5 Recogidos para melenas sublimes

Porque se llevan los recogidos ‘effortless’ más ‘casual’, hoy te proponemos 5 formas sencillas e infalibles de reinventar tu melena XL… ¡con manual de uso incluido!

Bob, long bob, corte pixie o peinados de estilo garçon… desde hace un par de temporadas, las melenas extra-largas parecían relegadas a un segundo plano, dejando paso a todos aquellos acabados que tilintasen por encima de los hombros. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Las cabelleras más sublimes continúan siendo otro de los recursos de belleza más demandados por las féminas, apostando por capas que se alargan, ondas imperfectas y cortes como el swag —inspirados en los iconos de los 60’s y 70’s, con flequillo tupido y longitud degradada—. ¿Aun no has descubierto su gran potencial? Pues hoy te presentamos 5 recogidos perfectos para una cuidada melena XL.

melena_entrada

 

1. Coleta Bubble —. Bola, burbuja… sus nombres son infinitos. Pero si de algo puede presumir esta coleta, es de haber sido el peinado estrella de Valentino sobre las pasarelas y uno de los más socorridos por Blake Lively sobre la alfombra roja. Entre sus beneficios, el hecho de poder hacerla en versión alta, baja o incluso provista de flequillo —si buscas disimular una frente amplia o un rostro muy alargado—. ¿Su única clave? Dividir la coleta en secciones, separándolas por gomas.

melena_bubble_1

Si quieres hacerla tú misma, apuesta por la forma más simple siguiendo los pasos de Amber Fillerup. Para ello, peina tu cabello hacia atrás, realiza la coleta y cárdala para dotarla de grosor. Acto seguido, coloca las gomas por secciones, abriendo posteriormente cada sección con las manos para conseguir ese efecto burbuja. Cubre cada goma con un fino mechón de tu cabello y obtendrás un resultado perfecto.

melena_blubble_2

 

2. Coleta trenzada y twist —. Provista de dos mechones retorcidos, una trenza o de un único twist. Las coletas bajas dan un giro a su imagen habitual para sofisticarse al máximo, cubrir la goma que la sujeta y proveerse de llamativos entramados. Si buscas su versión más sencilla, únicamente tendrás que seguir los pasos propuestos por Twist me pretty, con una revisión de este peinado que fácilmente podremos lograr nosotras mismas.

melena_coleta_1

Como podréis comprobar, simplemente tendréis que hacer una coleta baja, de la que restarán dos mechones sueltos a ambos lados de la cabeza. Posteriormente, segmentad ambos mechones a la mitad para enrollarlos a modo de twist y, acto seguido, entrecruzadlos a modo de trenza sobre el propio coletero, uniéndolos a la coleta con una segunda goma sobre la primera o mediante la ayuda de horquillas.

melena_coleta_2

 

3. Half-up-bun —. La semana pasada ya os hablaba de este peinado tan funcional como desenfadado, apto para todo tipo de melenas y cortes de cara. El half-bun o half-up-bun consiste, básicamente, en un semirrecogido de lo más relajado, terminado en un moño a la altura de la coronilla. Entre las premisas, os recordaba que adaptar la altura del moño según la forma de vuestro rostro sería fundamental.

melena_half_1

 Pues bien, podríamos presumir de que este socorrido “peinado a medias” nos sale a las mil maravillas después de años retirando nuestra melena de la cara. Pero, por si queréis algunos pasos para un acabado perfecto, aquí va un tutorial de Treasures and travels.

melena_half_2

 

4. Coronas trenzadas —. ¡Vamos a rizar un poco el rizo! La clásica trenza tirolesa se ha convertido en ese peinado infalible que ninguna celebrity se ha resistido a lucir en clave effortless —con mechones de cabello cayendo sueltos sobre sus hombros de forma despreocupada—. Una de las grandes bondades de este peinado es su versatilidad, y es que podemos hacerla de diferentes maneras —de espiguilla, lateral, con raya delimitada al centro…—, además de ser apta para todo tipo de citas. Así también, aceptará todo accesorio que queráis añadirle, como por ejemplo, un fantástico Fedora que os dé un aire seventies adictivo.

melena_sombrero_1

La forma más sencilla de conseguir este efecto es, en lugar de hacer una trenza de raíz, apostar por una trenza lateral con todo el cabello para, posteriormente, girarla a modo de diadema alrededor de nuestra cabeza. Si por el contrario preferís decantaros por la primera opción y que vuestra trenza nazca desde la raíz, seguid los siguientes pasos con mucha paciencia.

peinado_corona_2

 

5. ¡Miscelánea! Moños trenzados —. ¿Qué me hago hoy, moño o trenza? ¡Pues los dos! Todas sabemos recogernos el pelo en ese moño bajo deliberadamente despeinado que conseguimos sin esfuerzo y con la única ayuda de un cepillo y un par de horquillas. Sin embargo, la versión trenzada es igual de fácil de realizar, aunque no nos hayamos puesto nunca manos a la obra. ¿No me crees? Pues mira el siguiente tutorial.

peinado_mono_1

Antes de nada, separa la parte delantera del pelo para hacer una trenza de raíz que le dé un aspecto más bohemio. Posteriormente, haz una segunda trenza sobre la nuca para, acto seguido, hacer un moño messy con el resto de la cabellera y sujetarlo con una goma. Ayudándote de horquillas, enrolla ambas trenzas sobre la base del moño y sujétalas con precisión, ¡estarás perfecta en un abrir y cerrar de ojos!

melena_mono_2

 

¿Os atreveréis a probar estos cinco recogidos? ¡Espero que sí! Si al final es cuestión de “arrancarse” e ir cogiendo práctica con el paso del tiempo. Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post, no sin antes desearos un fantástico fin de semana —y puente para los más afortunados—. Bisous!

 

 

Imágenes por cortesía de: Barefoot Blonde, Twist Me Pretty, Treasures and Travels y Luxy Hair.

3 comentarios sobre:
“5 Recogidos para melenas sublimes”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*