Asunto de faldas: Un otoño en clave ‘patchwork’

Pinceladas de color, ante, piel y estampados se combinan en forma de retales sobre la prenda más socorrida de la temporada. El ‘patchwork’ pasa de arte a tendencia, conformando estilismos con una gran dosis de encanto y personalidad. Descubre cómo llevar el ‘hit’ más artesanal del otoño-invierno

Si aunamos una prenda tan demandada como la falda —que trasciende incluso a su mera labor funcional—, a tendencias punteras de temporada como son la estética seventies, el estilo bohemio y la consagración al trabajo artesanal, es imposible que no obtengamos un auténtico hit otoñal —e incluso atemporal—. La falda patchwork supone la amalgama de todas estas líneas estéticas que marcan el cambio de armario y de estación, razones que han hecho de ella el nuevo fetiche del street style. Lo cierto, es que nunca las manualidades y el efecto “remiendo” fueron tan socorridos, por lo que me alegro infinitamente de que por fin se les haya dado el lugar que se merecen. Y es que, personalmente, considero que el patchwork tiene algo de romántico, de bucólico… creo incluso que comparte con el otoño esa luz cálida, un tanto tenue, diferente a la de cualquier otra época del año.

patchwork_entrada_2

Han sido muchas las it-girls y trendsetters que parecen haber sentido también la llamada del patchwork, haciendo de éste el toque diferencial y retro que necesita un buen look. Entre los modelos predilectos, la minifalda de ante abotonada, ligeramente acampanada, plagada de retales efecto color-block se erige como el flechazo del mes. Su entramado logra que no necesite más aderezos que una sencilla blusa o un suéter monocromo y unos cómodos zapatos —quien dice zapatos, dice botas setenteras— a nuestros pies. ¿Se le puede pedir más a una prenda?

patchwork_ante

Sin embargo, la amalgama de tejidos y tonalidades dispares propias del acabado patchwork no sólo triunfan en clave mini, pudiendo adaptarse al largo y el formato que más nos favorezca o se adecúe a la situación. Helena Bordon, por ejemplo, se decidirá por una falda-pareo firmada por Calvin Klein, que alcanza generosamente los tobillos. En el caso de Miroslava Duma, su falda de ante cubre las rodillas, conjuntándose magistralmente con unos botines y un jersey que no le restan ni un ápice de protagonismo. Por último, podemos ver un modelo de Stella McCartney con un detalle volado en el bajo que aporta movimiento y frescura a la prenda.

patchwork_midi

Si el ante configuraba uno de los tejidos estelares de la temporada, la piel no se queda atrás, demostrando que puede ser idónea para configurar el perfecto patchwork. En este caso, veremos cómo piezas de diferentes colores se entrecruzan conformando una falda rayada firmada por Louis Vuitton, quien no duda darle un acabado brillante. Así también, encontraremos modelos en los que el efecto retal se consigue gracias a dos paneles de piel que se unen a la falda, al igual que el modelo de Fendi que lució Candela Novembre. O, simplemente, combinan tonalidades dispares en forma de rayas verticales, al igual que la falda de Derek Lam que vistió Natasha Goldenberg.

patchwork_piel

La piel no escapa a la mezcla y las manualidades, y menos lo hará el denim. Acostumbrado a reinventarse y renovarse hasta la saciedad, este otoño lo hará en clave “parche”, aunando tejidos de diferentes tintes en una misma falda. De nuevo, vemos cómo triunfa su largo más escueto, lo que no impide que también haya cabida para el formato maxi en clave bohemia. ¿Te atreverás con su cara más casual?

patchwork_denim

¿Inmersa en la búsqueda de tu falda patchwork? Entonces no puedes perderte el siguiente shopping con muchos de los modelos con los que podrás hacerte ya en tiendas.

patchwork_shopping

1. Falda midi cruzada, de Sea (924 €); 2. Modelo en piel con acabado brillante, de Emilio Pucci (C.P.V.); 3. Minifalda vaquera, de Asos (32,99 €); 4. Minifalda de piel, de Florence Bridge (375 €); 5. Falda texturizada de piel, de Calvin Klein Collection (C.P.V.); 6. Modelo abotonado en ante, de Asos (81,99 €); 7. Falda de ante, de Topshop (117 €); 8. Minifalda de piel, de Zara (39,95 €); 9. Falda acampanada en ante, de Asos (81,99 €); 10. Modelo asimétrico, de Mango (29,99 €).

Espero que os haya gustado esta selección. Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post, no sin antes animaros a que conozcáis otra tendencia de temporada: el western chic. ¡Échale el lazo este otoño! Bisous!

 

Imágenes por cortesía de Style du Monde, Collage Vintage, Who What Wear y Diego Zuko.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*