¿Cuero negro en verano? ¡Sí, se puede!

En minifaldas, pantalones, chalecos, ¡e incluso petos! El cuero es para el estío y las ‘celebrities’ lo saben. Descubre 15 formas de lucirlo este verano y fúndete con una segunda piel

Nos ha costado, pero desde hace unos tres años nos hemos venido mentalizando: el cuero también es para el verano. Lejos de relegarse únicamente a los meses más fríos del año, las prendas de piel reclaman un puesto privilegiado en nuestro armario bajo el lema Summer Leather. Acogemos así la idea de que shorts, minifaldas, cazadoras biker y vestidos de piel completan el mix perfecto con texturas y materiales más livianos, prestos a conquistar los días estivales. No nos cabe duda de suponen prendas calurosas no aptas para 40° grados a la sombra, pero las jornadas más llevaderas y las noches veraniegas nos dan la opción de poder lucirlas a discreción. ¿Aún no sabes cómo?

cuero_entrada

Aunque tengamos la teoría más clara que el agua, a veces la práctica se nos resiste. Y es que cuando vemos un rayo de sol asomarse, el cuero negro parece darnos sudores fríos, ¡pero nada más lejos de la realidad! Celebrities y fashion insiders se atreven con él de forma magistral, y nos dejan 15 looks dignos de admirar e imitar. Prueba de ello y experta en estas lides, es la modelo Rosie Huntington-Whiteley, quien parece haber hecho de sus pantalones de piel —acuñados por Anine Bing— su básico estival 24 horas. Junto a saharianas en las mañanas más frescas, tops de crochet para aportar un halo de dulzura a los días más calurosos y camisetas embellecidas para las noches… ¡no hay cita que se resista a este pantalón cargado de actitud! ¿Entre sus combinaciones fetiche? Aunarlos a sandalias de vértigo y a sus inseparables stilettos efecto piel de serpiente, de Isabel Marant.

cuero_rosie

Pero no ha sido la única. De hecho, la socialité Olivia Palermo se ha atrevido a ir un paso más allá, y esta misma semana nos sorprendía con un peto de piel firmado por Maison de Reefun, bajo el que ocultaba una camiseta off-shoulder en la misma tonalidad. Y es que la neoyorquina ha encontrado en el cuero el punto rock que su imagen sobria reclama, tanto en forma de vestido troquelado —perteneciente a Catherine Malandrino—, como de chaqueta cruzada —tal que el modelo de Boda que le hemos visto lucir durante los días de invierno y en las mañanas más frescas de la primavera—.

cuero_olivia

Si bien, cuando pensamos en una segunda piel presta a enfundarnos en verano, la cabeza se nos va siempre a prendas más escuetas que las que hemos visto anteriormente. Es el caso, por ejemplo, de los shorts de cuero y las faldas de piel negra. Los primeros han demostrado que pueden completar desde los outfits más desenfadados —junto a una sencilla camiseta y unas sandalias planas—, hasta los estilismos working más depurados, entre chalecos maxi, prendas de punto y tacones de altos vuelos. Con respecto a las faldas, modelos mini y siluetas lápiz llevan la voz cantante, si bien este año nos las encontraremos combinadas con toques metalizados —como tachuelas o cremalleras— y materiales más livianos que den un respiro a nuestras piernas —tal que el punto—.

cuero_shorts cuero_falda

Y, como no, no podíamos terminar este repaso sin hacer una mención al espíritu subversivo de la clásica biker negra, esa inversión rentable a la que no daremos un respiro ni en los meses más calurosos del año. De hecho, cazadoras perfecto y chalecos se presentan como los partenaires perfectos para playsuits y vestidos veraniegos, en un contrapunto cargado de actitud y brío rockero. ¿Te atreverás con ellos?

cuero_chaqueta

Después de este repaso, ¿harás del cuero negro tu segunda piel este verano? ¡Espero que sí! Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post, no sin antes desearos un fantástico día. Bisous!

 

 

 

Imágenes por cortesía de Imaxtree y Who What Wear.

1 comentario sobre: “¿Cuero negro en verano? ¡Sí, se puede!”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*