El renacer de Alfredo Villalba

Replantearse las formas, las férreas líneas que demarcan lo correcto y lo incorrecto, o lo que creemos esencia de nuestro trabajo para darle un giro inesperado, nunca está de más. Esto es lo que ha hecho con la firma Alfredo Villalba el director creativo e hijo del fundador por el cual blande su nombre, Diego Villalba. Sin perder sus señas de identidad basilares, la firma resurge de sus cenizas como el Ave Fénix, para colocarse a la cabeza del diseño español de referencia.

Captura 1

Después de 35 años de andadura es difícil deshacerse de ancestrales costumbres arraigadas en una empresa familiar, y transgredirlas para posteriormente dotarlas de un aspecto renovado sin ser infiel a la firma. Por si esto fuera poco, la sombra de las empresas de larga trayectoria siempre es alargada, y encontrar un público que abrace nuevos conceptos sin compararlos con lo que fuiste antaño es muy complicado. Sin embargo, la audacia, tesón y altas dosis de creatividad de Diego Villalba han demostrado que nada es imposible. Para muestra un botón, aquí podéis ver su espectacular y magnética colección para esta Primavera.

4

El legendario Cristóbal Balenciaga se aferró a cinco conceptos que resumirían su visión de la moda, y a los que recurren muchos profesionales del sector para determinar si un trabajo está bien hecho. Balenciaga afirmaba que un modisto debía ser un arquitecto para la construcción, escultor para la forma, pintor para el colorido, músico para la armonía y filósofo para lo esencial. Cinco preceptos, cinco pasos de gigante, cinco requisitos que la exuberante calidad de Diego Villalba cumple con creces.

3

Buscando inspiración en las anteriores creaciones de la “casa” Alfredo Villalba, propias de la Haute Couture francesa; la firma conjuga su esencia con reminiscencias orientales y roqueras, que le dan un aspecto más agresivo, impactante y atrayente a la vista.

Mural 2

La modelo oculta la mirada y sonríe exageradamente, un modo de demostrar ese toque irónico un tanto exacerbado de las féminas a las que se dirige: jóvenes arriesgadas, que no temen aparecer en público de forma llamativa y atrevida porque se sienten cómodas en su propia piel.

1

Los vestidos se reducen, las mangas se quedan a medio antebrazo optando por un deliberado “tres cuartos”, y las formas se asientan en la figura femenina como si de una segunda piel se tratase. Sus modelos rezuman Balmain e incluso Dolce & Gabbana, en un afán ornamental que roza el barroquismo y el más puro estilo rococó.

8

Los tejidos se entremezclan y se unen a través de visibles ataduras, como si hubiesen sido fruto de un encuentro casual que acaba encajando a la perfección. La rejilla se combina con bordados, brocados y guipures, de acabados exquisitos y detalles que ponen la guinda al pastel. Los materiales se colman de pequeños apliques áureos, que dan riqueza y un brillo metalizado a su colección primaveral.

Mural 3

Entre la paleta de colores discernimos blancos, crudos, negros y azules. Las tonalidades se entremezclan en forma de delicadas flores y claras alegorías a la naturaleza. Un jardín de tintes orientales protagoniza faldas que cubren nuestras piernas, y que parecen estar colmadas de diminutas mariposas que se han posado allí por azar.

7

Sus joyas han alcanzado cotas insospechadas, y cada mes crece el número de apariciones en revistas especializadas, así como la cantidad de adeptos a la firma. Ya no es raro abrir una publicación y encontrarnos sus diseños vistiendo a Elsa Pataky, o entre los “must” de la temporada de uno y otro lado del Atlántico. Uno de los últimos que se ha podido ver ha sido en la revista ¡Hola! en su edición mexicana, sobre la piel de la cantante Marta Sánchez.

prensa_44g

También han sido las primeras en vestirse esta nueva colección la actriz Amaia Salamanca, y la modelo española Marina Jamieson.

Mural Celebs

El clasicismo se ha ido de las formas, pero la calidad impecable que trae consigo la tradición y elaboración artesanal de las prendas no se ha perdido. Diego Villalba ha conseguido que su sello sea inconfundible: la elegancia, la sutileza, la originalidad, la sensualidad y la transgresión son palpables. Como bien asegura el propio diseñador “se trata de un estilo contemporáneo y atemporal con refinados y ricos colores, llenos de pequeños detalles y novedosos acabados que hacen del artículo ser único, que viene a completar el armario de nuestra clienta. La gran maestría en la elaboración de nuestros productos es fruto de la experiencia de más de 30 años en el universo de la moda.”

Balenciaga estaría orgulloso del rumbo que estas firmas imprimen a la moda, más allá de creaciones puramente comerciales. Allá donde esté, hoy sabrá que ha nacido un arquitecto, un escultor, un pintor, un músico y un filósofo.

 

Fuentes imágenes: Alfredo Villalba

5 comentarios sobre:
“El renacer de Alfredo Villalba”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*