Mamoplastia: guía básica

Mamoplastia, guía básica

Para una mujer, una de las cosas más importantes es la estética de su pecho. Una mujer con un pecho bonito es una mujer que se siente guapa y a gusto consigo misma. Se ha demostrado que el tamaño y la forma de los senos provoca que una mujer tenga más o menos seguridad en sí misma.

A día de hoy no hay ningún pecho perfecto, pero si que hay prototipos de pechos ideales que toda mujer desearía tener. Si eres una mujer que tiene el pecho pequeño o vacía provocado por las lactancias, debes saber que hay solución a tu problema. Tienes la oportunidad de tener un pecho bonito a través de las prótesis mamarias.

Técnica del implante de las prótesis mamarias

Las prótesis mamarias se pueden poner a través de 3 vías diferentes. Estas vías son la vía submamaria, auxiliar y areolar. Por otra parte, la posición del implante podrá ser retropectoral o retroglandular. La decisión la debe tomar el médico según las características del pecho de la mujer. Es importante tomar la decisión acertada para conseguir los mejores resultados posibles.

Tipos de implantes de pecho

Gracias a la evolución de la técnica, las mujeres pueden apostar por un tipo de implante u otro. Lo importante es que el mismo quede bien integrado para que no se salga y no pueda provocar problemas de salud en la mujer. Antes de entrar en detalles, hay que dejar claro que los antiguos geles de silicona han sido sustituidos por los modernos geles cohesivos. El nuevo gel es mucho más seguro que el anterior y al tacto es más compacto, es decir, permite conseguir un pecho mucho más natural.

El implante anatómico simula la glándula mamaria de manera vertical. Realmente este tipo de implante apareció en primer lugar para la reconstrucción del pecho, pero rápidamente se comenzaron a usar en mujeres muy delgadas que querían tener algo más de pecho para lucir una figura más bonita.

Otra opción por la que puedes apostar es por el implante redondo. Dentro de esta categoría podrás elegir entre muchas formas y destaca por simular muy bien el pecho natural. Es decir, el pecho tendrá una forma u otra según la posición de la mujer, al igual que pasaría con el pecho natural. Se pueden colocar a través de cualquier vía y son blandos al tacto, lo que hace que sean muy agradables. Y como se puede elegir entre modelos, cada paciente podrá elegir el que más se adapte a su fisionomía.

Intervención del pecho

La técnica de implante está muy desarrollada por lo que el margen de error es mínimo, es decir, la paciente no tiene que tener miedo porque la gran mayoría de intervenciones son exitosas y no hay ningún efecto secundario.

Para evitar que la paciente pueda sentir cualquier tipo de dolor o molestia, se suele poner anestesia general a través de una dosis pequeña. Este tipo de anestesia suele tener una duración de una hora.

Una vez que la paciente se levanta, verá que tiene un sujetador tipo deportivo, por lo que al no ver vendajes, la misma no se pondrá nerviosa y estará mucho más tranquila. Eso sí, se ponen unos drenajes que deberán estar puestos durante 24 horas. Durante este tiempo, la paciente debe estar ingresada por seguridad, aunque en ningún momento sufrirá dolor. Eso sí, el cambio de pecho lo notará algo hasta que se acostumbre al mismo.

Una vez retirados los drenajes, la mujer se dará cuenta de que el pecho es raro y algo feo. Esto es normal y con el paso de los días el pecho irá tomando un aspecto natural. El aspecto inicial se debe la inflamación de la zona.

¿Cómo es el postoperatorio?

Como hemos dicho, la paciente no sufrirá ningún dolor, aunque si que puede notar un malestar pequeño en la zona. Normalmente este tipo de molestias son pequeños picores o sequedad en la zona. En unos 3 días suelen desaparecer.

La paciente no se podrá duchar hasta pasadas 48 horas. Antes se realizará un examen de la zona para comprobar que todo está perfectamente.

Eso sí, la mujer no podrá tomar el sol durante el primer mes para evitar efectos secundarios, luego ya podrá realizar vida normal.

Y recuerda, a partir del primer mes el pecho irá cogiendo una forma bonita, aunque no podrás ver tu pecho real hasta pasados 4 meses, cuando la inflamación se habrá ido del todo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*