¡Dale la bienvenida a 2016 con un ‘nail art’ a la altura!

La Nochevieja es una de las fiestas más esperada por todos, porque quizás es la más divertida de todas las citas navideñas. Para mí es muy especial porque nos reunimos toda la familia en casa de la abuela y se crea un ambiente muy guay: nos esforzamos por hacer nuevas recetas con presentaciones originales, decoramos la mesa y nos vestimos con nuestras mejores galas, en definitiva, nos preparamos para pasárnoslo muy muy bien.

Por eso, no quería dejar pasar esta fecha tan especial, sin proponeros una manicura para despedir 2015 y empezar 2016 con el mejor pie (… o manos).

nochevieja-z2

 – Lee: Delicada manicura navideña con ‘glitter’

Pues esta es la propuesta que os traigo, nada extravagante aunque sí que es cierto que uso uno de los colores que no es nada frecuente verme, el negro. Aunque presumo de llevar en las uñas todo tipo de colores independientemente de la época del año que sea, siempre tiene que haber una excepción y en mi caso es el color rey. Me puedo poner azules y morados muy oscuros, pero con el negro me veo muy poco favorecida, por eso, lo reservo para ocasiones muy especiales y nunca lo llevo solo.

materiales

 

A pesar de que el negro no es de mis colores favoritos, creo que es un básico para Nochevieja, así que decidí basar mi propuesta en él. Sobre la base, unos detalles en dorado y morado, suficiente para quitarle al negro ese aire tétrico que siempre tiene, pero no demasiado, para que el resultado no fuera recargado.

proceso-z1

Proceso

Comenzamos pintando las uñas de negro (obviamente), yo escogí el ‘Black Crème’ (E424A), de Wet’n wild. Apliqué dos capas para que el resultado fuera completamente opaco. Después empleé el tono 312, el dorado de la colección ‘Diorific’ de Dior, un esmalte que me da hasta penita usarlo de lo bonito que es el botecito. Con una ‘dotting tool’ dibujé un puntito en el centro de la parte superior de cada uña.

proceso-z2

 – Lee: Manicura navideña en rosa

Ahora, con una herramienta de un diámetro más pequeño que la anterior, dibujamos tres pequeños puntos a cada lado del punto central, formando así una especie de cadena dorada. No hace falta ni que los puntos sean perfectos en su forma, ni que sean todos iguales, de hecho, creo que el encanto de esta manicura está en que los círculos queden un poco desiguales.

proceso-z3

 

Por último, para que la manicura no quede sólo en negro y dorado, que es una combinación muy típica de estas fechas, decidí incorporar un toque de morado. Para ello, con la misma herramienta que dibujamos los puntos dorados pequeños, ponemos un toque de morado dentro del punto dorado grande, en mi caso, el tono es ‘For Some It’s Plum’, de Catrice. Este paso es opcional, si os gusta la manicura sólo con el detalle dorado, también queda preciosa, como se pude ver en la foto de arriba. Otra opción es sustituir el morado por rojo, burdeos, marrón, o cualquier otro color que os guste. Como siempre, para dar uniformidad al diseño, rematamos con una capa de brillo. Os comenté que me había comprado éste de Essence, y me va bastante bien, sobre todo , me gustan estos esmaltes de Essence por el tamaño de su brocha.

- Lee: Los colores intensos también son para el invierno: morado

nochevieja-zultima

 

Si la hacéis, me gustaría ver lo preciosas que quedan vuestras manos: subidlas a Twitter e Insagram y eteiquetadme, soy @suitpop

Espero que tengáis una magnífica entrada de año y que todo lo malo de 2015 se quede atrás.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*