Noches de etiqueta: 4 Formas de reinventar el ‘smoking’

En forma de mini-vestido, mono o incluso en versión extendida… recogemos el legado de Yves Saint Laurent para reinterpretarlo de forma magistral y convertirte en la perfecta invitada

Convertirse en la invitada perfecta en sucesivos eventos durante los meses más cálidos del año, suele parecernos un trabajo harto complicado, pero hacerlo durante la temporada invernal puede convertirse a veces en una misión imposible. Si algo he envidiado siempre en estas ocasiones, es la facilidad que tienen los hombres para reutilizar un traje sin que nadie se pare a pensar siquiera en que tiene más de una puesta; mientras nosotras revoloteamos alrededor de diferentes vestidos sin encontrar un ganador que englobe las tres bes —bueno, bonito y barato—. ¿Y a qué deben esto? Pues precisamente a piezas como el smoking, un básico atemporal de su guardarropa presto a salir del armario cada vez que la ocasión lo requiere. Es por eso que, ya que nos hemos hecho con más de una pieza de su atuendo —como los mocasines, las camisas leñador o los vaqueros boyfriend—, ¿por qué no robarles su tuxedo y reinterpretarlo hasta la saciedad?

tuxedo_entrada_1

Precisamente en 1966, Yves Saint Laurent enmudeció a todo París con el equivalente femenino del traje masculino. Un juego entre la androginia y la seducción al que seguimos recurriendo temporada tras temporada. Pero, ¿y si vamos un paso más allá? Lejos de combinaciones de pantalón y chaqueta sastre, nos proponemos reinterpretar el clásico smoking de 4 formas tan diferentes como sugerentes, dispuestas a convertirte en la invitada más carismática y original. ¿Te atreverás con todas ellas?

1. Tuxedo-dress —. Hay una anécdota mítica que cuenta cómo, en 1968, Nam Kempnersocialité y amiga de Saint Laurent— fue al restaurante Le Côte Basque ataviada con un esmoquin y le impidieron la entrada. Ella, ni corta ni perezosa, se quitó los pantalones y accedió dejándose la chaqueta a modo de escuetísimo vestido. Pues bien, básicamente en ese efecto tan sexy como resuelto se basa el actual tuxedo-dress, un modelo al que han recurrido mujeres como Kerry Washington y Cheryl Fernández-Versini en su versión más fidedigna—ambas de Adam Lippes—; así como reinterpretaciones tal que el exquisito vestido YSL de Lou Doillon o el modelo tail hem de la misma firma de Anja Rubik. ¿El único tip? Aunarlo a unos tacones de altura.

tuxedo_vestido_1

2. En clave maxi —. Y si en forma de minivestido funciona, ¿por qué no iba a hacerlo en su versión extendida? Eso mismo debieron pensar firmas como Michael Kors —quien vistió a la actriz Julianna Margulies—, Christian Dior —a quien pertenece el modelo de Emma Stone— o Akris —artífice del vestido de Gabrielle Union—. Estos modelos se encomiendan al negro más absoluto, jugando con texturas como el tul o la gasa a modo de contraste. Los encontraremos siempre en forma de vestidos cruzados, pudiendo imitar las solapas propias de un tuxedo e incluso lucir una doble botonadura delantera.

tuxedo_maxi

3, La hora del jumpsuit —. Desde que Dakota Johnson vistiese una revisión del clásico smoking en forma de mono off-shoulder para acudir al desfile de Christian Dior, las miradas se han centrado en esta pieza tan cómoda, como funcional y versátil. De hecho, la intérprete norteamericana no ha sido la única en hacerse con esta prenda tan sobria para sus citas ineludibles, también pudimos ver a la actriz Sophia Bush con un modelo de Jenni Kayne, o a Jacquelyn Jablonski vestida de Jason Wu. En estos dos casos, los monos abogarán por un escote más pronunciado con solapas satinadas y botonadura delantera. Una forma original de convertirse en la perfecta invitada sin recurrir al clásico vestido.

tuxedo_mono

4. De chaquetas glitter y blusas pussy-bow —. Yves Saint Laurent dejó un legado y Hedi Slimane lo reinterpretó forjando nuevas reglas estéticas. El director creativo de la firma francesa abordaba el esmoquin femenino desde una nueva perspectiva, tan 70’s, como rockera e irreverente. Estrechos pantalones de smoking, tacones de altura, camisas con una amplia lazada al cuello y magnéticas chaquetas cubiertas de paillettes. He aquí una nueva forma de encomendarnos al tuxedo, tan retro como sensual.

tuxedo_glitter

Si tienes un evento a la vista y buscas convertirte en una invitada más atrevida e irreverente, no dudes zambullirte en el siguiente shopping y escoger la revisión del tuxedo que más se adecúe a tu estilo.

tuxedo_shopping

1. Vestido con espalda abierta, de Paper Dolls para Asos (72,99 €); 2. Modelo glitter, de Saint Laurent (C.P.V.); 3. Vestido con doble botonadura, de Topshop (68 €); 4. Camisa pussy-bow, de Acme Studios (290 €); 5. Vestido cruzado con solapas, de H&M (69,99 €); 6. Mono largo cruzado, de Mango (79,99 €); 7. Mono con solapas, de Isabel Marant (292 €); 8. Maxi-vestido inspiración tuxedo, de Badgley Mischka (640 €).

¡Espero que os haya gustado esta selección! Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post, no sin antes desearos un fantástico día. Bisous!

 

Imágenes por cortesía de Imaxtree y Who What Wear.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*