Wall Street ‘Chic’: Reinventando la raya diplomática

¿Quién dijo que la raya diplomática fuese aburrida? Este clásico atemporal se renueva para coronar las prendas más ‘cool’ de la temporada. ¡Descubre todas sus caras!

Hay prendas y estampados que antaño se nos antojaban de lo más anodinos y que, sin embargo, en la edad adulta —ese momento en el que primamos los básicos que componen nuestro vestidor y su capacidad para reinventarse— se convierten en auténticos fetiches. A mí me ha sucedido, por ejemplo, con la raya diplomática, al igual que con el blazer negro, una camisa bien almidonada o el clásico pantalón marino. Heredera de los trajes de ejecutivo que Giorgio Armani reinterpretó para las féminas en los años 90’s, la raya diplomática ha pasado de “bañar” las vestiduras de las nuevas gentlewomen, a dar un giro de 360° en su aspecto —precisamente, para no perder posiciones en la carrera por conquistar el guardarropa femenino—. ¿Todavía no has descubierto sus nuevas caras? ¡Pues no te pierdas el siguiente repaso!

rayadip_entrada_3

Ya es coincidencia —o directamente una tendencia— el hecho de que, en una misma semana, tres celebrities vistan la raya diplomática de maneras diametralmente opuestas, sin ser ninguna de ellas un traje de chaqueta a la antigua usanza. De hecho, en una “deconstrucción” de esta combinación clásica, Kendall Jenner abogará por un conjunto de cropped top y pantalones de Solace London, acompañado de unas cómodas deportivas. Tan cómodas, como las que calzó Suki Waterhouse, con levita y pantalón de Joseph. En la cúspide de la sofisticación, Lupita Nyong’o nos conquistaba con un mono de escote pronunciado firmado por Alessandra Rich que aunaba elegancia y sensualidad a partes iguales.

rayadip_celebs

Pero no han sido las únicas en apuntarse a una revisión de la raya diplomática. De hecho, también la hemos visto en forma de vestido con bajo volado o de short suit de la mano de it-girls como Jane Damas o Aimee Song. Una alternativa perfecta para conquistar la oficina en los días más calurosos. Aferrándonos a un conjunto más clásico y sutil, la falda lápiz de largo midi y la camisa a rayas se erigen como el dúo prodigioso e infalible por excelencia.

rayadip_nuevos

Sumidas en una verdadera revolución sporty chic, era imposible que los clásicos trajes de ejecutivo no encontrasen en las deportivas o las viseras a sus nuevas parejas de baile. Así, el street style saca a la luz su cara más desenfadada entre cortes oversize, pantalones y chaquetas de estética masculina y camisetas básicas; combinándolas con zapatillas Stan Smith y slip-on. Desde luego, una conjunción de elementos bien avenida que te garantizan superar el día de la manera más cómoda posible.

rayadip_deportivas

¿Y si en lugar de un traje nos quedamos con una única prenda? Entre las piezas que han catapultado la raya diplomática al podio de lo más cool y socorrido, se encuentran los pantalones y las levitas. Los primeros, buscarán sacar su lado más femenino entre stilettos, sandalias abotinadas y tops de corte lencero. Las segundas, presumen de funcionalidad y sobriedad entre pantalones vaqueros y total looks negros aptos para las veinticuatro horas del día. ¡No me digáis que estas combinaciones no harían las delicias de nuestros working looks otoñales!

rayadip_pantalon rayadip_levita

¿Convencida de que tu armario no estará completo sin una prenda aderezada con rayas diplomáticas? Pues no te pierdas el siguiente shopping con las piezas que podrás encontrar desde ya en tiendas.

rayadip_shopping

1. Top de vestir, de Asos (41,99 €); 2. Trench, de Topshop (117 €); 3. Americana con doble botonadura, de Mango (49,99 €); 4. Blazer estructurado, de Zara (49,95 €); 5. Vestido con vuelo, de Alexander McQueen (658 €); 6. Joggers, de H&M (29,99 €); 7. Falda lápiz, de Miss Selfridge (26 €); 8. Pantalón cropped con raya diplomática, de Zara (29,95 €); 9. Shorts Tanzania, de Totême (265 €).

Espero que os haya gustado esta selección. Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post, no sin antes desearos un fantástico comienzo otoñal. Bisous!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*