Vestido anudado, el nuevo fetiche de las ‘VIP’

‘It-girls’ y firmas lo tienen claro, el vestido más ‘trendy’ de la temporada se anuda en la parte frontal mediante una suerte de mangas amarradas. ¿Te atreverás con este controvertido modelo?

Hay quien dice que, en cuestión de moda, todo se ha inventado antes del año 2000, y que ahora simplemente nos dedicamos a repetir pautas. ¿Acaso seremos tan nostálgicos? Pues parece ser que sí, sobre todo si nos fijamos en todas aquellas prendas que liderarán el cambio de armario durante este otoño-invierno: pantalones seventies, bombers traídas de los 90’s, vestidos ochenteros e incluso blusas victorianas —ahí es nada—. En esta regresión a nuestros años mozos —los 90’s, que no la época de la reina Victoria—, la estética grunge marcaba el paso con cazadoras biker, pantalones masculinos y camisas a la cadera. Poco después, rehuíamos a cualquier prenda amarrada a la cintura porque nos parecía que no nos estilizaba en absoluto, hasta volver recuperarla recientemente. ¿Y ahora? Pues directamente hemos fundido esta tendencia en forma de vestido.

tie_entrada_1

Como suelo decir, uno es casualidad, dos son multitud y tres son tendencia. Cuando en una misma semana, tres celebrities coinciden con el mismo estilo de vestido, es que algo se está “cociendo”. Las it-girls del momento han hecho del modelo anudado —o front-tie dress, para quien le guste más la terminología anglosajona— su nuevo objeto de deseo. ¿Y en qué consiste? Pues básicamente en un vestido a medio camino entre la falda-pareo y la camisa anudada, que simula llevar dos mangas atadas, bien a la altura de la cadera, bien de la cintura. Así, pudimos ver a Chrissy Teigen en el aeropuerto de Los Ángeles con un modelo de punto de Joseph; a Olivia Palermo con un minimalista vestido de Tibi o a Kate Bosworth con su vertiente camisera.

tie_celebs

Sin embargo, no han sido ellas quienes han descubierto la pólvora, precisamente. El street style se les adelantaba con dos modelos de lo más cómodo y versátil que podréis ver a continuación. En un primer lugar, el todoterreno vestido de punto. Pernille Teisbaek, Chiara Ferragni y Gala González se decantan por este modelo, tan cálido como artesanal, para protagonizar sus looks de transición. Idóneos para un estilismo casual, deportivo o rockero, pueden hacer alarde de la funcionalidad y de la libertad de movimientos que otorga. Vamos, ¡cómodo hasta la médula!

tie_punto

En el otro lado, el socorrido vestido camisero en versión anudada. Julie Sariñana y Sofie Valkiers serán dos de las it-girls que se anoten un tanto con este modelo, siendo el aliado perfecto para los working looks de entretiempo. Desde luego, si eres de las que considera que los modelos camiseros son de lo más anodinos, ésta será una buena manera de darle un giro a su rigidez, sin restar un ápice de sobriedad y elegancia.

tie_camisero

¿Y qué firmas han apostado por ésta nueva revisión? Además de Joseph o Tibi, a quienes nombraba anteriormente, la diseñadora Stella McCartney se erige como una de las abanderadas de una tendencia tan adictiva como controvertida. En su colección Crucero, la diseñadora británica irá un paso más allá, redefiniendo la estética del vestido camisero con nudos de grandes dimensiones que se ajustan a la perfección a la cadera. ¿El resultado? Un juego de volúmenes casi arquitectónico.

tie_stella

¿Estás dispuesta a probar el vestido anudado? Si quieres que el modelo más trendy de la temporada te acompañe durante el próximo otoño-invierno, no te pierdas el siguiente shopping con los vestidos que podrás encontrar desde ya en tiendas.

tie_shopping

1. Modelo boho, de Free People (121,66 €); 2. Vestido de seda, de Issa (260 €); 3. Vestido camisero, de Étoile Isabel Marant (176,96 €); 4. Modelo de punto, de English Factory (67 €); 5. Vestido de punto, de Joseph (285 €); 6. Modelo de punto negro, de H&M (49,99 €).

¡Espero que os haya gustado esta selección! Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post, no sin antes desearos un fantástico día. Espero que ayer comenzaseis la andadura por este nuevo mes con buen pie. Bisous!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*