Navidad: Manual de uso del ‘glitter’

Llegan las navidades y nos volvemos locas con los brillos: decoramos la casa con purpurina, nos compramos ropa con ‘pailletes’ y nos pintamos las uñas con ‘glitter‘. Sin filtro. Que conste que yo soy la primera que me lanzo a las cosas con brillo como una urraca, pero intento ponerle algo de cordura.

glitter-delpozo-1z

 

- Lee: más manicuras de pasarela

Lo de los brillos en las uñas por Navidad  es un clásico, pero eso no quiere decir que lo hayamos estado haciendo bien todos estos años. Por eso hoy toca definir dónde se sitúa esa delgada línea que define hasta dónde podemos seguir añadiendo brillantina a nuestra manicura. Aunque, la verdad, cada una debe colocar esta línea donde le parezca, yo hoy os hablo de dónde está la mía.

NO a la acumulación de efectos, uno sobre otro. Y es que no todos los días son fiesta, ya lo dice la frase hecha, queremos aprovechar la ocasión nos venimos arriba y terminamos con un ‘top coat’ de ‘maxibrillantina’ sobre un esmalte metalizado. ¿Impactante? Mucho ¿Navideño? No sé…

glitter-3z

SÍ al ‘glitter’ en toda su extensión. Hay que perder el miedo y la vergüenza, y no me estoy contradiciendo con el punto anterior. Todo depende de la forma de usarlo. No se trata de que tus uñas parezcan las luces del árbol de Navidad, pero tampoco tienes por qué llevarlas como un día de diario.

SÍ a llevar brillantina en todas las uñas. Cómo he dicho antes todo depende de la forma, no hay por qué reservar el glamur del brillo a las uñas de los dedos anulares, quedando el resto con un triste esmalte liso, es una opción, pero esta muy vista. Si llevas unas uñas discretas en cuento a su forma te puedes permitir perfectamente poner en todas ellas un esmalte plateado, o de algún otro color que incorpore un efecto especial.

- Lee: Manicura con ‘glitter’ por una buena causa

NO a dibujar papás noeles en tus uñas si tienes más de quince años. Aparte de que es un poco infantil, las tendencias en cuanto a ‘nail art’ ahora mismo no van por ahí. Acatualmente  se apuesta por diseños efectivos, pero sencillos, que cualquiera con un par de herramientas de manicura básica pueda hacérselos en su casa.

glitter-4z

NO a las uñas largas + pintauñas llamativos. Los pintauñas metalizados, con brillantina, holográficos, o que tengan algo especial llaman la atención (para eso se han hecho) pero creo que estos esmaltes sobre las uñas largas no quedan bien, el resultado es excesivo. Sin embargo me parecen perfectos para las uñas pequeñitas y cuadradas, es como que las visten de gala. Si te gusta llevar las uñas largas, en mi opinión optaría por los tonos neutros, o como mucho me atrevería con un borgoña o un rojo. Aunque estoy hablando desde el desconocimiento, porque nunca he llevado las uñas largas (¡no me gustan nada!)

shopping

a los contrastes. Me encanta combinar unas uñas de un color potente e inusual, como el azul klein o el plateado (me ha dado con el plateado, pero es que me gusta mucho más que el dorado para estas cosas) con ‘looks’ súpercasuales: jerséis de punto gordo, vaqueros… ¡es una manera de poder llevar estos esmaltes en el día a día. Aunque, en realidad yo vivo al límite me pongo cualquier tipo de esmalte en cualquier época del año y en cualquier día, ¡según lo que me apetezca!

- Lee: El tejido clave del otoño, el punto

Y para ti, ¿cuál es la combinación que está totalmente prohibida? ¿Qué no te pondrías jamás en la vida?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*