HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Fashion Mix

05ene 14

Jennifer Lawrence y Amy Adams en American Hustle, estilo 70

American Hustle, La gran estafa americana, es una explosión de modelazos en cada secuencia. Ambientada a finales de los años 70, Jennifer Lawrence y Amy Adams nunca estuvieron más sexy.

portada

Amy Adams y Christian Bale son un par de estafadores que colaboran con un agente del FBI, interpretado por Bradley Cooper. Jennifer Lawrence es la mujer de Bale, que ha adoptado a su hijo. Todos los personajes evolucionan en cuanto a su vestuario, en el que encontramos firmas como Dior, Diane von Furstenberg, Halston y Gucci.

El diseñador de vestuario Michael Wilkinson muestra el exceso de la época en el vestuario. “La ropa era menos elaborada, como si no importara a la gente”, ha comentado .

El director australiano optó por investigar el vestuario de esta década y a cada personaje le ha dado un estilo propio e inconfundible.

Por ejemplo, el personaje de Jennifer Lawrence iba a ser más mayor, cuando ella fue la elegida se cambió la idea que se tenía del maquillaje y del vestuario. El director quería que fuera maquillada de forma excesiva, algo que se evitó finalmente.

american-hustle

Kathrine Gordon es la encargada de la peluquería en la película, con peinados que son personajes. Esta estilista se inspiró en ejemplares de Playboy y anuarios de los 70. El maquillaje de Evelyne Noraz es también un elemento imprescindible.

En el caso de Jennifer Lawrence todos sus peinados son altos, siempre con un moño o un recogido, nunca suelto. El estilo Gibson de los años 40 revisionado.

La maquilladora de la película aplicó a Lawrence pintalabios y sombras de ojo discretas. Y ojo a la importancia del pintauñas, una obsesión del personaje, que comenta cómo le gusta su olor entre agradable y apestoso.

Otra de las referencias es la revista Cosmopolitan, además de anuncios como los de Chanel con Catherine Deneuve, programas de televisión y películas. En American Hustler, el personaje de Amy Adams comienza a trabajar para Cosmopolitan. Vemos algunas escenas dentro de la revista, sus estilismos, pero pronto esta mujer ambiciosa decide que su futuro no está en la moda. Gracias a su paso por la revista adquiere conocimientos de estilo, intentando imitar a las modelos con las que ha trabajado.

Jennifer Lawrence salga o no salga de casa siempre está sexy.

El personaje de Amy Adams lleva algunos vestidos reales de los años 70 de la firma Halston. Como explica el diseñador, su personaje camina orgullosa y pisando fuerte gracias a estos vestidos que se ajustaban a la silueta, que son tremendamente cómodos.

El estilo de Amy Adams se inspira en la música disco, en las mujeres que bailaban en Studio 54 y en los anuncios de champú.

También se consultaron fotografías de Guy Bourdin y Helmut Newton y portadas de Cosmopolitan como la de Farraw Fawcett. Parte de la transición del maquillaje, hacia un tono más oscuro, se inicia cuando conoce al estafador (Bale).

Adams pretende ser una chica inglesa en Nueva York, para llevar esos vestidos sueltos cruzados evita los sujetadores. Las gafas, en general en todos los personajes, son un elemento indispensable.

El personaje de Bradley Cooper se inspira claramente en Fiebre del sábado noche. De hecho, hay una escena en la que baila en el centro de la pista de lo que podría ser Studio 54 junto a Amy Adams, y lo hace al estilo Tony Manero, como John Travolta. Cooper es del Bronx, es muy estricto y sus trajes son de poliester barato. Tras conocer a los estafadores, su armario cambia para mejor. Es tan presumido que le vemos hacerse los rulos de su permanente en casa como lo haría su madre, con la que vive. Al final de la película, Bradley Cooper ya no usa esos trajes barriobajeros si no que lleva camisas con pañuelos de seda y chaquetas de piel.

El peinado más impactante es el de Christian Bale, con un peluquín que va adherido al pelo. La primera escena de American Hustle es ésta: Bale se peina cuidadosamente su pelo, cruzando el cabello que le sobra de los lados sobre el centro de la cabeza y pegando un peluquín encima de la supuesta calva. Fue tan elaborado el proceso de creación de este peinado que el director incluyó esta escena en la película. En cuanto a su look mezcla todo tipo de estampados y texturas, siempre con trajes con chaleco. Un tipo que admira a Hugh Hefner, según sus estilistas.

Jeremy Renner el alcalde de New Jersey es el que sale más mal parado con un tupé enorme con el que parece un rockabilly.

 

 

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

*