El padre de la novia

Como os dije en nuestro primer post, en este blog vamos a hablar de bodas, pero intentando daros una visión diferente, y  es por ello que la entrega de esta semana, teniendo el día del padre a las puertas, no podía ser otra.

Hoy nos vamos a centrar en el padre de la novia, esos padres que acompañan a su hija al altar y que son el padrino de la boda, ese protagonista secundario, que queda eclipsado por la novia a la llegada y  muchas veces queda relegado a un discreto segundo plano.

 

El Rey Carlos Gustavo de Suecia ejerciendo de padrino con su hija Victoria.

En todo existen excepciones, como son esas en que el padrino es más protagonista que la pareja por diversas circunstancias. Pero la realidad es que aparecen en menos fotos de las que creemos, a pesar de ser parte importante de ese día.

Tradicionalmente el padrino de la boda es el padre de la novia, aunque existen circunstancias en que no se puede, o simplemente no se quiere, y este puesto se cede a hermanos, familiares o amigos de la pareja.

Según el protocolo, ha de seguir el mismo dresscode elegido por el novio, es decir, si este va a usar chaqué o traje, el padrino lo usará también, pero como en todo existen peculiaridades. Si el novio, o el padrino pertenecen a uno de los cuerpos uniformados, estos pueden elegir vestir con su uniforme de gala, pasando a elegirse la indumentaria diferente para el padrino, o el novio, en este caso.

El padre de Kate Middleton acompañando a su hija a la llegada al altar.

El encargado de llevar a la novia al altar, ese al que hoy le damos el protagonismo que merece.

Muchos padres no pueden evitar la emoción al acompañar a sus hijas, sus princesas, reales de sangre azul, o reales de sangre roja, para que den ese paso. Para ellos es un momento importante, y aunque lo disimulen, los nervios, como la profesión se lleva por dentro, y algunos te lo confiesan al acabar la ceremonia ” me temblaban las piernas al cruzar el pasillo, más que en mi propia boda”.

La boda de Mercedes Peralta, acompañada por su padre y padrino, su ya esposo y la madrina

 

Por eso hoy queremos dar este pequeño homenaje y desear un ¡Feliz día del padre a todos esos padrinos!

Gracias por leer, nos vemos en breve.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*