Esmaltes de uñas para primavera

Igual que os comenté la temporada pasada los esmaltes que más suelo usar en otoño invierno, ahora que por fin parece que se decide a entrar el buen tiempo, quiero mostraros los tonos con los que ‘visto’ mis uñas en primavera. Os muestro los que yo tengo, pero podéis haceros con tonos parecidos en casi cualquier marca. Ya os he comentado alguna que otra vez, que una de mis marcas preferidas de esmaltes, por relación calidad – precio, es Kiko y su nueva gama de ‘Quick dry’ me tiene enganchada, porque es cierto que se secan muy rápido. Quizás por eso en estos doce esmaltes que os enseño haya alguno que otro de esta firma.

esmaltes-primavera

 

1. Un rosa fucsia. Tras los burdeos típicos del otoño, necesitamos un color que llame la atención poderosamente y llene de optimismo nuestros ‘looks’ de un vistazo. No se me ocurre un color mejor que un fucsia. Este tipo de rosas no es universal, es decir, en el mercado los puedes encontrar con muchos matices: tirando más a violeta, más a rojo… escoge el que mejor vaya con tu tono de piel. Este es el 667 de Dior (Es de una colección en la que venían dos tonos en un mismo pack.)

2. Un rosa fucsia especial. Lo reconozco, me gusta tanto el rosa fucsia que no me he podido decidir por uno. Tengo infinidad y otro de mis preferidos, que además, creo que está descatalogado es este de Essie que tiene un acabado irisado y subtono azulado. Creo que es perfecto para las pieles claritas. Es el número 31.

3. El azul serenity es uno de los colores de la temporada y, como no, también tiene que estar presente en nuestras uñas. Puedes elegirlo más blanquecino o más violáceo. Si no eres muy de azules, es la ocasión perfecta para probarlos, una vez que los veas en tus uñas, ¡no te los querrás quitar! Éste es ‘To be continued’, de los ‘Infinity shine 2′ de OPI.

4. Hace dos o tres primaveras estuvo muy de moda el tono menta. Entrábamos en las tiendas de moda y parecía que era el único color que existía (odio cuando pasa eso ¡!). Como todas, yo caí en la refrescantes fiebre del menta, pero ya se me pasó. Aunque no del todo, conservo el tono 389 de Kiko, que creo que es casi casi un sinónimo de la primavera. Transmite un buen rollo increíble y es perfecto para dibujarle encima unas cerecitas del Jerte en rojo. Tengo que decir que no es de los tonos que mejor funcionan de Kiko. No sé si influye que sea muy claro o que lo tengo desde hace como tres años, pero el caso es que dura muy pocos días intacto. A los poquísimos días se descama y se agrieta.

5. Otro azul muy especial. Cuando lo tuve en mis manos volvió a mí la típica conversación de besugos que seguro que habéis tenido mil veces con vosotras mismas:

– María, tienes un montón de azules parecidos.

– Sí, pero no son iguales. Éste es un poco más… y un poco menos…

– Venga, va.

Y así fue la árdua tarea de convencerme a mí misma de que lo necesitaba. Es un tono que está entre un azul pastel y un azul eléctrico, por eso me lo quise llevar, porque es una mezcla de ambos. Además es de los ‘Quick dry’ de Kiko, yo ya los había probado, y como os he dicho más arriba, me funcionan genial. Es el número 850.

6. Dicen que quien se viste de verde, por guapa se tiene. No sé si esto se aplica también a las uñas y a los esmaltes, pero este verde potente me acompaña todas las primaveras, desde hace varios años. Es cierto que es un tono atrevido y que siempre que lo llevo hay alguien que me dice algo sobre él (bueno, o malo, ahí dejo la duda ja ja), pero es que con él , cambian completamente las manos y ya te puedes poner el ‘look’ más aburrido del mundo que con el tono 343 de kiko ¡lo conviertes en otra cosa!

7. No sé si conocéis los emaltes translúcidos. Son como un brillo, pero en vez de se completamente transparentes, tienen un ‘velo’ de color. A mí me encanta aplicarlo sobre blanco, o sobre la uña natural. Incluso, si ese día me he venido muy arriba, me atrevo con un poco de purpurina. Este, con subtono rosa es el 02 Bubble Gum de ‘The Jelly’, de Essence.

8. Pero no creáis que siempre opto por colores potentes, también hay días que me apetence llevar las uñas discretas. Para esos días es perfecto y muy elegante el 222 Antique Rose de Dolce & Gabbana. Es un rosa ‘nude’ que pega con todo, para las que os preocupe combinar la manicura con el resto del ‘outfit’ entre las que no me incluyo, sorry . Además, es ideal si quieres dejar tus uñas en segundo plano, porque llevas una prenda, peinado o calzado muy especial.

9. Otro neutro con algo más de chispa es ‘Lily from Picadilly’ de los ‘Luxury udes’ de Catrice. Está en la misma tónica que el anterior pero este tiene un acabado irisado que lo hace un poco distinto. Pero es igual de discreto, por eso funciona para las mismas ocasiones.

10. Nunca puede faltar un rosa clarito, es un básico de los básicos. Pero este años es imprescindible con más razón, pues es el otro color de la primavera por obra y gracia de Pantone, rosa cuarzo lo llaman ellos. Este es el ‘Candidata’ de Masglo. No tengo muchos esmaltes de esta firma pero los que he probado, he de decir que tienen una calidad excepcional.

11. Este naranja de Color Club (que no tiene referencia) es el único naranja que tengo. No soy nada fan de este color, pero este me lo regalaron y cada vez que lo veo y me lo pongo en las uñas me encanta como quedan. Es una alternativa diferente al coral, del que quizás estemos demasiado cansadas y, de verdad, no queda nada extravagante.

12. Por último, quiero enseñaros un tesorito. Es un esmalte de Deliplus (número 76) que está descatalogado desde hace muchísimo tiempo. Lo compré hace por lo menos siete años y os aseguro que sigue en perfecto estado. Para mí además es el tono de coral perfecto, ni muy naranja, ni muy rosa y no he encontrado otro que me guste más en ninguna marca. Por eso os digo que es mi tesorito, lo guardo como oro en paño y me lo pongo en contadas ocasiones.

 

 

1 comentario sobre: “Esmaltes de uñas para primavera”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*