Proyecto DIY: Una caja para guardar esmaltes

Hola, ¿qué tal?

Hoy os traigo un post muy diferente de lo que suelo contaros por aquí. Un de los problemas que tenemos cuando no paramos de comprar esmaltes es que se nos complica la manera de almacenarlos. Hoy os voy a enseñar una manera de guardarlos de manera ordenada y de forma que a la vez os sirva como elemento decorativo para vuestra habitación. Además se trata de un proyecto DIY, con el que podréis desarrollar vuestra creatividad y estar un buen rato entretenidas.

caja-5

La calidad de las imágenes no es la adecuada y esto es porque la idea de hacer este post se me ocurrió después de ya tener hecho el proyecto. Pero bueno, espero que se entienda bien todo.

Necesitamos:

Una bandeja de madera fina, que tenga profundidad y esté compartimentada. Las podéis encontrar en bazares y tiendas de manualidades.

Pinturas acrílicas y pinceles y brochas

Cinta adhesiva y un tapón de una botella de plástico

caja-1

Papel de ‘scrapbooking’

Cola blanca y pistola de silicona

Una barrena y cuerda

Elementos decorativos a gusto personal

Empezamos decidiendo cómo queremos pintar la bandeja. Podemos pintar solo las paredes de fuera o también hacer algún detalle en los separadores interiores. En mi caso opté por un diseño geométrico en tonos pasteles. Es muy sencillo de realizar usando esta técnica: vamos a pegar la cinta adhesiva en las paredes formando triángulos, teniendo en cuenta que las zonas con cinta quedarán en color madera y al resto les podemos dar el color que queramos. Para que la pintura no se cuele por debajo de la cinta, con un tapón de plástico vamos  a presionar toda la superficie de la cinta, os aseguro que funciona y no se cuela nada. Esto mismo lo podemos repetir en las paredes interiores si queremos pintarlas.

caja-2

Para los fondos de cada compartimento yo usé papel de ‘scrapbooking’. Solo hay que cortarlo a medida y pegarlo con cola blanca. Ya tenemos la base, ahora nos queda lo más divertido, rellenar los compartimentos.

Lo primero que hice fue pegar con silicona los elementos que iban fijados sobre la madera: los marcos blancos que veis en la imagen, una especie de clip gigante – que previamente pinté a grandes trazos- y una trozo de cuerda con unas pincitas para poder colgar otros elementos.

caja-4

Después rellené los huecos con miniaturas de perfumes, cosméticos a los que no le doy mucho uso y por supuesto, pintauñas. Está claro que para mí este proyecto tenía un rol decorativo, por eso solo véis cuatro o cinco pintauñas, pero si en vuestro caso queréis que sea más funcional, solo tenéis que llenar cada compartimento con esmaltes. Podéis clasificarlos por colores, tamaños, marcas

frontal

Para colgarlo, hice dos agujeritos con una barrena en la parte superior y anudé una cuerda, asegurándola con un poco de silicona.

¡Listo! ¿Qué os parece?

¿Os gustan este tipo de ‘post’? ¡Contádmelo en mis redes sociales!

Si os gusta la decoración no os perdáis los vídeos de Belu Molina en Hola4U

Lee: Un otoño para sacar las uñas

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*