Vivir con ‘haters’

¡Hola a todos!

Hoy quería hablaros de un tema que me afecta en mi día a día y compartir mis sensaciones e inquietudes con vosotros. Desde que empecé a ser conocida por mi título de Miss Universo España en 2015 hasta hoy, he pasado por todo tipo de situaciones y he vivido todo tipo de críticas. Desde cuestionar mi profesión como médico, hasta hacer burlas de mi apariencia física.

d528020f-347d-4255-b040-d738061bb565

*ejemplo de ataque en redes

 

Las críticas continuadas pueden llegar a convertirse en algo más grave. Hay que tener en cuenta que el acoso es algo subjetivo y puede tener muchos grados. Una persona no afronta la misma situación de manera idéntica a otra y lo que a mí pueda darme igual, a otra persona puede hacerle mucho daño. Todos hemos vivido momentos en los que se nos sentimos incómodos o tristes debido a la opinión de otros.

El acoso para mí tiene un ingrediente principal y es que la situación que estés viviendo te afecte de tal modo que llegue a modificar tu conducta: no salir a la calle por el qué dirán, no subir una foto porque te van a criticar o cualquier cosa más cotidiana como la forma de vestirte.

En mi caso, estoy tan acostumbrada a las críticas que creo que me he creado una ‘coraza’ para que no me afecten. Creo que si le doy demasiada importancia a lo que opine de mí la gente que no me conoce, estaría perdida. Estamos en una sociedad en la que le damos demasiada importancia a lo que piensan los demás y es por eso que, a veces, esto puede llevarnos a una sensación de agobio y frustración. Mi consejo es que intentemos evadirnos de lo que opinen los demás y sigamos viviendo en favor de nuestras propias convicciones.

Dicho esto, ahora quiero hablaros de cuando el acoso es un problema real, cuando hemos intentado luchar contra viento y marea y no podemos con la situación, entonces queridos amig@s, es el momento de buscar ayuda.

¿Cómo busco ayuda?
Hace tiempo supe de una asociación sin ánimo de lucro que se llama Stophaters. Algunos de vosotros la conoceréis, ya que uno de sus principales miembros es Pedro García Aguado, conocido por el programa ‘Hermano mayor’ y por sus hitos deportivos.
El objetivo de esta asociación es ayudar a las víctimas del ciberacoso gracias a la unión de profesionales en los sectores de la informática, psicología, educación y derecho concienciados con la mala utilización de internet y lo perjudicial que es que la sociedad no tenga conciencia de que detrás de la pantalla existen personas, o de la relevancia de nuestros actos en la red.

IMG_3112

 

Stophaters (stophaters.es) además tiene como objetivo educar a los usuarios, y para ello, dan charlas informativas y talleres a padres, alumnos y profesores para alertar de los peligros en internet, reglas de utilización, privacidad y configuración, y lo más importante, resolución de conflictos mediante el diálogo para evitar medidas gravosas en la prevención y en los conflictos incipientes.

Cuando le pregunté a Pedro García Aguado, qué es lo que su Asociación considera acoso, me explicó: “no pensemos que sólo es delito cuando una situación se torna compleja o grave, también puede serlo el simple hostigamiento, el envío reiterado de mensajes o los insultos a través de redes sociales.”

Sin embargo, muchas veces esos ‘acosadores’ se cubren las espaldas bajo falsos perfiles y el no poder defendernos causa mucha frustración, por eso, Pedro me decía que “aunque muchos se respalden en el anonimato de las aplicaciones, los expertos informáticos y la policía puede averiguar quiénes están detrás de la pantalla, nadie está exento ante la ley”.

 

logo stophaters hd

 

Tenemos una falsa creencia de que podemos decir lo que queramos porque ‘estamos diciendo la verdad ‘o porque es ‘nuestra opinión’ pero la línea es muy fina y comentando este tema Pedro me comentaba que “se frivoliza mucho con la libertad de expresión, pero ésta no es ilimitada, termina donde empieza la de los demás”. No puedo estar más de acuerdo.

“Yo mismo fui víctima de acoso, a los que estamos en el escaparate nos pasa que, sin mediar palabra, hay gente que te odia e insulta” me confesaba. Además, añadía que hay que tener muy en cuenta que “el acoso u hostigamiento en redes afecta a nivel físico y emocional, que pueden ir desde una depresión hasta un suicidio.”

De hecho, me sentí muy identificada cuando me dijo que “hay negocios que han llegado a cerrar por su mala fama en internet, y quizás quienes iniciaron el movimiento fueron sus propios competidores”, es algo que he vivido en mi piel y me suena muy familiar. Afortunadamente, todo va bien y estoy muy contenta con mi trabajo y mi negocio.

Finalmente, me quedé algunas conclusiones de nuestra conversación que quiero compartir con vosotros. Espero haberos ayudado con mi humilde opinión y mi pequeño gran descubrimiento con Stophaters.

Nunca olvidéis que:
No somos conscientes del poder de internet.
Y, ante una situación de ciberacoso podemos hacer tres cosas:
1) Solicita que cese.
2) Captura pantalla, guarda conversaciones y certifica para obtener pruebas.
3) Ignora, Bloquea y Denuncia.

Hasta pronto!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*