Faldas ‘midi’ y deportivas, cuando los opuestos se atraen (¡y mucho!)

La prenda más sofisticada del armario femenino se une al calzado deportivo más cómodo e irreverente. Crea tus ‘looks’ más frescos conjugando ambos ‘must’ y únete al nuevo sport inspirándote en estas 35 combinaciones

Por si la llamada revolución athleisure —fruto de aunar los looks casual del tiempo de ocio con la vestimenta propia de los gimnasios— y su número ingente de defensoras no fuese suficiente como para augurarle a las deportivas un próspero futuro en nuestro armario, esta primavera-verano se han propuesto asociarse con las prendas más sutiles y sofisticadas del guardarropa femenino: el vestido y la falda midi. Si es que ya lo dice el acerbo popular: “Amores reñidos, los más queridos”; así como también asegura que “Los opuestos siempre se atraen”. Pues en este caso, la norma se cumple sin excepción, conjugando a la perfección la falda más elegante del vestidor con el calzado más desenfadado… ¡larga vida a esta pareja! ¿Aun no sabes cómo sacarle el máximo partido a este tándem? Inspírate en estas 35 propuestas.

deportivas_entrada

Parecía que en medio de este lío de faldas primaveral, únicamente cabría lugar para las sandalias o los stilettos más sobrios. Sin embargo, una nueva oleada rompe clichés incluso cuando del dress code de la oficina se trata. Y es que, en estos casos, los conjuntos minimalistas de dos piezas, los vestidos midi de punto, así como faldas lápiz y blazers comparten protagonismo con comodísimas deportivas de caña baja aptas para trotar las 24 horas del día. El resultado es favorecedor, minimal y sumamente sutil.

deportivas_working

Pero si realmente apelamos al minimalismo más absoluto y llevamos el lema “menos es más” por bandera, el street style nos da las claves de una conjugación infalible a la que ni siquiera le hace falta complementos ni aderezos para funcionar: el vestido negro recto en clave midi y unas buenas zapatillas. Bolso en mano, gafas de sol y estarás lista en un santiamén para conquistar el día.

deportivas_lbd

Lo cierto es que los vestidos, sobre todo de punto, se convierten año tras año en los grandes protagonistas del entretiempo —esa época en la que las inclemencias del tiempo se hacen imprevisibles—. Pues bien, esta temporada no iba a ser menos, eso sí, asociándose a deportivas blancas y estilismos sporty chic que convencen a celebrities e it-girls. Entre mis combinaciones predilectas se cuela la de Paula Echevarría y su vestido de canalé gris, junto a una perfecto de cuero, sombrero en ristre, bolso de asa corta y deportivas a sus pies.

deportivas_punto

Del mismo modo, con la incipiente llegada del verano, un vestido se cuela por la puerta grande haciendo alarde de seducción y versatilidad: el lencero. Así, encontraremos modelos asimétricos, los veremos proveerse de finísimos tirantes “espagueti” o deslumbrar a bordo de brillos satinados; eso sí, siempre aderezado a pie de calle por unas cómodas deportivas que den un giro radical a su estética. En cuanto a las tonalidades, como podréis comprobar, el marfil y los tonos pastel dominan la paleta cromática esta estación.

deportivas_lencero

Y del vestido revelación de la temporada, a ese que conquista con su funcionalidad y ligereza toda primavera que se precie: el vestido camisero. Ya sea estampado, blanco o en clave denim, su aspecto informal lo convertirá en le partenaire perfecto de las sneakers más cómodas e irreverentes. Lo cierto es que no es de extrañar, sobre todo si tenemos en cuenta que ambas piezas forman parte de ese selecto grupo de básicos todoterreno por excelencia, que temporada tras temporada se adueñan de nuestro vestidor apelando a la comodidad, la versatilidad y la sencillez de sus formas.

deportivas_camisero

Y acabamos el repaso a los vestidos con los modelos estampados más ampulosos y etéreos. No hay mayor prueba de que las deportivas pueden conjugarse con cualquier prenda de nuestro armario sin excepción, que cuando las vemos completar el “engranaje” perfecto con vestidos off-shoulder estampados, modelos provistos de llamativos volantes y faldas de altísimos vuelos.

deportivas_vuelo

Acomodadas a todo corte de vestido, las zapatillas tampoco se iban a quedar atrás en lo que a las faldas se refiere. Y es que no importa cuál sea el patrón, si es una falda tail hem —más alta en la parte delantera que en la trasera—, un modelo pareo, una falda denim o una clásica midi recta, su presencia se hace imprescindible a la hora de apelar a la comodidad más absoluta. Entre los tips a pie de calle, el hecho de optar por zapatillas blancas de caña baja y de completar el outfit con básicos —como son una camisa blanca o una camiseta de algodón monocromática— bien sometidas bajo la cinturilla de la falda, para delimitar así nuestra figura.

deportivas_falda

Centrándonos en la temporada de entretiempo, la falda tubo en punto y algodón se convierte una aliada de excepción, conjugada con jerséis y chaquetas oversize que estilizan la parte inferior de nuestro cuerpo. En este caso, Julie Sariñana y Silvia Zamora nos dejan tres propuestas perfectas para estos días, en los que el termómetro no da tregua y el armario se nos antoja un verdadero galimatías.

deportivas_tubo_entretiempo

Entre los tándem y las alianzas más llamativas de la temporada, el compuesto por las faldas plisadas y las deportivas se presenta como el más osado y adictivo. Y es que si modelos midi y zapatillas ya se nos presentaba como una opción a priori arriesgada, el hecho de aunarlo a faldas plisadas de altos vuelos y acabados brillantes supone una de las elecciones más atrevidas —aunque tal vez por ello, una de las más magnéticas y atractivas a simple vista—. ¡No dudes probarla! Ya sabes, el que no arriesga, no gana.

deportivas_plisada

Y ya para finalizar, entre las faldas más controvertidas a la hora de sumarse a la estética sporty chic, los modelos de encaje y las faldas texturizadas se cuelan como otra de las alternativas más llamativas. Sin embargo, nuevamente, las sneakers dan una lección de estilo demostrando que pueden funcionar con faldas de paillettes o modelos lenceros de forma tanto —o más— eficiente que unas sencillas bailarinas. ¡Los cierto es que el resultado es de órdago!

deportivas_texturizada

¿Te atreves a probar el encanto de estos dos opuestos destinados a entenderse? Si eres de las que aboga por este idilio y ya tienes un pie en la calle para fichar tu próxima compra, no te pierdas el siguiente shopping con algunas combinaciones que podrás encontrar ya en tiendas.

deportivas_shopping

1. Vestido camisero con nudo, de Zara (49,95 €); 2. Deportivas con topos, de Nike (80 €); 3. Vestido de algodón, de H&M (59,99 €); 4. Modelo Superstar, de Adidas Originals (142 €); 5. Vestido de rayas, de Stradivarius (15,96 €); 6. Bambas combinadas, de Massimo Dutti (59,95 €); 7. Camiseta blanca, de Vila Clothes (14,95 €); 8. Falda Paperbag, de Topshop (60 €); 9. Zapatillas granates, de Le Coq Sportif (85 €).

Espero que os haya gustado esta selección. Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post… Bisous!

Imágenes por cortesía de Tommy Ton, Collage Vintage, Laddy Adict, Gary Pepper, C. Hamilton, Imaxtree, My Showroom Blog, Popsugar. 

2 comentarios sobre:
“Faldas ‘midi’ y deportivas, cuando los opuestos se atraen (¡y mucho!)”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*