Lara Torres, una modelo a imitar

Descubriendo a Lara Torres

Desde que era niña, Lara Torres siempre tenía su propio mantra que rezaba: “Quiero ser modelo”. Generalmente, cuando una niña va creciendo suele cambiar de idea. Pero, a la edad de 13 años comenzó a tener las ideas más claras.

Nos cuenta que al regresar de la escuela, un hombre la detuvo en la calle y le preguntó si alguna vez había

moda-couture-lara-torres-6

Lara Torres

pensado ser modelo. Si bien le sorprendió que una persona le detuviera para hacerle esa pregunta, se quedó pensando más cuando éste le dio su tarjeta de presentación, pues se trataba de un agente que buscaba talentos. Cuando llegó a la casa, habló con su madre, y después de hablar, llamó a la agencia para tener una entrevista.

Después de ser elegida, le animaron a hacer un curso, donde se le enseñaría a desarrollar habilidades de comunicación, de cómo vestirse, técnicas de modelado y otros detalles. Claro que el curso era demasiado caro, por lo que su madre no podía permitírselo de momento. Su madre era la única que trabajaba y sostenía su casa como empleada doméstica en casas de familia para mantener a ella y a sus dos hermanos

Fue entonces, que ella le propuso al de la agencia, a hacer un trueque. Ella limpiaría la agencia a cambio de poder hacer el curso de modelaje. Ella estuvo allí por un par de años, pero a la edad de 15 años le diagnosticaron cáncer, linfoma de Hodgkin,  entonces debió parar todo, tuvo que dejar la escuela, sus cursos.

moda-couture-lara-torres-7

Lara Torres

Su vida se detuvo, fue la peor de las pesadillas, era una prueba dura que debía pasar. Ella comenzó con el tratamiento durante 6 meses de quimioterapia y 13 días en una fila de Radio Terapia. Ella estuvo en tratamiento alrededor de un año y medio, casi dos. Ella tiene tanta fe en Dios, que agradece a Él por haberla curado.

A los 17 años tuvo que empezar de nuevo, pero volvió mejor, viendo al mundo y a la gente de una manera diferente, valorando la vida y a la gente que la ama.

Cuando ella quiso volver a trabajar en ese mundo de la moda, le fue bastante difícil, pues algunas agencias saben lo que buscan y por más que tú eres el prototipo de modelo que podría destacar en pasarela, son muchos los no que se recibe. En especial por mi gran altura aunque parezca que una modelo debe ser bien alta para que un diseño luzca.

Hoy por hoy, sigue entregada a este mundo de la moda, no baja los brazos, muchos de sus trabajos son gratuitos, pero ella espera con paciencia, rezándole a Dios que en algún momento su sueño de ser modelo y que alguna agencia y diseñador pueda fijarse en ella como mujer y modelo que es.

Lara Torres es tan fuerte como mujer que tiene un lema de vida y nos dice: “Si Dios no me hubiese curado, yo no estaría aquí, por lo tanto, siempre sé tú mismo, amándote a ti mismo, tomando todas las oportunidad que te presenta la vida, intenta, lucha por tus sueños y nunca, nunca te rindas, puedes estar seguro de que quien cuida de ti, NUNCA duerme!”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*