Cambios: Mi nuevo yo!

chicas-con-cancer

Hoy quiero hablaros de un sentimiento que he tenido varias veces durante y después de la enfermedad y creo que es bastante frecuente, más de lo que pensamos. Por eso mismo quiero reflejarlo aquí para que os deis cuenta de que no sois los únicos y que si nos pasa eso es porque estamos en un cambio continuo. O esa es la conclusión a la que he llegado.

En muchos momentos de nuestras vidas nos sentimos perdidos. Sentimos que no pertenecemos a ningún sitio. Lo conocido se convierte en desconocido. Y donde siempre hemos estado a gusto dejamos de estarlo. Nos culpamos por ese sentimiento, por esa sensación. Nos culpamos por sentirnos así. No entendemos qué nos está pasando. Y quién diga que nunca se ha sentido así, miente.

Es una sensación desagradable que hace que te sientas mal. Pero he aprendido a no culparme. Si no a analizar la situación. Analizar mi vida. Parar y observar en qué punto me encuentro. Intento ser objetiva y me convierto en mi propio juez. Analizo qué me gusta y qué no me gusta de mi vida. Busco solución e intento entender el porqué de ese sentimiento de no encontrarme.

De “NO UBICACIÓN”.

Después de analizar la situación he llegado a la conclusión que el causante de ese sentimiento es mi propio yo. Mi yo que ha cambiado y ha dejado de ser el que era. Ha evolucionado y madurado, y ya no se interesa por las mismas cosas que antes. Incluso no se siente a gusto donde siempre se ha sentido bien. Porque su perspectiva ha cambiado y todo eso se le ha quedado pequeño o corto. Necesita abarcar otras cosas para enriquecer al nuevo yo que esta dispuesto a evolucionar.

La evolución en el ser humano es importante y constante. O al menos así lo creo. Es darse cuenta de que el aprendizaje que tenía por delante lo ha superado con creces y está preparado para el siguiente. De ahí el superarnos cada día.

En cada etapa nos llevamos a nuestras personas de alrededor detrás si están en tu misma órbita. Si no lo están se quedan también por el camino. Conocerás otras personas que sí que estarán preparados para evolucionar contigo. Y cada uno te aportará algo nuevo en tu nueva andadura.

Para mi esa evolución es necesaria. Hace que esa sensación de estancamiento desaparezca y afrontes con más ganas y fuerza esta nueva etapa. El cambio es bueno y necesario. No te sientas mal. Sé egoísta. Analiza tu vida, conviértete en tu propio juez y juzga lo que ves. No te culpes. Sigue el curso de tu vida y haz en cada momento lo que sientas y te apetezca. Tu tienes que sentirte a gusto contigo mismo, no dejes de hacer cosas por el qué dirán. Céntrate en ti, la vida es demasiado corta para complacer a los demás. Cuando hayas dado el paso te darás cuenta que avanzas y que tu vida ha dado ese giro que tanto necesitabas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*