Diseño a tres colores con espacios negativos

La semana pasada os enseñé a usar el ‘nail tape’ como decoración, pero hay otra forma de usarlo que también puede ser muy práctica, y es para hacer diseños con espacios negativos, es decir, con partes de la uña que se quedan sin pintar. Hoy os propongo una forma básica de utilizarlos en la que la elección de colores es fundamental, porque el proceso es muy sencillo.

trescolores-z

Yo he optado por una combinación de colores que resultara otoñal, un color marrón chocolate, el 110 de L’Oréal, que aporte calidez, y otros dos que aunque siguen siendo otoñales son más vivos, un tono entre morado y burdeos, el 17 de los ‘Anti-choc no chips’ de Bourjois y el verde botella ‘AmazON… AmazOFF’ de OPI. Otras combinaciones posibles serían este mismo color chocolate, un mostaza y un teja, o gris, negro y burdeos… ¡pero eso ya depende de vosotras!

- Lee: Manicura con efecto ‘cartoon’

proceso-z1

 

Para comenzar con el proceso cortamos tiritas de nuestro ‘nail tape’, este es de Kiko, pero lo podéis encontrar en muchas tiendas físicas y ‘online’. Colocamos dos de esas tiritas en cada uña intentando conseguir tres separaciones mas o menos iguales. Una vez pegadas, les pasamos por encima un palito de madera para eliminar las burjujas de aire y que no se ‘cuele’ el esmalte. Este paso es muy importante, ya que si lo hacemos bien evitaremos tener que hacer correcciones posteriores. Corta las tiras un poco más largas que la medida de tu uña para que luego te sea más fácil retirarlas.

Ahora empezamos a aplicar los colores, yo lo hice con la propia brocha de los esmaltes, pero si os resulta más fácil al ser espacios pequeños, podéis ponerlos con pinceles más finos. En ese caso os aconsejo que uséis uno para cada color, así ganaréis tiempo.

proceso-z2

Cuando hayas puesto todos los colores, déjalo secar muy bien, como 20 minutos. Después, con cuidado, ve retirando las tiras de ‘nail tape’, desde el final de la uña hacia arriba, como se ve en la foto. Si has colocado bien las pegatinas, con el truco que os he enseñado del palito de madera, no se os mancharán las zonas de la uña que tienen que quedar sin pintar. Para obtener un resultado más profesional, limpia las cutículas con quitaesmalte y un pincel de cerdas firmes. A continuación, aplica una capa de brillo.

resultado

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*