La importancia de valorar la vida

Imagen: Xenia Wild

Imagen: Xenia Wild

Todas las fotografías de este post pertenecen a ‘Dressing Xenia’.

En el post de hoy quiero hablaros de algo muy importante. Y para ello, voy a empezar, compartiendo fotos de este mismo verano.

Mi viaje a Nueva York con mi marido, celebrando nuestro 25º aniversario de casados.

2AA2AFC4-3755-4EB8-9834-6E843A5DA296

76A14621-459D-4951-A38A-332B72C913A9

20385064-DF4C-47FA-84EE-3A403D827391

2D4EF852-009E-4952-8B9D-BB5E88DBB118

F81CEC03-38FC-4BDC-A9D3-0DF11A1D4779

58864C1F-FDB8-46E5-9EF2-60936813B871

18450EAF-DEFF-45A1-8897-38B5FA213FAA

ECE3747B-F796-4754-B2C7-AEE06DC33E35

 

64BDE8BF-22A1-4288-BD17-E2126D33BF56

D24991F4-C358-4A18-903C-888A95A3EF40

 

0FA3A66D-0C32-46FE-9779-E77B7040F274

 

2F33679D-B676-4211-9DD6-196E60333F5E

Podéis ver más sobre mi viaje a Nueva York, una ciudad increíble que tuve la suerte de visitar por segunda vez, en mi cuenta de Instagram @xeniawild.

Hola chicas/cos este post no va ser sobre moda sino más bien sobre cómo vencer el cáncer y compartir mi experiencia personal. Ya está bien. Hay que acabar con eso de sentirnos mal cuando nos detectan la enfermedad. Lo más sabio es afrontarla como cualquier otra enfermedad. No os voy a engañar, está siendo un camino duro, pero sólo tenemos que pensar una cosa: te están salvando la vida y vamos a vivir. ¿Qué hay más bonito que eso?

Estas fotos son de antes de  la operación a finales de diciembre, cortarme el pelo, y con el pelo corto antes de dar paso a raparme el pelo.

ABA441EA-2D23-4C6D-BF64-36791B14D95A

51C6B1A7-AA01-4DC8-9F7A-C10FDD5EB85D

B7156BFC-EF8A-4786-A9BB-BB6D27A36685

 

F848306C-46FC-4E46-B174-DF944988F8BE

61253BF7-2347-44DC-B397-E6E355AF778A

 

Fotos de cuando fuimos a Ainsa, Boltaña, en el puente de noviembre:

7209F632-4C04-45E7-9887-412C402E7F1D

3FF2795E-B8A1-4403-ABE1-FD2DC126E337

En el puente de Diciembre nos fuimos a Peñíscola:

64D16E6E-9FDF-46EA-BD29-1098535E3735

52A4C528-E8E8-48D9-9C3B-349758F3C1AD

Toda esta batalla empezó en diciembre, cuando me detectaron un tumor maligno. Cuando la ginecóloga me dio la noticia, se me cayó el mundo entero encima. Sólo podía pensar: ¿cómo puedo tener cáncer? Me van a hacer quimioterapia… voy a vivir… Te haces miles de preguntas en apenas unos segundos.

Aquí es cuando comienza lo peor de esta enfermedad, que es enfrentarte a ella con valentía y muchas ganas de vivir. Reunir todo ese coraje para hacerlo. Te hacen pruebas, y si me tienen que operar de urgencia y una operación muy importante me van a sacar todo matriz, trompas de falopio, ovarios, y me van a hacer un corte muy grande.

Lo peor de esta operación fue que tuve que estar en la UVI tres días, cuando por fin me pude ver mi cuerpo, tenía 44 grapas. Pensé que ya nunca me iba a poner en bikini, que mi vida había cambiado en minutos, y lo peor estaba todavía por llegar.

Después mi doctor me dijo que me iban a hacer quimioterapia para asegurar todo. Entonces sí que asimilé que tenía esta enfermedad, pero lo que también vi claro es que tengo muchísimas ganas de viví. Por ello, luché y sigo luchando con todas mis fuerzas contra este bicho malo. 

Llegó el  momento de ponerme en manos de mi doctora, la que me va a llevar la quimioterapia, y me cuenta cómo va a ser el proceso. También me comenta que lo que tengo que tener claro es que me voy a quedar sin pelo, y lo mejor será que, llegado el momento, me lo rape. No os lo voy a negar, el momento más duro fue quedarme sin mi melena. Soy muy presumida. He llevado toda la vida el pelo largo… y me costaba pensar en que tenía que decirle adiós.

Llego a la primera sesión de quimioterapia, pasaron unos días, y el pelo se me empezó a caer mucho… Prácticamente me estaba quedando sin él. ¡Qué pena tan grande al verme así! Decidí que tenía que hacerlo, que debía ser valiente y raparme el pelo.

Os muestro una foto con mi peluquera, que me ayudó a raparme el pelo y pasar de pelo corto a rapado, natural como la vida misma, sin maquillaje y sin filtros.

F29674D7-66FA-4BEF-9357-CFFB4147FC84

Estas fotos con el pelo rapado y con la peluca cuando llevaba tres sesiones de quimioterapia.

23F5CFF9-8CE5-42B9-BBAE-A02589952B79

99388B66-5D34-41F3-8510-E800682864D9

En esta foto en la terraza de casa, pasando el confinamiento con la peluca y gafas de sol y sobre todo protección solar.

B29B15EB-F3EA-477A-8C23-046D35B2B2C9

Tranquilas. Se puede ser fuerte y pensar que poco a poco volverás a tener pelo. Mientras tanto, yo me he comprado una peluca, y soy muy fan de las gorras, sombreros… Hay chicas que preferían llevar pañuelos en la cabeza. Cada una debe decantarse por lo que la haga sentir más cómoda. Pero lo que nunca debemos sentir es miedo ni vergüenza. Nunca sabes cuándo te puede llegar, y nadie esta a salvo así que deberíamos tener más empatía con los demás.

0DAEDBD4-FFA7-4C76-BBD6-FAD22FC98CA9

6A5BCA8E-688C-4FB3-9CAE-4B92684C427C

Actualmente, me queda una sesión de quimioterapia y por fin el bicho estará fuera de mi cuerpo. El 8 de junio seré una persona nueva.

La batalla de la quimioterapia no es nada fácil. Hay días en los que no te encuentras nada bien, sin fuerzas, pierdes la fe, la esperanza, pero, sin duda, tu interior es fuerte. A ti misma tienen que darte fuerzas y pensar que si quieres vivir tienes que ser muy valiente y ser feliz.

No por tener cáncer tenemos que dejar de ser nosotras mismas ni hablar. Si te gusta ir a al última, como a mí, debes seguir con ello, ponte la peluca y sigue con tu vida. Una de las cosas que más feliz te pueden hacer es rodearte de tu familia y de tus buenos amigos en estos casos te das cuenta de quien de verdad te quiere.

No pienses tanto, sólo disfruta de cada minuto. La vida es maravillosa, y si te toca pasar por esta enfermedad como me esta pasando a mí, si te digo que algo muy bueno aprendemos es a amar nuestro cuerpo y a valorar mucho la vida que tenemos.

Actualmente tengo muchas ganas de hacer cosas nuevas. Tengo un proyecto en marcha, y me voy a llenar de energía positiva para alcanzarlo.

Un consejo: si estáis en mi situación, comentaros que tenéis pelucas en Amazon a muy buen precio. También podéis encontrar páginas con pañuelos especiales para el cáncer. Pero sí os digo que deberíamos poner de moda el pelo rapado  y salir a la calle. Luchar, vivir y disfrutar cada segundo como si fuera el último, eso nadie te lo va a poder quitar jamás.

Podéis seguir mi perfil en Instagram @xeniawild.

Sed felices chicas y luchad, luchad con toda vuestra fuerza por vuestros sueños.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*