Acaba con tus ojeras con la carboxiterapia

Acaba con tus ojeras con la carboxiterapia

Dentro de los males con los que tenemos que combatir a diario las mujeres para lucir perfectas y radiantes, se encuentran las molestas ojeras. Este suele ser un problema bastante común que atenta contra la frescura y la luminosidad del rostro femenino.

Su aparición se puede deber a una causa genética o a una situación determinada que nos esté generando demasiado estrés y pocas horas de sueño. Lo cierto es que es una batalla sin tregua en la que tratamos de disimularlas usando diferentes remedios caseros o productos de belleza. Finalmente nos ha llegado una solución un poco más eficaz para el tratamiento de las ojeras y esta es la llamada carboxiterapia. En este artículo de Coco Chic Diary ya pudimos leer sus beneficios, pero en estas líneas veremos más a fondo en que consiste.

¿Qué es la carboxiterapia?

La carboxiterapia consiste en la aplicación de microinyecciones subcutáneas localizadas de dióxido de carbono. Con la aplicación de esta técnica se estimulan los vasos sanguíneos concentrados en la zona de aparición de las ojeras, que vuelven a circular de forma natural. La zona afectada elimina las toxinas desligadas durante el proceso y se regenera completamente, luciendo un mejor tono de piel.

¿Cómo es el tratamiento?

Para obtener un resultado óptimo se recomienda la aplicación de varias sesiones de carboxiterapia, las cuales oscilan sobre los 40 euros. Generalmente entre 5 y 10 sesiones suelen ser suficientes. Para la aplicación del dióxido de carbono se utiliza una aguja extrafina conectada a un equipo que controla la dosis a administrar y la velocidad a la que se introduce. La aguja está diseñada de manera que se dañe lo menos posible la piel de los párpados, que es extremadamente fina y sensible. Existen varias clínicas que ofrecen este tratamiento, incluso para tratar otras afecciones como la celulitis, psoriasis, fibrosis, etc.

¿Es una solución definitiva?

Indiscutiblemente lacarboxiterapia ha demostrado ser más efectiva que otros tratamientos, cremas preventivas o anti-ojeras. Sin embargo hay que decir que la aplicación de esta técnica puede ser una solución definitiva solo en los casos que su origen no sea genético. De momento las mujeres que más se pueden beneficiar con la carboxiterapia son aquellas que padecen de ojeras por algún factor externo como una mala alimentación, falta de sueño o el inevitable paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*