7 esmaltes para tu tocador de otoño-invierno

A pesar de que no hay colores determinados para cada época, sí que hay ciertas tendencias y algunos colores que apetece más ponerse cuando bajan las temperaturas. Es cierto que cada uno tiene su lista de imprescindibles, pero hoy voy contaros los esmaltes de mi tocador a los que más recurro en los meses de otoño-invierno (lo que no quiere decir que alguna semana, me de por hacerle un homeanje al verano y me ponga un verde menta).

colores-otoño

 

1. ‘Lily from Picadilly’, colección Luxury nudes, Catrice. 2. Azul irisado, 203, Deliplus (descatalogado). 3. ‘Velvet voyeur’, Essie. 4. ‘Rock my world! (53), Essence. 5. Morado 860, Guerlain. 6 ‘AmazON… AmazOFF’, OPI. 7.  817 gama ‘Quick dry’, Kiko. 8. 240, Kiko

- Lee: protege tus manos del frío con mascarillas caseras.

Delicioso Café. Toda la gama de colores topo, arena, beige, que comenzó como tendencia hace unas cuantas temporadas se quedó como imprescindible de cada otoño-invierno. Nos conquistó por su elegancia, por su simpleza y por la facilidad de encontrar entre todos los tonos el que mejor se adapta a tu tono de piel. Son perfectos como base para ‘nail art’ y para hacer manicuras básicas en las que quieres que tus manos no sean protagonistas (porque llevas varios anillos de gran tamaño, por ejemplo)

50 sombras de Grey. El pasado otoño-invierno ya las vimos en las manos de las más atrevidas, pero está siendo este invierno cuando los tonos grises están ganando posiciones en el ‘ranking’ de los más usados. Sobre todo triunfan los tonos más oscuros y es una opción  para las que no se atreven con el negro.

- Lee: Cómo se hace una manicura degradada.

Eterno rojo. Es el color comodín, si dudas, ponte un rojo. Siempre. Nunca vas a equivocarte con él, es como el ‘little black dress’ de los esmaltes, aunque bien es cierto que se puede modular la intensidad según la estación del año en la que estemos. Yo en estos meses uso desde los rojos más oscuros, hasta los burdeos.

rojo

Azul oscuro, casi negro. Si en verano uno de mis básicos es el azul klein (en concreto, el ‘Sailor’ de Dior es una pasada), en otoño-invierno es otro azul el que también me pongo muy a menudo. Se trata de un azul oscuro irisado que me costó la vida encontrar tal y cómo quería  que en mi opinión queda genial en las manos blanquitas como las mías, aunque otros opinen justamente lo opuesto. Son pocos los tonos irisados que me gustan, sobre todo opto por los de base oscura, probablemente porque el efecto es más sutil.

Se pasan de castaño oscruro. O de morado oscuro, o de marrón oscuro. Hablamos de esos tonos que golpe de vista todos parecen negros, pero en realidad son esmaltes muy muy oscuros con una base de un color intenso. De hecho, en algunos como el que aparece en la foto,  es muy difícil distinguir el color exacto de la base. Estas lacas son un básico de temporada, pero la verdad es que este año se están viendo más que nunca.

- Lee: Envuélvete en la calidez del color teja.

El rocío de la mañana. Como los tonos irisados, de los que hemos hablado antes, los tonos escarchados no están entre mis favoritos, puede que porque me recuerden demasiado a los noventa, cuando tanto se llevaban. Lo cierto es que si mezclamos los tonos ‘nudes’ más claritos con este efecto queda un resultado elegante poniendo a tonos tan básicos como éstos, un toque de ‘glamour’.

Atravesando el bosque. Dicen que quien de verde se viste, por guapa se tiene. No vamos a negar que llevar las uñas verdes es algo atrevido y a mí personalemente, me cuesta verme en invierno con un verde potente, en verano es mucho más fácil. Pero siempre hay que buscar la fórmula, quizás sea excesivo un verde vitaminado para otoño invierno, pero ¿qué tal un verde bosque (o botella)?

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*