Regreso a los años 20’s de la mano de Cutty Sark en su The Secret Club

Durante la vigencia de la denominada “Ley Seca” cualquier actividad profesional vinculada con la producción, distribución, importación o exportación del alcohol estaba prohibida, por ello millones de personas se las ingeniaban de mil y una formas para seguir consumiendo sin ningún problema.
Entierros, tiendas de mascotas, hospitales, o como en el caso de hoy, hasta incluso funerarias, actuaban a modo de tapaderas para  albergar en si interior bares clandestinos donde, de forma ilegal, poder consumir alcohol tranquilamente durante las constantes locas noches de pasión, lujo y frenesí que caracterizaron a los bulliciosos años 20’s.
Al entrar todo parece estar en ordén y nada levanta sospecha alguna. Tras recibir una invitación a modo de esquela, cual buenas plañideras, nos dirigimos a velar a Mc Coy, el difunto que tan amablemente nos invitó a su entierro.
Una vez en el velatorio nos esperaba Sam, un portero neoyorquino, cual barquero Caronte en el río Estigía a la espera de conducir al más allá a las pobres almas perdidas.
Eso si, no sin antes decirle antes la contraseña que indicaba la esquela a modo de oración por el alma de señor Mc Coy.
Una vez pronunciada correctamente la contraseña, una compuerta, camuflada a modo de ataúd, se abre conduciendo a una escalera que conduce a un pasillo y en cuyo final aguarda a la espera una larga e intensa noche por delante repleta de magia, ilusión y muchas sorpresas.
Atrás quedó vestigio alguno de nuestro tiempo para dar paso a volantes, flecos, plumas, crespones y muselinas.
Baile, danza, música en directo, barra libre de cócteles elaborados con Cutty Sark y un sabroso  y variado catering hicieron el resto.
A lo largo dela noche fueron servidos más de dos mil cócteles de más de cuatro tipos, todos y cada uno de ellos elaborados con Cutty Sark y curiosamente servidos en unas llamativas tazas de cerámica amarilla, para disimular rápidamente en caso de que a las autoridades les diese por hacer actor de presencia.
Durante el transcurso del cóctel celebrado pudieron verse algunos rostros conocidos del ámbito social y empresarial catalán de la talla de Eloy Privé y Javier Biosca.
Imágenes cortesía de Cutty Sark.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*