HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Fashion Mix

24jun 12

Palencia “Slow-LifeStyle”


Más que una escapada con encanto. A 1 hora y 40 minutos de Madrid, encontramos una provincia donde el tiempo se detiene. Un viaje al pasado romano, visigodo, románico, gótico-renacentista, barroco… que los peregrinos del Camino de Santiago contemplan anonadados. Palencia combina la tradición, arte, y antigüedades, con la más moderna oferta gastronómica, y de alojamiento. La moda del “Slow-LifeSytle” cobra todo su sentido en esta tierra castellana.
El Castillo de Ampudia, fortaleza del siglo XV, sorprende por su buen estado de conservación y por su interior repleto de “joyas” artísticas, gracias a la labor de Eugenio Fontaneda. Su propia hija es nuestra guía de lujo por sus salas de arqueología, arte sacro, etnografía… y su preciosa sala de juguetes con antiguas casas de muñecas. (Imágenes superiores, vista del castillo, vistas desde el castillo. Imágenes inferiores: interior del castillo).

En Baltanás, un edificio del siglo XVIII con un espectacular patio barroco, es la sede del Museo y Centro de Interpretación del Cerrato.

La joya visigoda palentina está en Baños de Cerrato. La iglesia de San Juan (foto 1) fue mandada construir por el rey Recesvinto en el año 661, y en su cabecera exhibe una réplica de la corona del rey (foto 2). Junto a la basílica hay una fuente de origen visigodo que según la leyenda sanó a Recesvinto de un cólico nefrítico al beber sus aguas.

Támara de Campos es un precioso enclave donde se encuentra la iglesia de San Hipólito (foto 4), que guarda en su interior un original órgano suspendido y apoyado sobre una columna de madera (foto 3). Un pequeño concierto de órgano ibérico fue el broche inmejorable a una jornada llena de descubrimientos por tierras de Campos y Cerrato.

En Paredes de Navas, (foto 5, junto al monumento homenaje en la plaza dedicado a Jorge Manrique, está la iglesia de Santa Eulalia (foto 6) donde aseguran que el poeta fue bautizado. Además de las pinturas del paredeño Pedro Berruguete, destaca la torre de seis cuerpos decorada con azulejos.

El Museo de Santa María, (foto 8 ) en Becerril de Campos, está ubicado en la iglesia del mismo nombre, un ejemplo de arquitectura de cruce de culturas. La portada está precedida de un pórtico con artesonado, y la nave central está cubierta con preciosas maderas centenarias, como se descubrió a raíz de unas obras en los años noventa.

Villalcázar de Sirga (foto 7) se ha convertido en punto obligado de parada del peregrino para recuperar fuerzas en sus tradicionales mesones castellanos (foto 9). “Slow food”, comida tradicional cocinada a fuego lento, que conquista a todos los paladares.

Lo que correspondería a “slow food” pero en el vino, está en Dueñas, célebre en otros motivos por ser el lugar donde los Reyes Católicos firmaron sus acuerdos pre-matrimoniales, y donde Fernando el Católico se desposó por segunda vez. La Bodega Remigio Salas, una de las más reconocidas de la Denominación de Origen Cigales, aúna tradición y modernidad al frente de un negocio familiar centenario que se remonta a Pablo Salas Quevedo.

Una impresionante viga de olmo de 14 metros de longitud del lagar de 1887, (foto 15) y cubas artesanales de madera de la zona, convierten la bodega en auténtico museo. Amada y su madre, dos mujeres al frente del negocio en la actualidad, han sabido sacar todo el provecho a la riqueza de sus viñas viejas de 1915 (foto 16).

La Posada Real Casa del Abad de Ampudia tiene no sólo el encanto de ubicarse en un edificio emblemático del siglo XVII (foto 10), sino el contraste con la modernidad de sus habitaciones y de su gastronomía. Las paredes de los pasillos de la Posada Real están decorados con imágenes de la moda del siglo XIX publicadas en El Diario Elegante. El restaurante El Arambol, (fotos 11 y 12) que ocupa la bodega y lagar de la antigua residencia del Abad, ha ostentado una estrella Michelín entre 2005-2007.

El Mesón El Cerrato, en Tariego, ofrece comida tradicional en un espacio moderno y acogedor. Su extensa lista de deliciosos postres se lo pone complicado a los más golosos.

Y apunto de inaugurarse, un nuevo alojamiento con encanto que hemos visitado es el Hotel Villarromana, en Saldaña. En sus exteriores, el amplio porche (foto 13) y la zona de cría de cangrejos autóctonos (foto 14), lo convierten en el perfecto lugar para disfrutar del “Slow Life-Style”.
Direcciones útiles:

Alojamiento:

San Zoilo (Carrión de los Condes), Estrella del Bajo Carrión (Villoldo), Posada Real Casa del Abad (Ampudia), Hotel Villarromana (Saldaña)

Gastronomía:

Bodega Remigio Salas (Dueñas), Mesón de Villasirga (Villalcázar de Sirga), Restaurante El Arambol (Ampudia), Mesón El Cerrato (Tariego de Cerrato).

Diputación de Palencia, Turismo

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

3 comentarios

  1. ME ha encantado el reportaje. Que fotos tan bonitas acompañadas de un texto muy interesante. Este verano visito Palencia. Un saludo, Sagrario

    Responder
  2. Hey! This post couldn’t be written any better! Reading through this post reminds me of my good old room mate! He always kept talking about this. I will forward this article to him. Pretty sure he will have a good read. Thanks for sharing!

    Responder
  3. Thank you for the good writeup. It in fact was a amusement account it.
    Look advanced to far added agreeable from you! By the way, how can we communicate?

    Responder

Deja un comentario

*