Look and Fashion

Restaurantes

21dic 12

IDEAS PARA EL FINDE: UN MÁGICO CAFÉ DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

 

Pocas cosas me resultan tan agradables como un café temprano en una mañana fresca o a media tarde mientras se empieza a apagar el sol. Un buen café en un agradable lugar. Adoro las cafeterías tanto como me gusta el café. Lugares con agradable aroma, con un murmullo de tertulia amistosa, sonidos de hojas de periódicos al pasar y reuniones habituales.

Si queréis llevar esta experiencia a un grado más alto no dejéis de visitar el Café Royalty. Entre las callejuelas de la ciudad más antigua de Europa encontramos este esplendoroso lugar. Nada más cruzar sus puertas debemos mirarnos para comprobar que no vamos vestidas a la moda de principios del siglo XX. Toda la restauración y decoración del café está hecha con sumo cuidado para recrear la original de 1912.

Estamos dentro de la historia viva de nuestro país, el primer Café Royalty abrió sus puertas en 1912 para conmemorar el centenario de la constitución de 1812.  Pronto se convirtió en uno de los lugares más populares de la ciudad romántica, un servicio cuidado, una decoración suntuosa y excelentes productos y servicios, hicieron que la intelectualidad convirtiese al Café en su lugar favorito de tertulia.

Cada noche se ofrecian conciertos en los que llegó a tocar el mismo Manuel de Falla. Literatos, artistas,políticos, músicos, e intelectuales en general se congregaban en torno a las mesas del Café Royalty.

Por desgracia, en vísperas de la Guerra Civil española el precioso Café cierra sus puertas cayendo en un olvido que se prolongaría por siete décadas.

Con muy buen tino, el lugar es comprado en 2008 y se le ha realizado una meticulosa restauración, que lo han llevado de nuevo a la suntuosidad de principios del siglo pasado.  Siendo así los caprichos del destino, que para el aniversario de la Pepa en 2012, el Café Royalty tenía de nuevo sus puertas abiertas para acoger con magestuosidad a todo el que tuviese la suerte de pasar por allí.

No puedo hablaros de la carta ni el servicio, puesto que aún (no será por mucho tiempo) no he tenido la suerte de comprobarlo. Sospecho que será cuidadoso y de buena calidad dado el esmero y laboriosidad que son sello del lugar.

Queridas, olvidemos por favor el “café” en vasito de cartón, que se mueve con un palo de plástico, se pide de pie a voces y que nos entregan sin una triste asa para no quemarnos, sino con ese arito de cartón….Para colmo esa bebida cafeinada la mayoría de las veces es “engullida” mientras caminamos por la calle, sujetando el bolso, el móvil, y procurando no quemarnos y mancharnos…olvidemos queridas mías todo ese despropósito que algunos llaman ahora “tomar un café”.

Pasemos al salón del Café Royalty, sentémonos en la mesa que más nos agrade, leamos su carta y pidamos relajadamente al camarero. Mientras el café humea en la mesa, miremos la vida avanzar por la ventana, convirtámonos en parte del bello ambiente del lugar, recordando aquellas damas de principios del XX, mantengamos el arte de conversar…

Feliz fin de semana

Todas las fotos de la web del Café en la que podéis encontrar más información: http://www.caferoyalty.com

 

Me han gustado:

Sobre diademas: https://lookandfashion.hola.com/fashionmix/20121221/joyas-para-tu-pelo/

Y sobre looks: https://lookandfashion.hola.com/fashionmix/20121220/leighton-meester-hay-vida-tras-gossip-girl/

 

 

 

 

 

Seguir leyendo
10dic 12

Al Andalus : un palacio sobre ruedas

Los lunes siempre son duros y el de hoy en particular más difícil que venimos de puente. Hay días en que lo único que apetece es escapar, irse lejos, disfrutar del paisaje y del camino. Olvidar la prisa, caminar siendo conscientes de cada paso que damos…Disfrutar sabiendo que es más importante el camino que el destino.

 

Para escapar lejos en el espacio y sobre todo en el tiempo os dejo unas imágenes de mi transporte favorito, el tren. Se trata del Al Andalus que realiza un fantástico recorrido turístico.

Podréis imaginar al verlo no se trata de un tren cualquiera. ¿quién no ha soñado con viajar con los personajes del Orient Express ?

 

Acercarse a la hora de comer al vagón restaurante con una cuidada carta. Cenar a la luz de una lámpara antigua mientras cruzamos conversaciones con nuestros recién descubiertos compañeros de viaje. Entonces el viaje se hace tan agradable que no deseamos llegar …

Pasar al bar a disfrutar de una copa, que nos servirá cuidadosamente el personal del tren vestidos como se espera del ambiente que los rodea.

Ir a uno de los salones a leer un buen libro, comentar nuestros destinos futuros o simplemente a mirar por la ventana los caminos que cruzamos…

Despedir el dia en nuestra habitación, arroparnos sabiendo que el movimiento nos acuna y que al amanecer un lugar nuevo nos espera…

Queridas, olvidemos los viajes en los que hasta el último minuto aparece señalado en nuestro billete. Aquellos en los que tomamos un bocadillo sobre una mesa plegable de plástico con los auriculares puestos oyendo el último éxito de cualquier cantante. Ni se os ocurra buscar suelto para sacar una lata de la máquina de refrescos, y ni pensar en cargar con vuestra propia maleta….Queridas dejad eso para este siglo y viajemos en el espacio y el tiempo rodeadas de madera brillante y buen gusto. Y sino, al menos disfrutad del viaje a través de las imágenes.

Buen  inicio de semana.

Todas las imágenes tomadas de www.trenalandalus.com/

 

Seguir leyendo
24sep 12

Atrio Córdoba: tomar una copa en una terraza de cuento.

Durante mi período de ausencia he descubierto algunos sitios que me gustaría compartir con vosotros, uno de ellos ha sido Atrio.

Paseando por el centro de la capital cordobesa llama nuestra atención una preciosa mansión burguesa de estilo Modernista. Esta casa de cuento nos abre sus puertas durante gran parte del día y no solo para ser admirada, sino para ser vivida en todo su encanto. Atrio es el nombre que se le ha dado a este mágico lugar en el que podemos tomar café, aperitivos fríos y unas estupendas copas por la noche.

Tanto la terraza exterior, como el patio interior, nos envuelven en la misma atmósfera de ensoñación infantil propia de los edificios de estilo Modernista.

Decorado con suma delicadeza, lo nuevo y lo propio del siglo XIX, se dan la mano en Atrio en perfecta armonía. El edificio está declarado como Bien de Interés Cultural, y Atrio lleva en funcionamiento desde 2011. Más allá de lo decorativo, podemos disfrutar de una estupenda carta de Gin&Tonic, servidos cuidadosamente bajo los naranjos y con la tenue iluminación del lugar.  Sólo apto para románticos y sibaritas.

Lo encontráis en :Avda. de Gran Capitán, 32 14001 Córdoba.

 

 

Seguir leyendo
10jul 12

El Palacio de los Duques de Medina Sidonia: para sentirte como una duquesa.

Para todos los amantes de lo bello y lo antiguo es este un lugar imprescindible.

 

Paseamos por el casco histórico de una ciudad costera y en uno de sus rincones más bellos nos abre las puertas un palacio cuidado y restaurado con sumo gusto, tan vivo como el día en que se construyó.

Su dueña la duquesa de Medina Sidonia tuvo a bien compartirlo con el visitante, albergando en su interior una exquisita hospedería y una cafetería. Tan conocida en la localidad que entre sus habitantes se conoce familiarmente el lugar como “el palacio de la Duquesita”.

 

Sobre lo que parece que era un antiguo alcázar andalusí del siglo XII la casa Medina Sidonia construyó este palacio de estilo renacentista en el XVI. Para darnos una idea de su belleza, basta decir que en su edificación y diseño intervinieron entre otros Alonso de Vandelvira, Juan de Oviedo y Domenico Fontana.

El visitante que pasa al palacio olvida el siglo en el que ha nacido nada más cruzar la entrada. Sin embargo, su antigüedad no le resta vida, y es que el palacio rezuma tanta paz como  alegría en cada rincón.

Podemos pasear por las estancias habilitadas y decidir en que lugar acomodarnos para disfrutar un café,té, o lo que el lugar nos llame a degustar.

Para estas fechas es muy recomendable el jardín. Diseñado por Giovanni Pannini combina fuentes y estatuas con setos de boj. Sentados en sus sillas y rodeados de la muralla medieval solo oímos el cantar de los pájaros, la charla apacible de los visitantes y el ruido de ruedecitas de la maleta de algún turista foráneo que refleja en su cara la maravilla del lugar que le acoge.

Durante el invierno, o si el día es más fresco , podemos sentarnos en sus salones interiores, tras elegir entre las diferentes mesas, sillones y sofás que nos esperan para abrazarnos con sus mullidos cojines y bonitas tapicerías.

La cafetería abre por la mañana y por la tarde. Si visitamos el lugar a primera hora del día podemos disfrutar de un desayuno estupendo y variado en el que no podemos dejar de probar su mermelada de tomate. Al caer la tarde para acompañar nuestro café o té, la hospedería nos muestra su pequeña vitrina con unos bizcochos y tartas artesanales que van variando según la época del año y que son siempre exquisitos. Todo tiene unos precios más que razonables.

El palacio guarda otros muchos encantos y secretos que podéis descubrir visitando su web www.fcmedinasidonia.com en la que se informa de los horarios de visita, reserva de habitaciones, y otros datos de interés.

Un lugar único que incluir en vuestras guías de viaje. Pasad al palacio, dejaos acoger por sus salones, tapices, jardines, vistas, perdeos en las pinturas y tomad el té en delicadas tazas con el escudo de sus dueños, acompañadas por alguna armadura, para sentirnos, durante un rato, como duquesas renacentistas.

Seguir mi blog con Bloglovin

Seguir leyendo
26jun 12

¿Conoces ya los Café couture?

  Si pensamos en nuestras abuelas cosiendo en agradable charla con sus amigas mientras realizaban primorosamente su labor y lo mezclamos con la imagen de un ciber-café, tenemos una aproximación al concepto de café couture. Talleres- cafetería en los que en lugar de ordenadores encontramos máquinas de coser y materiales de costura, bordado, tocados, punto, y todo tipo de labores artesanales.

A modo de cuentagotas y sin prisa pero sin pausa, las labores de costura y realización de ropa y complementos a mano van ganando terreno. Son lo que ahora llamamos DIY, handmade, crafts, y similares, lo que viene siendo de toda la vida, labores. Perdidas y denostadas durante una o tal vez dos generaciones, los jóvenes del momento se ponen manos a las agujas, tijeras, hilos y botones. Nacidos en un mundo de producciones en cadena, en los que tanto una chica de Nueva york como una de Japón, pueden lucir (y de hecho llevan) la misma camiseta, redescubrimos ahora el valor de lo único y artesanal. La crisis, el paro, la llegada de productos en masa de Asia, la tal vez excesiva democratización de la moda han llevado a esta reacción de las nuevas generaciones. Una búsqueda de lo original, lo artesano, lo hecho a mano, y al mismo tiempo la posibilidad de dar rienda suelta a la creatividad individual y el orgullo de decir : “esto lo he hecho yo”. Esta es la nueva tendencia de los seguidores de la moda, eco-moda, artesanal, no tirar, crear y recrear.

A las más artesanales formas de creación de moda se unen las últimas tecnologías que facilitan a través de blogs, webs, redes sociales, fotos digitales, etc, dar a conocer este trabajo y crear grupos y talleres para compartirlos. Pasado y presente se dan la mano en una fructífera relación para mostrarnos a todos la belleza de lo único.

La idea, como casi siempre, nos llega de EEUU, allí encontramos la tienda Gotta Knit! (gottaknit.net) en Nueva York

En Inglaterra se puso en marcha exitósamente  I Knit London  (iknit.org.uk)

Y en la capital de la moda un lugar encantador nos abre sus puertas para que demos rienda suelta a nuestra creatividad, el Sweat Shop (sweatshopparis.com), una deliciosa cafetería y taller parisina.

 

 

Las dos ciudades más grandes de nuestro país también se han sumado ya a esta tendencia

En Barcelona la cafetería y galería Cosmo de Barcelona (Enric Granados, 3), donde Alicia Roselló (, conocida por su página duduadudua.com, imparte talleres

En  Madrid nos espera  Tete Café Costur ( www.tetecafecostura.com

Un lugar precioso en el que alquilar una máquina para coser mientras tomas café o recibir talleres.

Parece que en plena crisis y con la invasión de ropa hecha en cadena, comprar no se lleva, ahora lo último es crear. Lugares acogedores y agradables, llenos de bellas telas, abalorios, hilos coloridos,encajes y lazos nos abren sus puertas. Espacios para tomar un café, compartir charla, conocimientos y dar rienda suelta a la imaginación, creando pequeñas obras de arte que luego luciremos orgullosas al  saber que son únicas y salieron de nuestras manos.

Tal vez no todo lo que traiga esta crisis sea malo. ¿conocéis iniciativas así en vuestras ciudades? ¿Habéis sentido el orgullo de lo hecho por uno mismo?

Nota: todas las fotos tomadas de los blogs y webs de los lugares descritos. La foto vintage tomadad blog  fotosvintagegratis.blogspot.com. 

Seguir leyendo
10jun 12

Comer en un palacete. Lugares de cuento.

Recreación para la exposición "interiores robados"Entre las callejuelas de la capital gaditana encontramos un mágico lugar que parece sacado de  un cuento. Un downton abbey en Cádiz, que hace las delicias de todos los que quedábamos extasiados con las viviendas de la serie. Entrar a cenar en un palacete de 3 plantas con  450 metros cada una, convierten a este restaurante en un lugar que se nos queda en la memoria. Cuenta con dos patios, uno interior y otro exterior, y numerosas estancias que nos devuelven al siglo XVIII. Una cuidada restauración,  que si bien lo ha adaptado a su nueva función, no le ha quitado un ápice de su sabor antiguo, del regusto de encanto y ensoñación que emana todo lo que ha envejecido con gusto. Cocina italiana, japonesa y de la tierra se pueden disfrutar en el palacete de Veedor, un servicio agradable y eficiente completan las virtudes del lugar. Un espacio en el que cualquier chica se siente tentada a vestir de encaje y largo, sentarse en el patio poco alumbrado, con esa luz que siempre favorece, y esperar a dejarse seducir por el lugar, la comida y tal vez, por la compañía. Ni de lejos queda reflejada en este descripción el encanto de lugar, que solo en directo se puede apreciar. Altamente recomendable para todos los que pasen por Cádiz, los que quieran recordar tiempos lejanos sin visitar un museo, para que los hombres se sientan como caballeros y las mujeres como damas. ¿Conocéis otros lugares con encanto? ¿habéis ido a restaurantes en los que el tiempo parece retroceder?

Dirección: calle Veedor 3, Cádiz.

Seguir leyendo

Newsletter ¡HOLA! Fashion

Tu e-mail:
Sobre el Blog

Reflexiones sobre moda, cosas y lugares bellos. Una pequeña ventana para compartir al hedonista que todos llevamos dentro. Sobre el blog