A prueba: Celo para tus uñas, ¿sí o no?

¡Hola!

Hoy me sumo a la tendencia de poner a prueba trucos y consejos de belleza que a simple vista parecen muy fáciles -a juzgar por las fotos de Pinterest-. En mi caso me he centrado en testar un ‘tip’ que consiste en utilizar celo, cinta adhesiva, fiso, tesafilm (¿alguna otra forma de llamarlo?) como pegatinas para pegar directamente sobre la uña.

P_20170122_131825

En principio no me pareció muy raro ya que existe un producto parecido fabricado específicamente para usar en ‘nail arts’. Exactamente, me refiero a esto:

c9ff99dc3d9f87773bd26a8193c7f50d

 

Estas cintas yo sí que las he usado y el resultado es bastante aceptable, pero es verdad que hay que saber cómo usarlos, ¡cuestión de práctica!

Ahora sí, comenzamos con el experimento. Empiezo pintando la cinta adhesiva, le doy un par de capas y después aplica un ‘top coat’ de purpurina para darle un poco más de vida. Para poder despegar fácilmente la cinta, la pego sobre una superficie plástica.

P_20170122_125230

Mientras dejo que se seque, pinto la base de mis uñas. Doy dos capas, en la primera me centro en cubrir toda la uña y en la segunda en procurar un acabado uniforme. He usado un pintauñas de secado rápido para acelerar el proceso.

Al cabo de unos minutos compruebo cómo está el esmalte de la cinta y cuando está seco lo despego y corto pequeñas formas que serán las que aplicaré sobre las uñas, en mi caso son triangulitos.

Con la ayuda de una pinza, o de un palito de estos para corregir los bordes, adhiero las pequeñas piezas a cada uña y este es el resultado.

P_20170122_130434

Conclusiones

– El esmalte sobre la cinta tarda muchísimo es secar, algo que en mi caso e un gran inconveniente, porque la paciencia no es una de mis virtudes ;)

No es fácil cortar las piezas de cinta adhesiva, puesto que tienen que ser muy pequeñas  y el celo se raja fácilmente

– Cuando pegamos los triángulos a la uña es difícil que se adhieran completamente. No sé si se debe al ‘peso’ que cogen al ponerse el esmalte encima, pero lo cierto es que se vuelven rígidas y poco manejables.

– Por mucho que dejemos secar el esmalte sobre la cinta, cuando la manipulamos para colocarla sobre la uña, si tocamos sobre ella, dejamos marcas.

Por lo tanto, no es una técnica que sea práctica, es lenta y si observamos el resultado no merece la pena todo el proceso. A veces todo no es tan bonito como lo muestra Pinterest. Pero ya he perdido el tiempo yo, no hace falta que lo hagáis vosotras.

¡Hasta la próxima!

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*