“The Cobra Snake”, el fotógrafo venerado por Lagerfeld

Mark Hunter, “The Cobra Snake”, es conocido como el fotógrafo de las grandes fiestas, eventos, y de las “celebrities”. Su seña de identidad: instantáneas de personajes famosos cuya vida es una eterna gran fiesta. El americano nacido en Los Ángeles puede presumir de amistad con el mismo Kaiser de la moda, Karl Lagerfeld, y su trabajo es alabado en grandes medios como The Angeles Times, The New York Times, Nylon Magazine, o The LA Weekly.

Pero su conexión con la moda pasa por la cobertura de numerosas pasarelas, -desde la New York Fashion Week, a la Paris Fashion Week-, o el diseño de una colección de ropa para la línea surfera de la marca americana RVCA (imágenes inferiores).

El fotógrafo convirtió a la joven Cory Kennedy (imágenes inferiores) en una celebridad en la red con sólo 16 años, acompañando a Hunter a todas las fiestas y empezando una carrera de modelo.

Hunter, que empezó como asistente de Shepard Fairey, tiene ahora un equipo de 10 personas, su propia tienda online, y colaboraciones por todo el mundo.

Su perfil de Twitter tiene más de 53.000 seguidores @thecobrasnake. Mark se presenta en su perfil como “amante de la ropa vintage, la comida mejicana, Australia, y montar en su vespa”.

La campaña O/I de Bershka ha sido fotografiada por este “enfant terrible” en un palacete del siglo XIX. “Re-ACTION” refleja a “jóvenes incoformistas con ganas de comerse el mundo”, a través de las tendencias del otoño/invierno, donde destaca la satrería, la mezcla de tejidos, y los tonos marrones, verdes, y granates.

La colección femenina apuesta por pitillos ultra-ceñidos y los pantalonescigarrette, que resaltan la androginia como tendencia clave, y el Denim forrado con borrego.  La inspiración Rockabilly da como resultado prendas de aire retro y sastrería masculina. En accesorios el calzado vendrá renovado con aplicaciones metálicas.

Bershka Chico viene cargado con la revisión de prendas básicas y un joven gentleman británico.Vuelve el total look worker, siendo el color índigo sin lavar el tono que salpicará a pantalones, sudaderas de felpa, y prenda exterior.

El chico británico aparece a través de la lanería típica inglesa en chaquetas y jerséis con nuevos volúmenes en los cuellos y tejidos de espig tweed en abrigos y blazers de cortes clásicos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*