Look and Fashion

14ene 13

Vuelta al tiempo ordinario con las Rebajas

 

Después de unos días de descanso volvemos a la carga en plenas rebajas.  Estos últimos días he tenido varias conversaciones acerca de las compras rebajiles y me he dado cuenta de que cada uno tiene también para esto su propio estilo. Básicamente están aquellos que acuden el primer día y arrasan, y en muchos casos, luego van en segunda visita a devolver lo comprado en el momento de euforia. Por otro lado están los pacientes, que esperan a las segundas rebajas y se pasan tranquilamente a ver lo que ha ido quedando.

Me niego a dejaros los hiper-mega-machacados consejos tipo: llevar una lista, hacer presupuesto, no dejarse “liar” por las ofertas, etc. Puesto que, sinceramente, yo soy la primera que los incumple, pero ¿acaso no es eso lo más divertido de las rebajas? No se si a vosotras os pasa, pero ( para las que disfrutamos con la moda por supuesto) ir a comprar (de shopping que dicen las modernas) ¿no es una diversión?.

Distingamos, ir a comprar algo específico que necesitamos ( o eso pensamos) puede dejar de ser agradable si no lo encontramos e incluso llevarnos al borde de la ansiedad si necesitamos una prenda concreta para un momento concreto. Recuérdense eventos tipo BBC.

Por otro lado está el ir de tiendas, porque si, porque tenemos ganas de pasar el rato, entonces las rebajas son un momento genial. No se busca frenéticamente una prenda concreta, sino que se pasea la vista relajadamente a ver que nos llama la atención.

Me doy cuenta de que esta visión es muy personal, pero queridas, así son las rebajas para mí, una tienda de chucherías en la que procuro no empacharme. Momentos en los que el sentido común queda algo (procuro que no demasiado) oculto por la bajada de precios y entonces la posibilidad de ser algo más atrevidos e imaginativos se amplia. Y así me he probado faldas de tul tipo bailarina de varios tonos (que no han llegado a mi armario,…aún…y cuyo florecimiento bien merece una entrada propia), y me he traído a casa pantalones leopardosos, diademas brillantes, y un jersey-camisa con plisados…Es decir compras divertidas y poco prácticas que me harán luego pasar un buen rato decidiendo como llevarlas a la calle, pero al fin y al cabo..¿.no buscamos eso? ¿no es la moda creatividad e imaginación? no digo con esto que “todo vale” pero si que potenciando la originalidad tal vez veamos las prendas de rebajas con otros ojos queridas, que ahí está la gracia de este juego de la moda.

Y vosotras ¿me contáis como compráis en rebajas?

Feliz día, aunque sea lunes.

 

Etiquetas: , , ,

4 comentarios

  1. Yo antes compraba de todo como si me lo regalaran, ahora compro con más cabeza, cosas atemporales y algo para alguna boda… Bss

    Responder
  2. Un artículo genial. Disfruté mucho leyéndolo. Yo en rebajas siempre voy a ver si encuentro algún caprichillo del q me quedé con ganas!!Besos!!!

    Responder

Deja un comentario

*

Newsletter ¡HOLA! Fashion

Tu e-mail:
Sobre el Blog

Reflexiones sobre moda, cosas y lugares bellos. Una pequeña ventana para compartir al hedonista que todos llevamos dentro. Sobre el blog