Falda plisada, la prenda que no puede faltar en tu “menú”

La nueva temporada se viste con un clásico que ya conquistó en su día la década de los 60’s: la falda plisada. En tejidos metalizados, brillante, estampada… Ficha 25 formas de vestir la prenda que marcará el paso esta estación

Parece que el plisado siempre ha estado ahí desde que Mariano Fortuny creó su mítica túnica Delphos, inspirada en las pallas utilizadas en la antigua Roma. Y, lo cierto, es que podríamos considerarla una tendencia atemporal y recurrente que se cuela año tras año en nuestro vestidor de forma más o menos tímida, a modo de juego de papiroflexia indescifrable. Sin embargo, este invierno y de cara a la próxima primavera, lejos de camisas, monos y demás mudas, el referente absoluto serán, indiscutiblemente, las faldas. Más concretamente, la falda mini que triunfó durante los 60’s crece unos centímetros hasta cubrir generosamente las rodillas, haciendo del midi el largo predilecto de las fashion insiders. Es por eso que hoy te muestro cómo sacarle partido al sensual contoneo de este efecto tableado a través de 25 looks magistrales.

plisada_entrada_2

Hay combinaciones que, sencillamente, funcionan. Una de ellas ha sido la conjunción de faldas midi plisadas —ya sean de punto metalizado, de gasa o de piel— con jerséis de lana de siluetas más o menos holgadas. Desde luego, una forma perfecta de reutilizar tu falda midi en los días más fríos del año, pudiendo combinarlas con botines —un botín-calcetín sería el idóneo—, stilettos y sandalias minimalistas. Si quieres aportar un plus de sofisticación, adereza tu falda con un cinturón de piel y apuesta por accesorios poderosos para completar el outfit. Por el contrario, si buscas un toque sport, decídete por una sudadera en lugar del clásico jersey.

plisada_jersey plisada_sudadera

Y si hablamos de parejas sublimes y contrastes perfectos, era imposible no aunar la falda más lady de cuantas haya a la cazadora más irreverente: la biker de piel. Las fashionistas más avezadas han hecho de ésta su combinación ganadora, conjugando el toque rock de la prenda superior, con el sensual contoneo de la inferior. Entre las faldas predilectas, los modelos bicolores con figuras geométricas hacen acto de presencia, listos para unirse a camisas y zapatos de corte salón en la búsqueda del perfecto working look.

plisada_biker_1 plisadas_biker_2

Pero si lo tuyo es verdadero espíritu deportivo o, sencillamente, no sales de casa sin tus sneakers en os pies, no renuncies al efecto plisado, porque con tu falda conseguirán conjugarse a la perfección. El street style ha convertido a las faldas de punto y las deportivas en el tándem perfecto a la hora de conquistar el trajín matutino, ya sea acompañado por un jersey oversize, como junto a una camiseta básica y una cazadora de piel.

plisada_sneaker

Las faldas metalizadas se han convertido en El Dorado de la temporada, siendo el modelo predilecto de it-girls y trendsetters cuando de sacar a relucir su look se trata —literalmente—. De hecho, no sólo las hemos visto conformando looks nocturnos como los de Alexa Chung o Miroslava Duma —acompañadas por jerséis de punto y tops refulgentes con los que combinan a la perfección—, sino que han conquistado las calles a plena luz del día. ¿Cómo? Pues junto a deportivas y zapatos planos, camisas y camisetas básicas —en su versión menos arriesgada—.

plisada_metalizada_2 plisada_metalizada_1

¿Tienes una cita ineludible y quieres sorprender con tu look? En estos casos, la falda midi vuelve a ser tu mejor aliada, eso sí, haciendo pareja con chaquetas embellecidas a las que les es imposible pasar desapercibidas. Completa el conjunto con una sencilla blusa, joyas minimal y zapatos de altura, conseguirás un estilismo de lo más cool ‘ipso facto’.

plisada_embellecida

Y, por último aunque no menos importante, no nos podíamos olvidar de ellas: las versiones extendidas. Lejos de tapar únicamente las rodillas, las faldas plisadas más trendy las sobrepasan generosamente hasta alcanzar prácticamente los tobillos. A la hora de combinarlas seguiremos las mismas claves que en los casos anteriores, aderezándolas con jerséis de punto oversize, sudaderas monocromáticas y camisas imponentes. En estos casos, cabe destacar la presencia de los modelos estampados, perfectos para los meses primaverales que nos aguardan a la vuelta de la esquina.

plisada_maxi_1 plisada_maxi_2

¿Todavía no tienes esa falda plisada que hará las delicias de tus looks en los próximos meses? ¡No te preocupes! Recorre el siguiente shopping y ficha los modelos ya disponibles en tiendas.

plisada_shopping

1. Maxi-falda, de J.D.Y. disponible en Asos (24,99 €); 2. Modelo blanquinegro, de TRF (25,95 €); 3. Falda metalizada, de Mango (35,99 €); 4. Falda plisada metalizada, de Zara (25,95 €); 5. Modelo púrpura brillante, de Topshop (84 €); 6. Con geometría, de Rebecca Taylor (165 €); 7. En piel verde, de Mango (39,99 €); 8. Modelo de punto gris, de Stradivarius (17,95 €); 9. Falda asimétrico, de H&M (49,99 €).

Espero que esta selección os haya gustado. Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post, no sin antes desearos un buen día. Bisous!

 

Imágenes por cortesía de Collage Vintage, Maja Wyh, Kayture, Popsugar, Style du Monde, Fashionvibe.

1 comentario sobre: “Falda plisada, la prenda que no puede faltar en tu “menú””

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*