Look and Fashion

febrero, 2013

02feb 13

SIMOF 2013

91118SIMOF2011_05022011__MG_5475

Tradición y moda se dan la mano estos días para traernos la que es una de las pasarelas más importantes de Andalucía, SIMOF. Mientras el frío aún nos acompaña, ya andamos pensando en la próxima primavera y a cualquier apasionada por la moda, andaluza o no, le es imposible no maravillarse ante tamaño derroche de arte, fantasía y creatividad.

El traje de flamenca trascendió hace mucho la simple categoría de traje típico regional, y lejos de aparecer congelado en los arcones de la cultura tradicional, ha sabido inteligentemente conservar su esencia y al mismo tiempo ser permeable a los dictados de la moda. Cada año se reinventa sin perder jamás su razón de ser. A llegado a ser fuente generadora de inspiración para los más variados diseñadores internacionales que han sucumbido a su belleza sin fronteras.

Barroquismo, volumen y voluptuosidad en las más diversas telas que envuelven el cuerpo de la mujer, ya sean lisas, estampadas (ojo este año a las cachemiras) y el inmortal lunar, dan forma a los también diferentes tipos  de volantes, canasteros, de capote…Un traje tradicional que vive con nosotras año tras año reinventándose continuamente para llenarnos de movimiento, sensualidad y elegancia.

Junto al traje, no pueden faltar los complementos, que en este caso llamamos avíos, pendientes, pulseras, collares, flores, broches y mantoncillos que van variando también cada primavera. Cada uno de ellos bien merecería una entrada propia.

Una indumentaria que nos hace soñar, varía por unos días todo nuestro aspecto,  modificando desde nuestro peinado a nuestros andares y forma de sentarnos para convertirnos en auténticas damas.

Y es que queridas, con un traje de flamenca toda mujer está más guapa.

En cuanto las tenga, haré un recopilatorio de lo mejor de SIMOF 2013, de seguro, un deleite para los sentidos.

Feliz finde.

 

 

Seguir leyendo

Newsletter ¡HOLA! Fashion

Tu e-mail:
Sobre el Blog

Reflexiones sobre moda, cosas y lugares bellos. Una pequeña ventana para compartir al hedonista que todos llevamos dentro. Sobre el blog