HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Fashion Mix

27jun 13

Pedicura en casa en 5 pasos

Aunque debemos cuidar y mantener bonitos nuestros pies durante todo el año, parece que hay personas que solo se acuerdan de hacerse la pedicura cuando llegan los calores y toca ponerse las sandalias. Para mí, uno de los mayores placeres que hay en el mundo de la estética es que te hagan una buena pedicura en un sitio profesional. Pero si no tienes tiempo, o la economía no está para estos lujos, ya no tienes excusa para llevar los pies bonitos y cuidados: en 5 pasos y en tu propia casa, con un poco de maña y paciencia, puedes hacerte una buena pedicura tú misma.

portada

Paso 1: Si llevas esmalte, toca retirarlo con ayuda de un quitaesmaltes y algodón (o una gasita). Si el esmalte es permanente, no intentes retirarlo tú misma en casa, ya que puedes dañar la uña; es mejor que vayas donde te lo hicieron para que te lo retiren con acetona pura. Lo primero es limpiar y exfoliar la piel de los pies. Para ello, preparamos un recipiente lo suficientemente grande para meter los pies, lo llenamos de agua caliente (o tibia) y lo ideal es aprovechar este baño echando en el agua algún jabón con propiedades relajantes. Después de un ratito en el agua, masajeamos los pies con una crema exfoliante para retirar las células muertas (podemos usar incluso un cepillito) y aclaramos bien en el agua.

01

Paso 2: Eliminar las cutículas. Con un palito de naranjo, hay que empujar hacia atrás la piel del contorno de cada uña. Si fuese mucho la que sobrara, se puede cortar con un alicate para pieles o cortacutículas, pero con mucho cuidado, porque podemos hacernos daño o dejar la uña desprotegida. También podemos aplicar un aceite para cutículas sobre cada dedo, que ayudará a su hidratación.

03

Paso 3: Cortar y limar las uñas. No importa con qué lo hagas (cortauñas, tijera o alicate) pero córtalas de forma recta. No solo son más bonitas, sino que impiden que se claven en los dedos. Lo mejor es el cortauñas porque hace cortes secos y limpios (las tijeras pueden astillar la uña). Para terminar de darles forma, utiliza una lima más gruesa, y para pulirlas y perfilarlas, una más fina.

03

Paso 4: Fuera durezas. Para tener los pies suaves y bonitos, hay que pulirlos con la ayuda de una lima de pedicura o, directamente, con piedra pómez. Si las durezas se resisten, utiliza un cortacallos (con cuidado, que las cuchillas las carga el diablo) y después limado general para eliminar restos de piel “fea”.

04

Y paso 5: hidratación y belleza. La hidratación es fundamental para tener unos pies bonitos y cuidados. Hidrátalos al terminar la pedicura con una crema especial para pies, que nutre en profundidad. Si no quieres pintarte las uñas, al menos aplica un endurecedor para las uñas, es transparente y ayuda a tener las uñas sanas y fuertes. Y después, si quieres, ya puedes ponerte el esmalte que hayas elegido.

05

 Como decíamos al principio de este post, ya no hay excusa para no llevar los pies arreglados.

Son cinco pasos y un ratito dedicado a ti y a tus pies.

¡Feliz jueves!

Etiquetas: , , , , ,

Un comentario

  1. Super me gusta rapido y facil ;)

    Responder

Deja un comentario

*