Faldas abotonadas, las reinas del entretiempo

Versátil, camaleónica y con un claro “sabor” retro. Descubre todas las claves de la falda abotonada en 15 ‘looks’ adictivos

Talles altos, siluetas acampanadas, vestidos bohemios y un sinfín de guiños que nos recuerdan a la estética groupie más depurada. Esta temporada, los diseñadores se han propuesto sumergirnos en la época más relajada y prolífica de la historia en cuestión de estilo: los años 70’s. Inmersos en la fiebre seventies, no dudamos recuperar su inspiración beauty, los complementos más característicos —véanse las bandoleras o las gafas oversize—, sus prendas fetiche, y referentes icónicos tal que Brigitte Bardot, Farrah Fawcett o Ali MacGraw. Lo que no pudimos prever, es que una prenda en concreto esparciría sus encantos a diestro y siniestro, conquistando a las celebrities del momento y erigiéndose como la estrella del entretiempo. Ésa no es otra más que la falda abotonada.

Botones_entrada

Casual, sofisticada, bohemia e incluso de cierto halo western. Pocas prendas pueden alcanzar tantas connotaciones diferentes como esas faldas que, en lugar de ocultar sus cierres, lucen en su parte delantera una ringlera de botones relucientes. Entre las candidatas al modelo predilecto del entretiempo, la acampanada buttoned skirt de silueta a-line lleva la voz cantante, sobre todo en tejidos como el ante o la pana —revistiendo de un toque retro al conjunto—. Entre las responsables de que centremos la vista en ellas: Taylor Swift y su modelo de Brandy Melville, Rosie Huntington-Witheley enfundada en su falda seventies de ante; y Suki Waterhouse con a su inconfundible estética british.

botones_retro

Pero no han sido las únicas. En cuestión de minifaldas, las “chicas Louis Vuitton” tienen mucho que decir. Y es que, si un gran acierto ha tenido Nicolas Ghesquière en su propuesta para la maison francesa, fue el de centrar su atención en faldas de piel y ante que tanto combinaban franjas bicolores de cuero, como lucían atractivos estampados o se fundían con la suavidad del ante. Al igual que las anteriores, estos modelos demostraban ser prefectos para entretiempo, pudiendo acompañarse tanto por botines como por sandalias, camisetas traslúcidas o jerséis de cuello alto. ¡Versatilidad ante todo!

botones_vuitton

Y si hablamos de funcionalidad, es imposible no aludir al tejido comodín por excelencia: el vaquero. Las nuevas ladies denim han puesto el ojo en las minifaldas y modelos lápiz que lucen una ristra de botones en su parte frontal. Completando el outfit, blusas vaqueras sofisticadas con stilettos, camisetas y botines en un alarde casual, o bailarinas y blazer en la búsqueda del perfecto look de oficina.

botones_vaquero

Anteriormente mencionábamos a Taylor Swift —quien centró recientemente la atención en las faldas a-line de ante— y ahora le toca el turno a Lily Collins. La joven actriz se colaba esta semana en las listas del mejor street style gracias a una falda abotonada midi de Broadway & Broome. Y es que, los modelos midi y su halo vintage también toman la palabra, bien en clave estampada —cual Sarah Jessica Parker— o monocromática —al igual que Miroslava Duma—. Con ellas, podrás conseguir desde un conjunto de lo más trendy gracias al perfecto mix & match, y sino basta con mirar a Sarah Jessica; o un outfit de lo más sutil y elegante, como la editora rusa.

botones_midi

¿Y qué tiene que decir de todo esto la pasarela? Más allá de Louis Vuitton, han sido numerosas las firmas que han sacado a relucir una tendencia que muchas seguro que habréis probado en vuestra juventud. Así, Altuzarra nos presentaría una falda vichy con silueta lápiz de esencia puramente “Bardottiana”; Gucci, por su parte, haría de ella la mejor aliada de la estética seventies, confeccionándola en ante con abultados botones dorados. Por último, Chloé cedería el protagonismo a su lado más funcional, en forma de maxi-faldas denim provistas de bolsillos delanteros y botonaduras infinitas.

botones_pasarela

Si después de este repaso tienes claro que esta falda puede ser la opción más versátil, atractiva y camaleónica de tu armario, no te pierdas el siguiente shopping y descubre los modelos que ya podrás encontrar en tiendas.

botones_shopping

1.Modelo con cierre decorativo, de H&M (29,99 €); 2. Minifalda de algodón con bolsillos frontales, de Gucci (655 €); 3. Minifalda A-line, de Topshop (42 €); 4. Falda con cinturilla alta, de Dolores Promesas (159,90 €); 5. Modelo rosa palo, de Carven (320 €); 6. Minifalda con bolsillos delanteros, de Zara (29,95 €); 7. Falda de serraje con botones a presión, de Mango (39,99 €); 8. Falda lápiz con cuadros vichy, de Altuzarra (520 €); 9. Modelo midi estampado, de Saloni (444 €); 10. Falda midi vaquera, de Zara (29,95 €).

 

¡Espero que os haya gustado esta selección! Llegados a este punto, no me queda más que desearos un fantástico fin de semana y unas relajantes vacaciones a aquellos suertudos que ya podáis disfrutar de ellas. Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post. Bisous!

  

Imágenes de pasarela: Hola.com

Imágenes de ‘street style’ por cortesía de Popsugar y Diego Zuko.

6 comentarios sobre:
“Faldas abotonadas, las reinas del entretiempo”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*