El cambio de imagen cuando nos casamos o divorciamos

Mujer casada versus divorcio

Estamos frente al espejo y vemos una apariencia diferente a la que representa nuestra realidad. Cuando nos vestimos adecuadamente con nuestros accesorios, el maquillaje que resalta nuestro rostro, el arreglo de nuestra cabellera y el toque final… el perfume. Estamos viendo un cambio de imagen personal, que hasta el momento no le hemos dado la importancia necesaria que debíamos darle.

Las asesoras de imagen se preguntan siempre ¿por qué la mujer siendo joven le da la importancia necesaria a su aspecto exterior, lo mismo que una mujer recién divorciada cambia esos hábitos de dejadez que tenía estando casada?

Cambio de imagen1

Cambio de imagen

Uno de los tantos factores que he observado, es que una vez que tenemos una pareja es como que ya hemos conquistado a la persona de nuestros sueños y ahora no necesito estar tanto encima sobre mi aspecto personal. Es el ahora que me acepte tal cual soy en mi casa, esto es: estar en chanclas todo el día, estar en pijamas, tener recogido mi cabello con una pinza, no maquillarme jamás y miles de cosas más que podríamos aquí poner un listado infinito.

Cambio de imagen2

Cambio de imagen

Somos un poco egoístas al no seguir pensando, en el por qué no continuar arreglándonos y darle rienda suelta a comenzar a desaliñar esa imagen que es una mujer cuidada, arreglada siempre. ¿Acaso no merecemos cuidarnos todo el tiempo? ¿te aburre cuidarte? ¿crees que la persona que ha conquistado a un hombre debe aprender a aceptar a una mujer dejada con el tiempo? ¿dónde queda esa mujer que al mirarse al espejo se veía atractiva? ¿por qué tu actitud ha cambiado?

Como mujer debes saber que es una responsabilidad, el cuidarte, arreglarte, el tener tiempo para ti misma porque es SAGRADO.

Es importante distribuir bien todas las responsabilidades y dedicarnos a embellecer nuestra imagen continuamente, porque eso nos ayuda a aumentar nuestra autoestima y a sentirnos mejor con nosotras mismas. Resalta tu esencia…no RENUNCIES JAMÁS

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*