Pichis, ¿los amas o los odias?

El pichi abandona su aspecto aniñado, rompe fronteras estéticas y se convierte en una prenda cuatro estaciones. Las ‘it-girls’ del momento ya se atreven a lucirlo de forma sobria y depurada, y tú ¿le das el “sí, quiero”?

Expertas en detectar tendencias y dictar sentencia a pie de calle, no es de extrañar que las trendsetters del momento coincidan en alguna que otra elección estilística, luciéndola de manera más o menos comedida. Fue el caso, por ejemplo, de la socialité Olivia Palermo y la modelo Natalia Vodianova, que si bien no acudieron al mismo evento con un vestido de Dior idéntico —la modelo rusa se lo enfundó para el desfile de la maison, y la it-girl norteamericana para la propuesta de Schiaparelli—, sí eligieron el mismo día para lucirlo a discreción. Sin embargo, algo llamaba la atención. Mientras Olivia Palermo se colocaba un pañuelo al cuello haciendo alarde de chic parisino y dejaba un escote plunging al descubierto, Vodianova hacía del suyo un pichi de lo más coqueto y encantador.

pichi_entrada

Tras revivals de temporada como el peto, era imposible que los pichis no hiciesen acto de presencia, dispuestos a conquistar las cuatro estaciones del año con una versatilidad y comodidad incuestionable. Bien es cierto que no todas tenemos ese aire cándido y sereno que desprende la modelo rusa, Cressida Bonas o Valentina Siragusa —presentes en la siguiente imagen, y a quienes hemos visto lucir este tipo de vestidos recientemente—. Sin embargo, los pichis contribuyen a “contagiarnos” ese halo de infancia y juventud, de manoletinas y lazo en el pelo, que edulcora nuestra imagen. Eso sí, ¿sucumbirás a su aire melancólico y volverás a darles el “sí, quiero”? ¿O por el contrario dejarás atrás este guiño a la niñez?

pichi_street_1

No, tampoco hace falta que hagamos alarde de complejo de Peter Pan y luzcamos nuestro pichi tal y como nuestras madres nos lo hubiesen vestido antaño. Revisando este clásico de nuestro armario, hay quien ha conseguido atribuirle una elegancia moderna basada en el minimalismo y los detalles arquitectónicos. Así, mujeres como Helena Bordon, Candela Novembre o Alexa Chung han convertido el pichi en el atuendo perfecto para la working girl actual. ¿Sus claves? Acompañarlos de camisas impolutas, polos de cuello vuelto y sandalias monocromáticas. Si además quieres dar un toque retro a tu look, inspírate en Alexa Chung y apuesta por un modelo A-line —el suyo, concretamente, pertenece a Stella McCartney—.

pichi_street_2

Dispuesto a demostrar que posee más connotaciones aparte de un carácter aniñado, el pichi extiende su largo hasta cubrir las rodillas y se alía con escuetos bandeaus, camisas románticas y deportivas. De ese modo, Harley Viera-Newton —a la izquierda de la imagen— nos mostrará como convertirlo en un vestido dulce, aunque sobrio y selecto. La it-girl Zina Charkoplia explota su lado sexy gracias a un bandeau de piel y sandalias minimal; mientras Mary Seng apuesta por su versión maxi, junto a una camiseta básica y deportivas. Como podéis comprobar, los tres pichis comparten color aunque no son el mismo modelo, sin embargo podría serlo perfectamente y vestirse de forma sporty, sexy y naïf. ¡Ahí es nada!

pichi_midi

Por último, es imposible no sucumbir a su versión más desenfadada, esa que se confecciona gracias al tejido denim. En cuestión de pichis vaqueros, la sutileza y la sofisticación vuelven a hacer acto de presencia, dejando atrás los clásicos y apostando por revisiones sumamente atractivas. De ese modo, podremos encontrarlo en forma de minifalda, aunque recubierto de topos que le imprimen un carácter más dulce. Entre mis predilectos —de hecho tengo uno idéntico confeccionado por mi madre— el modelo que alcanza las rodillas. Y, por último, su versión midi abotonada —el boom del próximo otoño—. Todos ellos buscan transmitir una imagen más regia junto a camisas, sandalias imponentes, stilettos y soberbios clutches.

pichi_denim

¿Y que nos espera la próxima temporada? ¿No sabes si podrás sacarle partido o tendrás que guardarlo en el baúl de los recuerdos? ¡En la pasarela está la respuesta! Firmas como Miu Miu, Matthew Williamson, DELPOZO y Prada —entre otras— apuestan de lleno por una prenda que exprime su lado retro-futurista. Las versiones estrella el otoño-invierno pasan por materiales tal que la piel y la lana, bordados barrocos y acabados acharolados. En su mayoría alcanzarán la rodilla, o incluso la cubrirán, buscando aliados en bailarinas, kitten heels, camisas y cuellos altos. ¿Te atreverás con ellos?

pichis_pasarela

Si estás dispuesta a abrazar esta tendencia, pero aún no has fichado un pichi a tu gusto, haz un repaso al siguiente shopping y encuentra a tu próximo fetiche entre estas 10 opciones.

pichi_shoppin

1. Con estampado floral, de Kling (41,93 €); 2. En piel, de Versus (C.P.V.); 3. Pichi midi con espalda descubierta, de Trager Delaney (757 €); 4. Modelo blanco, de Frame Denim (165 €); 5. Modelo estampado de Kenzo (270 €); 6. Pichi en mezcla de lana, de H&M (49,99 €); 7. A rayas con botonadura delantera, de Topshop (65 €); 8. Pichi vaquero, de Mango (14,99 €); 9. Modelo denim ‘midi’, de Asos (44,99 €); 10. Pichi con escote en pico, de Zara (25,95 €).

¡Espero que os haya gustado esta selección! Por mi parte, no me queda más que despedirme hasta el próximo lunes. ¡Que tengáis un fantástico fin de semana! Bisous!

 

Imágenes por cortesía de Diego Zuko, Carolines Mode, Fashionvibe, Happily Grey e Imaxtree.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*