De vestidos minimalistas y noches ‘effortless’

¡Adiós collares! ¡Hasta más ver modelos recargados! Las noches de verano sucumben a la sutilidad, la sencillez y al poder de seducción de los vestidos minimalistas en clave ‘slip’ y ‘spaghetti’. Descúbrelos en 15 ‘looks’

El verano se nos antoja perfecto para elucubrar nuevos planes, fijar alguna que otra escapada y llenar nuestras noches de citas ineludibles que se alarguen sin medida. Es precisamente para esas veladas cuando buscamos en una prenda la comodidad, versatilidad y encanto chic que marque la pauta de nuestro estilismo, sin que esto nos suponga grandes esfuerzos. El estilo effortless llega así en una temporada en la que nos rodean las tendencias más opulentas y recargadas, trayendo consigo la serenidad del minimalismo más absoluto como vía de escape. Ya no queremos que una prenda haga mucho por nosotras —si es que nos ha quedado claro que “menos es siempre (mucho) más”—, ahora pretendemos que lo sea todo. Es justo en ese instante cuando aparecen ellos, los modelos más sencillos, elegantes y estructurados; concretamente, los vestidos slip y spaghetti. ¿Aún no conoces sus encantos? Descúbrelos a través de 15 looks.

effortless_entrada_2

Un ligero escote en V, silueta fluida, finísimos tirantes, largo variable y posibilidad de incluir detalles de inspiración lencera. Los vestidos más sutiles del verano se hacen acompañar únicamente por sandalias minimal y un bolso donde guardar nuestros enseres, olvidando cualquier alarde o accesorio a mayores. Para un bronceado incipiente nada mejor que inspirarse en Hanneli Mustaparta, Dree Hemingway o Karlie Kloss y apostar por modelos níveos, colores crema o tonalidades pastel. Mustaparta se decantaría, concretamente, por un vestido de Calvin Klein, mientras la bisnieta del escritor Ernest Hemingway lo haría por un diseño de Max Mara. La modelo Karlie Kloss nos demostraría que los slip dresses viven su momento más dulce, con un vestido blanco satinado aderezado por detalles de encaje en la falda.

effortless_blanco

Sin embargo, no tenemos por qué limitarnos a su corte más clásico. Jugar con las tiras del vestido, algún que otro detalle en el escote o alargar su falda al máximo pueden ser nuestras bazas ganadoras. Fue el caso de Lupita Nyong’o, quien no dudó enfundarse en un Valentino de pronunciado escote y doble tira. ¿Como accesorio? Nada mejor que unas buenas sandalias y un clutch joya. En el caso de Jamie Chung, los tirantes también son dobles, pero no cruzan el pecho, sino que parecen sostener un aplique de encaje interior en su modelo de Zara. Tan discreto como sutil y seductor, fue el vestido que escogió Behati Prinsloo para la velada post-Oscar, en este caso, un modelo satinado con escote halter de Calvin Klen Collection. De nuevo, no hay más accesorios más allá de los estrictamente necesarios —bolso y zapatos—, dejando que el look funcione por sí mismo.

effortless_escotes

¿Noche de tiros largos y no sabes qué ponerte? Si lo que buscas es un look puramente effortless en el que el protagonista sea un maxi-vestido, las claves serán las mismas que en los casos anteriores. Sin embargo, la noche de etiqueta requiere una premisa a mayores para que puedas brillar con luz propia: apostar por modelos embellecidos o tejidos metalizados para dar vida a tu outfit. Fue el caso de Gala González, quién se decidió por un modelo con tirantes spaghetti acuñado por Alberta Ferretti. Sienna Miller, por su parte, optaría por un sofisticado Ralph Lauren plagado de paillettes; mientras la directora de orquesta en cuestión de vestidos slip y guiños a los años 90’s, Kate Moss, se decantaría por un modelo de su propia colección en colaboración con Topshop.

effortless_largo

¿Y qué tienen que decir los diseñadores a esta tendencia? Pues si nos fijamos en las pasarelas, firmas como Christian Siriano, BCBG Max Azria, Prabal Gurung o Hugo Boss no han dudado en darle un rotundo “sí, quiero”. Las nuevas revisiones de este clásico pasan por elegantes faldas midi que sobrepasan las rodillas, cuerpos estructurados, apliques de tul o faldas split con pronunciadas aberturas delanteras. Toda una oda al lujo “silencioso” y la seducción más sutil. ¿Se le puede pedir más a una prenda?

effortless_pasarela

Si te has convencido de que poner un vestido minimalista en tu armario es ineludible, no te pierdas el siguiente shopping con los modelos que podrás fichar ya en tiendas, además de un par de ideas a mayores de la mano de las modelos Daria Strokous y Eniko Mihalik —ambas de Jason Wu—.

effortless_shopping

1.Vestido con cuentas, de Hoss Intropia (269 €); 2. Modelo satinado, de H&M (69,99 €); 3. De corte helénico, de Zara (39,95 €); 4. Vestido plata, de Galvan (C.P.V. €); 5. Modelo blanco, de Mango (14,99 €); 6. Clutch mosaico, de Uterqüe (69 €); 7. Sandalias minimal embellecidas, de Givenchy (663 €); 8. Vestido desflecado, de Otte New York (405 €).

¿Lista para vivir tu noche más sofisticada de la mano de un vestido minimal? ¡Espero que estas ideas os hayan ayudado! Si queréis seguir conociendo tendencias estivales, no dudéis zambulliros en este repaso a las joyas de temporada o descubrir cómo vestir la falda de línea A este verano. Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post. Bisous!

2 comentarios sobre:
“De vestidos minimalistas y noches ‘effortless’”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*