanto de vintage y un sabor zíngaro. Lo había conseguido, Sienna lograba que todos centrásemos la vista en los looks bohemios, ‘boho’ o su derivado ‘boho chic’.

 Entrée

Tradicionalmente se ha visto al bohemio como aquel de apariencia despreocupada, lejos de las ostentaciones, dado a las misceláneas, de ensoñaciones artísticas y ajeno a los márgenes que delimita la sociedad en cuanto a forma de vida y estética. Por lo tanto, no podemos acotar unas pautas que clasifiquen el estilo bohemio, pero sí es cierto que últimamente se aferran a algunas constantes y que, en algunos casos, su estilismo parece estar más deliberadamente preparado que en otros. Como os dije antes, debemos coger ese halo hippie, algún que otro trasfondo étnico, un poco de estética vintage, cierto toque campestre a veces ligeramente country y aunarlo a nuestra propia esencia; porque precisamente de eso se trata, ser libres en cuanto a fronteras estéticas.

Aun así hoy os traigo 10 claves y 3 referentes básicos para hacer de vuestro look el ‘perfecto boho’.

 

Joyas Boho

Más… es más – si os fijáis, en cuanto a bisutería no existe límite alguno. Los brazos se enjoyan hasta el extremo, así como se engalanan los dedos y el cuello. No existen reglas en cuanto a colores ni a formas, al final, entre todos consiguen completar un totum revolutum perfecto que acaba por conseguir su propia coherencia. ¡Mezcla sin miedo! Sólo tú pones el punto y final.

 

Foulard

Apuesta por los fulares  – en su versión tie dye y casi siempre estampados. Si algo ayuda es jugar con su print diferenciándolo del resto de nuestro conjunto. Son el complemento perfecto en invierno y aptos igualmente para el verano, siempre que lo compremos en un tejido ligero que no termine por asfixiarnos.

 

Bolso Boho

Bolsos al hombro – nos olvidamos de asirlos con nuestras manos y lo dejamos caer paralelos al cuerpo. Muchos de estos bolsos se caracterizan por la proliferación de flecos en tejidos como la napa, por perfectos gravados sobre el cuero, o por  coloridos estampados étnicos.

 

Sombreros Boho

Sombrero de ala ancha – este verano, el clásico borsalino italiano se ha visto obligado a compartir protagonismo con el nuevo must have, el sombrero de ala ancha. Protegen nuestra cara y nuestros ojos del sol mientras, bajo su extensa sombra, nos aportan cierto aire enigmático y bohemio del que tanto gustan muchas it girls. Por cierto, fijaos en el precioso peinado de la imagen de la derecha, resaltando bajo el ala del sombrero.

 

Encaje Boho

Transparencias y crochet – ¿quién dijo que un look ‘boho’ no pueda ser de lo más sensual? Las transparencias y el ganchillo cobran protagonismo en blusas, tops, vestidos e incluso pantalones y faldas. Bien como remate de algunas prendas o conformando totalmente la pieza, dejan entrever de manera insinuante partes de nuestra piel o incluso de nuestra ropa interior.

 

Crochet Chaleco

Chalecos – con flecos o sin ellos, estampados o denim. Siempre hay cabida para un buen chaleco, sobre todo si sirve como colofón a un look caracterizado por un vestido vaporoso, un top de crochet o un minivestido al estilo de Alessandra Ambrosio en Coachella.

 

Short Boho

Bendito Short – el pantalón con menos tela se reafirma como el predilecto de los looks ‘boho chic’. Ya sea en tejido vaquero, con pequeños encajes o con un efecto patchwork de diferentes estampados, su presencia es indiscutible junto a chaquetas oversize, micro-tops, camisas abullonadas o maxi-chalecos.

 

Vestido y falda boho

Faldas y vestidos largos – solían cubrirnos desde la cadera a los pies de forma magistral, pero ahora incluso incluyen estratégicas aberturas que nos permiten lucir al máximo nuestras piernas. Bien sean rectas en algodón o extremadamente vaporosas, no hay nada más bohemio que una falda larga. En cuanto a los vestidos, consiguen sacar nuestro lado más romántico entre caídas semitransparentes, volantes por doquier y flores ondeantes.

 

Blanco Boho

Blanca y radiante – parece que, saliendo de los estampados, se erige como el color predilecto en los vestidos y faldas monocromo. Lo cierto es que en verano potencian al máximo nuestro bronceado, nos aportan un brillo natural, son muy versátiles y fácilmente combinables. ¿El toque de la experta? Sienna Miller es adepta a combinarlos con botines estilo campero.

 

Estampado étnico boho

Guiños étnicos – tras este repaso y como os dije al principio, lo que podéis apreciar es que los looks bohemios son un totum revolutum que bebe de fuentes como la estética hippie, la zíngara o incluso de la cultura azteca o la inspiración india. Esto se demuestra en la mezcla de tejidos y estampados (como podemos ver en la imagen de la izquierda) o en el print de algunas prendas descendiente de pueblos como los Navajos.

 

Sienna Miller Boho

Si hay alguien a quien le corra pura bohemia por la sangre y lo lleve adosado a su ADN, ésa es Sienna Miller. Sólo ella sabe cómo entremezclar de forma natural todas las claves que os he enumerado. En estas imágenes podréis verla en el Festival de Glastonbury o en un paseo matutino, ataviada con sus inseparables botines, entre vestidos vaporosos, shorts vaqueros, chalecos denim y bajo la sombra de un gran sombrero. Kate Moss reivindica la comodidad de los shorts, las blusas ondeantes y estampadas, y su toque personal, los abrigos de pelo. Por otro lado, la socialité Poppy Delevingne suele optar por la fusión con otros estilos (el rock sobre todo), como sólo ella sabe hacerlo. Por ejemplo, la combinación de una falda vaporosa con una chaqueta ‘perfecto’ en piel a juego con sus botines. Sin duda, ellas son tres de las embajadoras por excelencia de este estilo.

 Celebs Boho1

¿Como conclusión? Es una cuestión de actitud, de reivindicar tu propia libertad dentro de un estilo concreto. Si hay una tendencia en la que no hay límites, ésa es la boho, simplemente tienes que encontrar tu propia esencia.

Imágenes: Tommy Ton, Phil Oh, The Sartorialist, boho style, Google images

5 comentarios sobre:
“‘Boho’ Rocks!”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*