NEO-ROMÁNTICOS

Son habituales las similitudes que se establecen últimamente entre el vestuario y la estética masculina y femenina; pasando por los cortes garçon hasta los pantalones boyfriend. Sin embargo, existe una facción en la que ha resurgido una nueva tendencia exquisitamente femenina: Los Nuevos Románticos.

El Romanticismo se abre paso en la historia como un movimiento literario alemán que, a comienzos del siglo XIX busca su inspiración en novelas y composiciones medievales. Este movimiento de vanguardia supuso una revolución contra el racionalismo imperante, e impregnó toda expresión artística de la época, desde la arquitectura hasta el mundo de la confección.

Las influencias más notables de esta corriente se impulsaban desde la capital francesa. París ilustraba el modo de vestir europeo y americano casi en exclusiva. Incluso influencias ajenas no alcanzaban aceptación hasta pasar por las manos de la ciudad de la luz.

Para la historia de la moda, el Romanticismo ofrece el primer traje masculino contemporáneo (burgués), y el último traje femenino moderno (aristocrático). Se denotaba una fuerte contraposición entre un traje masculino sobrio, uniforme y oscuro; frente a un atuendo femenino brillante y lujoso.

Con fuertes raíces asentadas en la época victoriana, e inspirado en las damas Crawley de la archiconocida Dowton Abbey, las nuevas miradas románticas consisten en siluetas ladylike (tan en boga en los años 50) caracterizadas por cuellos altos, mangas etéreas, faldas con vuelo y marcadas cinturas; formando una miscelánea con constantes contemporáneas (nuevas texturas y estampados).

Esta tendencia gana a cada paso un mayor número de adeptos, desde la firma Gucci en su Colección F/W 2012, pasando por la diseñadora Rachel Roy, hasta llegar a Valentino, Ailanto o uno de mis predilectos, el diseñador libanés Elie Saab.

Los diseños de esta “regeneración romántica” entremezclan las transparencias sutiles, escotes coquetos y una dulzura en clave naïf, para derivar en una mujer delicada, experta en el arte de la seducción, que lleva por bandera “insinuar es mejor que mostrar”.

Y tú, ¿apostarías por un toque neo-romántico para lucir en alguna celebración que exija puesta de largo?

 

Si queréis seguir leyendo, os recomiendo una apuesta segura por el contenido de calidad con Tu Look Habla.

Fuentes: whowhatwear, yodona.com, mujerhoy.com

5 comentarios sobre:
“NEO-ROMÁNTICOS”
  • Tengo que reconocer que esperaba tu post con verdaderas ganas¡

    Lo “neo-romántico”, el Romance del Siglo nos muestra un nuevo sentido de la belleza para el siglo 21, da importancia a la imponente y asombrosa belleza por encima de todo.
    Objetos que requieren una reacción emocional. Sus bases son la ciencia, la naturaleza, la artesanía y elementos de reunión de diseño aparentemente contradictorios.

    Romance del Siglo 21 nos muestra un nuevo sentido de la belleza para el siglo 21.

    Es una tendencia que nos entusiasmará con eso de conocerla de ante mano, la disfrutaremos más.

    Muchísimas gracias¡

    • Muchas gracias a ti por esta mención tan especial, ¡no me merezco tanto!

      El artículo que compartiste conmigo acerca de la belleza tiene gran culpa de este Post :)
      A mí por lo menos es una tendencia que me encanta, su redefinición roza la perfección.

      Gracias de nuevo por todo!

  • Nice post. I was checking constantly this blog and I’m impressed! Extremely helpful info specifically the last part :) I care for such information a lot. I was seeking this particular info for a very long time. Thank you and best of luck.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*