Tu look con zuecos

Podrían ser zapatos de princesa… pero son zuecos. Me encanta este tipo de revival. Forman parte de mi historia personal.

Cuando era pequeña todos los veranos tenía unos zuecos nuevos. Me encantaba el ruido de la madera contra el suelo. Pero sobre todo, el frescor y la dureza contra mi piel. ¡Qué tiempos! Estos modelos van fenomenal con los estilismos de Pilar Rodero en su último post   y esta puede ser  otra forma de tacón para combinar, también con paillettes.

 

 

croppedimage665400-zuecosdes_5

 

La palabra  zueco (del latín «soccus»), la almadreña o madreña, la albarca o abarca, la galocha y la zoca gallega, hacen referencia a un tipo de calzado fabricado, por lo general de forma artesana y en madera, y de una sola pieza. Fueron utilizados, y aún se usan en áreas rurales del Norte de España (Asturias, Cantabria, Galicia, León y País Vasco), y zonas de montaña de Castilla y León, Aragón y Cataluña, como calzado de trabajo en el campo.

Es curioso, de acuerdo con las fuentes que he consultado, “en España, para facilitar su fabricación se trabaja la madera aún verde de aliso, haya, nogal, y con menos frecuencia el castaño, el álamo y la zalgatera; en las piezas de adorno la más utilizada es la de abedul (más blanda pero poco duradera si se usa para la labor)”.

Los zuecos son zapatos de madera tradicionales, meternos en ellos nos traslada con frecuencia “a los Países Bajos, ya que los campesinos holandeses usaban los zuecos para mantener los pies secos y calientes en los campos agrícolas de barro. Durante el siglo XIX, los obreros que pasaban largas horas sobre sus pies llevaban zuecos para la comodidad y la protección contra las herramientas afiladas y objetos pesados”.

Incluso “los soldados de la Primera Guerra Mundial llevaban zuecos como parte de su equipo en las trincheras. Los zuecos todavía se utilizan como zapatos de trabajo de los profesionales que pasan muchas horas de pie y caminando”. 

Elena Ferro

En Holanda se llaman Klompen

Los holandeses tallaban sus zuecos, o klompen, a partir de bloques de sauce o álamo, cortaban la forma exterior y luego tallaban el interior. Los cortes fueron evolucionando con las máquinas, que también se especializaron en darles una forma especial. Suavizaban el interior, para hacerlos más cómodos Permanecían secándose durante semanas para dar tiempo a la evaporación del agua.

La madera seca es muy dura y repelente al agua.

Elena Ferro

 

En Francia, Sabots vs “sabotaje”…

La historia de Europa nos lleva a la de los zuecos y al contrario. Los trabajadores de las fábricas francesas llevaban zuecos llamados sabots durante todo el siglo XIX, a medida que la Revolución Industrial se extendía por Europa. De acuerdo con los lingüistas, “saboter” era un término usado para describir el ruido metálico del paso torpe de los trabajadores que llevaban zuecos. Dando lugar a la palabra “sabotaje”, este termino se usaba para referirse al trabajo mal realizado, “ya sea por incompetencia o intención”.

Leyenda urbana pero … algunas historias sugieren  que trabajadores arrojaban sus zapatos de madera en las máquinas de la fábrica para dañar e interrumpir la producción. Con el ruido que hacen y su dureza, no me extraña…

Elena Ferro

La cultura del zueco

Es ideal conocer la historia del calzado, pero sobre todo su relación con la cultura. Sigue diciendo la fuente de referenciaEl ruido producido por los trabajadores que caminaban por las calles adoquinadas con zuecos también se convirtió en un tema de conversación en Inglaterra, Escocia e Irlanda. Pero en lugar de utilizar los zuecos como la base de un insulto, los países vieron que los zapatos de madera generaban una nueva forma de arte”. 

 

Elena Ferro

¿Son buenos para la salud?

Hoy usamos los zuecos por dos motivos, por su confort y fortaleza, también se usan como alternativa saludable.  Sin embargo, un estudio publicado en la revista Arthritis Care & Research encontró que las personas que llevaban zuecos aumentaron significativamente la presión o carga, en sus articulaciones de la rodilla en un 15% en comparación con los que llevaban zapatos con suelas flexibles convencionales, como los mocasines o zapatillas de deporte. Un exceso de carga en las articulaciones de rodilla puede conducir al inicio de la osteoartritis.

Los zuecos como las deportivas, son para un momento determinado. ¡¡¡A mí me encantan!!!

Elena Ferro

 

 Os dejo este reportaje sobre los zuecos que diseña y produce Elena Ferro desde Galicia al mundo entero.

 

 Referencias:

¿Cómo se hacen los zuecos de madera? http://www.ehowenespanol.com/zuecos-madera-sobre_330091/

http://socatchy.net/es/elena-ferro-el-sueno-del-artesano/

http://es.wikipedia.org/wiki/Zueco

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*