Cinco formas de conseguir una mirada más abierta

Photo by Karoline Soares on Unsplash

Photo by Karoline Soares on Unsplash

Hola a tod@s,  después de algún tiempo, aquí estoy de nuevo!

Creedme que he estado súper desbordada de trabajo. ¡Me faltan horas en el día! Pero, aquí estoy de nuevo para hablaros de mi pasión: la belleza y la medicina estética.

Muchos habréis oído hablar de una intervención quirúrgica llamada blefaroplastia. Esta operación consiste básicamente en una cirugía de párpados que se lleva a cabo para reparar los párpados superiores hundidos o caídos y eliminar el exceso de piel de esta zona.

Sin embargo, en medicina estética existen diferentes tratamientos que logran conseguir una apertura de la mirada y la elevación de la cola de la ceja.
Así que, hoy voy a explicar qué métodos pueden conseguir resultados similares a la cirugía pero sin pasar por quirófano.

1. Bótox: Como ya he explicado en otras ocasiones, el bótox realiza una parálisis del músculo que, en este caso, impide que arruguemos el párpado y que la cola de ceja caiga. Al bloquear el músculo orbicular del ojo conseguimos que la zona no caiga lo que produce un efecto de una mirada más abierta y una forma de ceja más bonita que va a hacer que nos veamos mejor. Este tratamiento  tiene una duración de 4 a 6 meses.

2. Hilos tensores: Lo primero que tengo que decir es que este tratamiento suena peor de lo que realmente es. Se trata de un procedimiento súper sencillo que lleva un poquito de anestesia en el punto de entrada que sería la línea del cuero cabelludo. Después,  estiramos un poco desde ese punto y dejamos el hilo en el interior de la dermis . Es un estiramiento muy sutil. Cuando lo que queremos conseguir es una elevación pronunciada de la zona estirando la piel de manera notable, entonces se recurre a una cirugía facial llamada lifting. El hilo está hecho de un producto que se llama PDO (polidioxanona) que es reabsorbible y nuestro organismo lo elimina con el tiempo. Este tratamiento  tiene una duración aproximada de 12 meses.

3. Microblanding: Muchos ya conocéis esta técnica que cada día es más popular.  Se trata de un pequeño ‘tatuaje’ en la ceja dibujando pelo a pelo su forma y realizando un sombreado. El microblanding es la forma menos invasiva de elevar la ceja y con ello lucir una mirada más abierta. Las cejas quedan más definidas y la mirada se enmarca de forma natural.

 

4. Láser Plexr: Las personas que tienen un exceso de piel en el párpado, pero no quieren pasar por el quirófano pueden optar por esta opción. Se trata de un láser que produce unas microquemaduras a lo largo de todo el párpado y con ello se produce una contracción de la dermis de la zona reduciendo el exceso de piel. Tiene un tiempo de recuperación de aproximadamente 1 semana ya que tras el tratamiento aparece una pequeña costra.

5. Ácido hialurónico: Por último, otra de las técnicas que me gusta mucho es realizar unas pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico en zonas un poquito deprimidas de la frente como en la fosa temporal y un poquito en la parte frontal. Así, aumentando el volumen de la zona conseguimos elevar en conjunto las cejas.

¡Espero que os guste!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*